Público
Público

La moción de censura a Rajoy

Entrevista Gloria Elizo: "En esta segunda fase, Sánchez tiene que asumir que Podemos es un aliado"

Ante la moción de censura de Podemos contra Rajoy que defenderá este martes Pablo Iglesias, su asesora en temas de Justicia y lucha contra la corrupción subraya que el Gobierno no sólo está "construyendo una injerencia generalizada en el Poder Judicial" sino que incluso "contraviene al Tribunal Constitucional para coartar la acción legislativa de la oposición".

Publicidad
Media: 3.88
Votos: 16
Comentarios:

Gloria Elizo, vicepresidenta cuarta del Congreso y secretaria de Acción Institucional de Podemos. DANI GAGO

Antes de incorporarse a Podemos, Gloria Elizo Serrano (Madrid, 1966) había desarrollado una carrera como abogada tan fructífera que incluso fue designada jueza sustituta en 2002. Ahora forma parte del círculo más cercano a Pablo Iglesias y se ha hecho muy conocida como portavoz de su partido en los temas de Justicia, que están en el ojo del huracán por las maniobras del Partido Popular para protegerse de las investigaciones judiciales sobre corrupción.

Vicepresidenta cuarta de la Mesa del Congreso de los Diputados y secretaria de Acción Institucional de Podemos, Elizo también lleva la voz cantante de la formación morada en la comisión de investigación parlamentaria sobre la utilización del Ministerio del Interior para conspirar contra rivales políticos del PP durante el mandato del exministro Jorge Fernández Díaz. Y no cabe duda de que será la principal asesora de Iglesias, en esos ámbitos, ante la moción de censura contra Mariano Rajoy que se debatirá este martes, 13 de junio.

¿Por qué presentar una moción de censura cuando se sabe que no va a salir adelante?

Porque la moción de censura es una herramienta parlamentaria excepcional y urgente y ahora es necesario hacer patente la situación de excepcionalidad democrática que vive el país. No podemos acostumbrarnos, como si nada pasara, como si las responsabilidades políticas se agotaran en una comparecencia, a un entramado de corrupción estructural del Ejecutivo, cuando vemos que los últimos acontecimientos dejan claras las injerencias –la construcción de una injerencia generalizada– en el Poder Judicial a través del ministro [de Justicia, Rafael] Catalá para que no se sigan investigando los casos de corrupción. Las noticias que hemos ido conociendo en los últimos días sobre chivatazos de secretarios de Estado de Interior, sobre filtraciones de “magistradas amigas” al PP, presiones a los fiscales… conforman una situación excepcional y grave en la que creemos que desde la política no podemos permanecer al margen.

Pero parece que Rajoy está dispuesto a intentar evitar incluso que se celebre el debate de la moción de censura…

"Rajoy debería ser consciente de que en estos momentos no superaría una moción de confianza porque no tiene una mayoría parlamentaria... o no debería tenerla"

Rajoy no es una persona que esté acostumbrada a dar explicaciones a la sociedad española. Los ciudadanos están acostumbrados a que se ponga de lado cuando las cosas son graves y cuanto más graves son, más de lado se pone. Rajoy debería ser consciente de que en estos momentos no superaría una moción de confianza, de que no tiene la mayoría parlamentaria… o que no debería tenerla. Porque los votantes de diversos partidos políticos cuando les votaron el 26-J les dijeron claramente que lo hacían con la condición de que no entregasen ese voto de ninguna forma como un apoyo para la investidura de Rajoy. Los votantes tanto de Ciudadanos como del PSOE lo hicieron con esta condición y esos dos partidos han dado la espalda a su electorado. Rajoy debería estar por la tarea de dar explicaciones a la ciudadanía ante las graves acusaciones que aparecen todos los días en los medios de comunicación. Y, desde luego, a quien niega esas explicaciones, niega la moción y niega el debate no es a Podemos, sino a toda la sociedad española.

¿Habéis tratado de convencer a esos dos partidos de que apoyen la moción? ¿Habéis avanzado al menos con el PSOE?

Creo que es evidente lo que ocurre cotidianamente –y no por ser diario es menos grave– con cada uno de los acuerdos parlamentarios y cada una de las acciones de control al Ejecutivo, que es el deber del Parlamento. El PP se siente arropado en cada una de estas medidas por el PP y por Ciudadanos. Son incapaces ahora mismo de ejercer una labor responsable de oposición. Yo había pensado –quizá ingenuamente– que Sánchez podría hacer un gesto hacia sus militantes y toda la sociedad y hablar con su diputado [de Nueva Canarias Pedro] Quevedo para que no permitiese la aprobación de los Presupuestos. Pero la legitimidad democrática que le dio un apoyo tan mayoritario de los militantes no le permitió plantarse ante unos Presupuestos que suponen otros 5.000 millones de recortes y que han sido aprobados con la connivencia del PSOE. Y, por supuesto, el apoyo sin límites de Ciudadanos. Les ofrecimos a los socialistas que presentasen ellos la moción de censura, si no se encontraban a gusto con la nuestra, y tampoco lo han hecho. Eso demuestra –y son hechos, no palabras– que la capacidad de oposición, de exigir responsabilidades políticas al Gobierno del PP, son muy limitadas para ambas formaciones. Y ponen de manifiesto que la única oposición clara que se está ejerciendo hoy en el Congreso de los Diputados es la de Unidos Podemos.

¿Puede cambiar esa acción del PSOE en el resto de la legislatura tras la consolidación del nuevo equipo de Sánchez al frente del partido?

"Lo que le pedimos a Sánchez es que deje de hablar, que deje de exponer un programa político en cada uno de sus mítines, y que por fin actúe"

Como artífice de un programa político que gana en las elecciones internas de su partido, Sánchez es responsable de lo que haga ahora el PSOE. Los militantes le han dado una nueva oportunidad tras el viraje al que hemos asistido… todos hemos visto su entrevista con Jordi Évole en la que denunció las presiones políticas por parte de dos grandes grupos de presión de este país, y admitió las presiones desde dentro de su propio partido. Ahora mismo, creo que tiene la capacidad de cambiar la Historia, o su propia historia. Nosotros estamos expectantes y lo que le pedimos es que deje de hablar, que deje de exponer un programa político en cada uno de sus mítines, y que por fin actúe. Porque tanto Podemos como su propia militancia lo único que hemos visto hasta ahora en los hechos es que se le ha dado al PP una nueva oportunidad de Gobierno, mediante una abstención con la que fue investido Rajoy y después con la aprobación de los Presupuestos gracias a su diputado Quevedo. Sánchez debería ser ahora honesto con lo que ha dicho durante los últimos meses y actuar claramente en contra de las maniobras del PP.

¿Está el PSOE ejerciendo más de oposición en el ámbito de la corrupción, como en las comisiones de investigación sobre la 'brigada política' de Interior y la financiación ilegal del PP?

"La corrupción nos cuesta 90.000 millones y su reverso son los recortes sociales y la precariedad laboral"

Ha habido principios de acuerdo en el plan de trabajo de la comisión sobre la financiación del PP. Pero la experiencia que hemos tenido en la comisión de investigación sobre el uso partidista del Ministerio del Interior es que el PSOE se alió con el PP y Ciudadanos para frenarla: es público que no ha podido comparecer casi nadie y que las sesiones de trabajo de la comisión han sido escasas. Por eso digo que el PSOE tiene un compromiso de actuar enérgicamente contra la corrupción del PP, empezando por la de su financiación. Ojalá el PSOE siga siendo un aliado no sólo en la comisión de investigación sobre el PP sino también en la elaboración de leyes del Congreso y en la de los próximos Presupuestos que vendrán este otoño, para que las cosas puedan cambiar de verdad en este país. La corrupción supone 90.000 millones de coste para los españoles, según la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia. Y el reverso de la corrupción son los recortes sociales y la precariedad laboral. O cambiamos radicalmente la forma de hacer política en este país, por parte de un partido que está imputado por la Justicia, o tendremos más precariedad en el futuro.

En la comisión sobre Fernández Díaz, ¿hay todavía posibilidad de pedir nuevas comparecencias antes de que terminen los trabajos?

Gloria Elizo, en el Congreso de los Diputados.

En la última de las reuniones de esa comisión volvimos a pedir las comparecencias de Eugenio Pino [ex director adjunto operativo de la Policía], de José Ángel Fuentes Gago [que fue su jefe de gabinete] y del comisario [José Manuel] Villarejo. Y también insistimos en la necesidad de que los periodistas Patricia López y Carlos Enrique Bayo comparezcan en la comisión –porque creemos que el trabajo de investigación realizado por Público en los últimos años es fundamental para la propia existencia de esta comisión–, con el fin de que aporten documentación a los parlamentarios sobre la quiebra absoluta de la democracia en la gestión del Ministerio del Interior y de los cuerpos y fuerzas de Seguridad del Estado. Pero otra vez el PSOE pospuso la aprobación de las comparecencias hasta el 21 de junio. Después de cuatro meses desde la creación de la comisión, seguimos esperando a que el PSOE muestre una actitud valiente y exija responsabilidades políticas por todo lo que se está escuchando ahí. Esperemos que sea así y que tenga capacidad de oír a Fuentes Gago y a Pino –a los que el propio exministro del Interior señaló en su comparecencia–. Fernández Díaz también expresó las dudas que tenía sobre los informes políticos que se hicieron contra Podemos, el informe PISA y el del Euro-Pacific Bank… Vaya, que hay suficientes datos como para comprender la necesidad de que esas personas comparezcan en sede parlamentaria.

En cuanto a los Presupuestos, se han aprobado tardísimo y ahora habrá que aprobar unos nuevos en cuanto pasen las vacaciones. ¿Habría ahí otra oportunidad para tumbar al Gobierno del PP?

No nos olvidemos de que el Techo de Gasto se aprueba con la abstención del PSOE, que hay un acuerdo con el PNV sobre los Presupuestos y que en la segunda quincena de julio tendrá que volver a votarse el Techo de Gasto para los próximos Presupuestos. Ya veremos en qué situación se encuentra entonces el PSOE. ¿Va a volver a prestar el apoyo de su diputado de Nueva Canarias? Porque prestar el voto del diputado Quevedo para los Presupuestos, el Techo de Gasto y otras decisiones gubernamentales tiene una clara significación política, de apoyo connivente con las medidas políticas y económicas del PP. Así que el PSOE tiene ante sí un reto claro: si quiere seguir dando apoyo a los recortes de prestaciones sociales y de derechos del PP, y a una política obstruccionista del Ejecutivo con respecto a esta Cámara, cuyas decisiones son vetadas constantemente por el Gobierno, generando conflictos en muchos frentes entre el poder parlamentario y el Ejecutivo. El PSOE tiene ante sí un gran problema y tendrá que decidirse.

Sánchez aún tiene que tomar el control de la acción parlamentaria del PSOE, puesto que él ya no sienta en la Cámara, ya que renunció a su escaño. ¿Está ahora Pablo Iglesias en contacto con él?

En esta segunda fase de su Secretaría General, Sánchez debe asumir que Podemos es un aliado, y así se lo ha trasladado Pablo Iglesias. Es un aliado institucional y en las políticas de oposición al PP. Sánchez pareció receptivo a este planteamiento, pero ahora tiene que hacer algo. Y en esta situación política se trata de a dónde va a dirigir sus pasos, hacia Ciudadanos o hacia Podemos. Ésa es una decisión clave. Quizá tenga la voluntad, pero no sé si tiene la capacidad para hacerlo.

Tras la clara derrota de Susana Díaz, la vieja cúpula del PSOE que la apoyó difícilmente tendrá ahora capacidad de hacer palanca para coartar las iniciativas del secretario general, ¿no?

No lo sé. No tengo los datos sobre la vida interna del PSOE. Lo que sí sé es que había un aparato, que no sólo tiene que ver con esa cúpula sino también con las grandes federaciones territoriales del PSOE, con los cuadros medios, que creo que también se posicionaron en favor de Susana Díaz. Vamos a ver el grado de compromiso político y de lealtad hacia el secretario general que tiene el aparato del PSOE. Ése es el gran reto de Sánchez y no es mi opinión, es una valoración generalizada de la situación interna en el partido socialista: si su secretario general es capaz de hacerse con el partido o no.

Sin contar con mayoría absoluta, el PP está teniendo una capacidad de actuación, de bloqueo de las iniciativas parlamentarias y de gestión arbitraria muy notable. ¿Eso se debe a que le han dado una carta blanca o a que tenemos un sistema parlamentario que no funciona en una situación política que ha superado el bipartidismo?

"El PP está sistemáticamente vetando acciones parlamentarias –sobre todo de Podemos– sin tener en cuenta las limitaciones que el Constitucional le marca en ese sentido"

Se debe al juego de mayorías parlamentarias, que le dio la mayoría absoluta de la Mesa del Congreso al tándem PP-Ciudadanos, y tiene que ver con la connivencia del PSOE hacia esa mayoría parlamentaria. El PSOE se ha abstenido en muchas decisiones políticas –y no sólo en los Presupuestos–, lo que le ha hecho muy fácil al PP construir su ideario político. Ha sacado adelante con facilidad prácticamente todos sus proyectos, salvo el de la estiba que le ha costado un poco más. En cuanto al enfrentamiento del Ejecutivo con el Legislativo por los vetos del Gobierno, el Tribunal Constitucional ha dicho que no pueden vetar los iniciativas legislativas sobre temas presupuestarios y el PP está sistemáticamente vetando acciones parlamentarias –sobre todo de Podemos– sin tener en cuenta las limitaciones que el Constitucional le marca en ese sentido.

¿Está violando las directrices del Constitucional?

Sí, el PP está contraviniendo la jurisprudencia del Tribunal Constitucional en el tema de vetos parlamentarios. Y así lo hemos denunciado y hay un recurso de inconstitucionalidad frente a ello, de forma que la beligerancia en la Mesa del Congreso es clara. Está coartando la acción legislativa de la oposición.

En cualquier caso, todo esto indica que el resto de esta legislatura va a mantenerse un bloqueo que favorece al dominio del PP…

Exactamente. Y yo sostengo que el Gobierno del PP es estable. No por mérito suyo, puesto que no soportaría una moción de confianza por el coste político y social que eso supone, sino gracias a la política de abstención o de mirar para otro lado del PSOE. Actitud que, si no cambia, le permitirá seguir gobernando hasta 2020.

El PP también está tratando de hacerse con un control absoluto de la Judicatura para protegerse de las investigaciones sobre la corrupción del partido y de sus dirigentes. ¿Va a conseguir apoderarse también del Poder Judicial con esos fines?

"Comprobamos claras presiones a la Fiscalía y nombramientos de jueces de marcado signo político y muy próximos al PP"

Puede ser… El último giro de nombramientos, poniendo al frente de la Sala de lo Penal de la Audiencia a [la magistrada conservadora Concepción] Espejel, una jueza ya recusada en procesos en los que había encausados del PP por corrupción y de los que se tuvo que abstener por decisión de sus propios compañeros de la Audiencia Nacional. Este es un nombramiento claramente político, igual que el de su compañero [Enrique] López, también recusado por su amistad con el PP, que ha sido colocado en la Sala de Apelaciones. Claramente, están posicionando [en la cúpula judicial] a aquellos perfiles que les son más próximos políticamente y tienen que ver con filtraciones interesadas y con presiones a la Fiscalía… las tres asociaciones de fiscales que hay en este país han denunciado presiones del Ejecutivo. Lo que digo no es una opinión atrevida sobre lo que está pasando en este país, es que estamos asistiendo a claras presiones a la Fiscalía y nombramientos de jueces de marcado signo político y muy próximos al PP.

El PP controla el Consejo General del Poder Judicial y otras altas instancias de la Judicatura. ¿Qué solución tiene este abuso de poder?

Hemos presentado una proposición de Ley precisamente para la modificación del sistema de elección del fiscal general del Estado. Hemos propuesto que, si bien lo siga nombrando el Gobierno porque es una exigencia constitucional, se haga a través de una terna, aprobada por el pleno del Congreso, de tres juristas de reconocido prestigio y con 15 años de ejercicio, para que se democratice la elección del fiscal general del Estado. Hay que establecer procesos de acceso y ascenso a la Judicatura que establezcan la democratización y la objetivación de los datos y los vehículos por los que una persona accede a la carrera judicial. Solamente si se tiene una voluntad política clara de cambiar la situación se podrá hacer. Porque nos encontramos con un PP que hace todo lo contrario y dos partidos como PSOE y Ciudadanos que miran para otro lado.

¿Pero todo esto no les va a pasar factura en votos?

Según el CIS, la preocupación de la ciudadanía por la corrupción ha aumentado de golpe en más de 12 puntos y ese barómetro se ha hecho en el momento en que la Operación Lezo sólo apuntaba inicialmente a una trama de corrupción que al final va a ser trágica para el PP. Cuando por fin se levante el secreto del sumario de la Operación Lezo van a salir muchas más cosas que van a hacer que la ciudadanía sea mucho más consciente de la quiebra democrática de las instituciones de este país por la vulneración sistemática de principios básicos para un Estado de derecho. A ver qué hacen entonces estos partidos cuando aparezcan revelaciones de la máxima gravedad.