Publicado: 30.08.2014 08:00 |Actualizado: 30.08.2014 08:00

Enrique del Olmo, un aspirante por la izquierda del Partido Socialista de Madrid a la Alcaldía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A los dos aspirantes del PSOE a la Alcaldía de Madrid, Jaime Lissavetzky y Antonio Miguel Carmona, es posible que les salga otro rival: el sociólogo Enrique del Olmo, que ya anunció hace varios meses su intención de presentarse y que mantiene que no tirará la toalla hasta el último momento.

Del Olmo lleva meses trabajando con movimientos sociales y políticos en un intento de volverlos a acercar al PSOE pero, sobre todo, piensa en conformar una futura mayoría progresista en el Ayuntamiento de Madrid para desalojar al PP, tras más de 25 en la Alcaldía.

En opinión de Enrique del Olmo el PSOE debe buscar esos acercamientos desde ya con las fuerzas de izquierda, en un intento de buscar complicidades y recuperar la confianza mutua. Y a esto se está dedicando estos meses. "Ya no vale al día siguiente empezar a contar concejales y ver si salen las cuentas. Hay que trabajar de otra manera", afirmó.

Éste candidato se identifica claramente con el ala izquierda del PSOE y ahí es donde tiene sus mayores apoyos. Entró en el partido, por segunda vez, cuando se integró en Nueva Izquierda, avaló a José Antonio Pérez Tapias en las primarias y, previsiblemente, contará con el apoyo de Izquierda Socialista.

Sin embargo, admite que tiene muy difícil conseguir el 20% de avales que se exigirán para ser candidato, según las actuales normas del partido. Un porcentaje cuatro veces mayor que para aspirar a ser secretario general del PSOE.

Por ello, Del Olmo quiere plantear a Lissavetzky y Carmona que se unan los tres para pedir bajar este porcentaje y un proceso de primarias abiertas similar al de Barcelona, ya que como está reglamentado actualmente en este proceso sólo votarían los militantes del Partido Socialista de Madrid (PSM).

Pero ni la dirección del PSM, ni los otros dos candidatos, parecen estar a favor de cambiar las normas, lo que sí se podría hacer en un Comité Federal si hubiera acuerdo.

A esto se une que, según fuentes del equipo de Lissavetzky, el actual portavoz del PSOE en el Ayuntamiento no tendría dificultades para conseguir ese 20% de avales, ya que aseguran que cuenta con un apoyo muy superior entre los secretarios generales locales de Madrid de lo que dice el entorno de Carmona.

Según apuntan, el reparto de fuerzas en el PSM ha variado desde la decisión de Tomás Gómez de sumarse al pacto con Susana Díaz y Tximo Puig para respaldar a Pedro Sánchez como líder del PSOE. Importantes agrupaciones de Madrid parece que se han alejado del secretario general madrileño.

Tampoco Carmona parece que tendría problemas en conseguir los avales, ya que siguen asegurando fuentes de su candidatura que cuenta con un muy amplio respaldo en el PSOE de la capital madrileña.

Del Olmo, en cualquier caso, asegura que incluso con las condiciones actuales se va a presentar, y garantiza que no le sería difícil contar con más de un 10% de avales.

Como siempre, el proceso del PSM promete deparar sorpresas, y empiezan los movimientos internos. Desde la barrera, a un veterano dirigente que lo fue todo en la Federación Socialista de Madrid, José Acosta, no le importa pronunciarse: "Si yo aún fuera del PSOE, votaría por Lissavetzky".


http://www.quoners.es/q/elecciones-europeas-2015