Publicado: 19.04.2015 22:55 |Actualizado: 20.04.2015 18:11

"Aguirre va a tener un interrogatorio muy, muy complicado, por lengua suelta que sea"

El exsecretario de Organización del PP gallego, Pablo Crespo, está tranquilo porque, tras seis años imputado en el caso Gürtel (tres de ellos los pasó en la cárcel), podrá probar su inocencia en los juzgados y las responsabilidades de los gobiernos y políticos en activo del PP en los delitos de los que se le acusa.

Publicidad
Media: 3.63
Votos: 30
Comentarios:
Pablo Crespo

El exsecretario de Organización del PP de Galicia, imputado en la 'trama Gürtel', Pablo Crespo. EFE

El exsecretario de Organización del PP gallego, número dos de la trama Gürtel -como se le conoce, a su pesar-, llega a la entrevista sin rastro de la incomodidad que sí se aprecia enseguida en otros a los que se presupone más tablas frente a los medios de comunicación. Pablo Crespo Sabarís (Pontevedra, 1960) defiende su inocencia con contundencia, pero sobre todo, recalca con vehemencia la de sus empleados, "víctimas -dice- de un sufrimiento atroz e injusto". Con todo, Crespo se defiende de las acusaciones que pesan sobre él con convicción y un relato bien armado, que incluye imágenes impecables de su trabajo al frente de las empresas de Francisco Correa.

Quien fuera mano derecha de Xosé Cuiña, el todopoderoso delfín de Manuel Fraga hasta 2003, reconoce también en esta entrevista la financiación ilegal del PP y el importante peso de la formación gallega en un sistema opaco que funciona desde principios de la democracia, garantiza. Habla con aparente franqueza del que fuera su partido y sus dirigentes -en activo o no- y critica duramente cómo han dado la espalda a Luis Bárcenas algunos de los que le firmaron recibís de dinero negro. "Es asqueroso", concluye, aunque este capítulo pertenece a la segunda parte de la entrevista.



¿Reconoce alguno de los delitos que se le imputan (blanqueo, fraude fiscal, tráfico de influencias,...)?
Reconozco que en el apartado tributario he cometido irregularidades graves, de las que me voy a defender. Y si se puede considerar que tener relación con un partido político y trabajar para administraciones gobernadas por ese partido puede ser tráfico de influencias, pues se verá; aunque creo que en nuestro caso, no se han dado los presupuestos del delito penal. En este sentido, las acusaciones diciendo que los pliegos de los concursos a los que concurrimos los hicimos nosotros, son absolutamente falsas. Es más, es posible que hayamos hecho algún trabajo y, con posterioridad, la Administración haya tenido que vestir ese trabajo a medida porque no sabía cómo pagarnos. Hemos estado hasta más de un año sin cobrar, por no decir que a nuestras empresas aún se les adeudaba dinero cuando las cerraron como si fueran un laboratorio de cocaína.

"Demostraremos que no fue el juez Pedreira quien instruyó la causa Gürtel, sino las dos fiscales"

¿Va a demostrar su inocencia?
En el caso de Valencia, estoy absolutamente convencido, porque no solamente hemos hecho bien el trabajo, sino que hemos sido pulcros con la administración. Podemos demostrar con pruebas y documentos que hemos cobrado menos de lo que debíamos en muchos casos. Dicho esto, en Valencia, lo que llama la atención son las irregularidades que se han cometido, hemos demostrado y que han provocado nada menos que la suspensión del juicio; un juicio en donde sólo están las pruebas de cargo y no las de descargo. Afortunadamente, hemos localizado éstas y se ha suspendido. Esto es muy grave, porque uno parte de la imparcialidad de los agentes jurídicos, aunque yo siempre he mantenido -y lo reitero- que, a pesar de que la causa de este juicio es penal, el proceso tiene un origen político. Eso sí, yo tengo que responder penalmente y así lo haré; no sólo por mí, sino por los grandes profesionales que trabajaban conmigo.

¿Confía en la Justicia, entonces?
Sí, aunque con lo que ha ocurrido hasta ahora es para no hacerlo. Que el mismo instructor del caso no se haya dado cuenta de que no estaban todas las pruebas, llama poderosamente la atención, por ejemplo.

¿El juez Antonio Pedreira, que asumió la instrucción del caso Gürtel tras Baltasar Garzón, fue manipulado?
Que diga yo a estas alturas que el juez Pedreira era un hombre enfermo es una obviedad. El juez Pedreira padecía un parkinson avanzadísimo ya entonces contra el que tomaba una medicación muy fuerte, pero además, era la primera causa penal que instruía, algo que casi nadie sabe. Sin embargo, no fue el juez Pedreira quien instruyó la causa, sino las fiscales. Y lo demostraremos.

"Sólo recuerdo a un político que haya rechazado nuestros regalos. Uno"

¿Qué documentos tiene para rebatir a la acusación de la Gürtel?
De los mismos bloques de documentación de los que la UDEF extrajo sus papeles para hacer sus informes, hemos extraído nosotros otros documentos que demuestran que lo que la UDEF dice y lo que asumen, por tanto, el Ministerio Fiscal y el instructor en su día no es cierto. Esas pruebas están judicializadas -estaban en el Juzgado Central de Instrucción número 5, procedentes de los registros-, pero no estaban en la pieza abierta en Valencia, de ahí la suspensión del juicio. En los días de cuestiones previas, nosotros plantamos ante el tribunal unos 5.000 folios de pruebas, porque no tuvimos acceso a los registros informáticos de nuestra causa hasta febrero de este año y los registros se hicieron el 6 febrero de 2009. Eso significa que esas pruebas que nosotros hemos presentado ahora obraban en poder de la Fiscalía y la UDEF desde febrero hace seis años. ¿O no tenía la Fiscalía conocimiento de estas pruebas? ¿Es que la UDEF no se lo había dicho?

¿Es la UDEF, entonces, la que está manipulada?
Es un agente.

¿Se refiere al agente Morocho, al que Interior concedió en medio de una gran polémica la medalla al Mérito Policial en 2009 (PSOE) y 2013 (PP)?
El agente 81.067, el que firma los informes. Él es quien va a tener que responder a las preguntas de nuestros abogados. ¿Por qué no estaban esas pruebas allí si procedían del mismo bloque de documentación de donde él - la UDEF- extrajo sus conclusiones?

¿Y por qué cree este agente utilizó de forma sesgada la documentación?
No lo sé. Me imagino que en todos los colectivos hay buenos y malos funcionarios; buenas y malas personas; ovejas blancas y ovejas negras… Pero él va a tener que responder y jurar en Sala sobre esos informes que firmó y sobre la documentación que nosotros le pongamos delante y que él no utilizó…

Los juicios van a ser muy interesantes; van a aflorar muchas cosas que hasta ahora no se han dicho

…sólo porque “es un mal funcionario”…
Supongo que ahí explicará por qué, pero nosotros lo tenemos muy claro. En realidad, ya lo teníamos claro cuando veíamos los informes de la UDEF, si bien, cuando uno habla de cosas que ocurrieron hace ocho, nueve, diez años…, siempre surge la duda sobre si habrás hecho algo mal. Eso sí, en cuanto empezamos a analizar la documentación este mes de febrero, pasamos del asombro a la indignación; de la indignación a la presentación en Sala y, pese a la contundente oposición del Ministerio Fiscal, a la suspensión del juicio. Los tres jueces de la Sala, cuando vieron nuestros papeles, empezaron a levantar la ceja ante la incomodísima situación de la fiscal, que veía cómo desmontábamos el juicio. Y creo que las consecuencias van a ir más allá.


¿Hasta declarar nulo el juicio?
Nosotros no queremos que se declare nulo el juicio; queremos que se nos juzgue. Son tantos años en esta situación… Aparte de mis tres años en prisión, pero bueno, eso ya es cosa mía.

Son tres años privado de libertad, y si dice que es inocente, algún resentimiento tendrá, ¿no?
Cada uno lleva su sufrimiento a sus espaldas. Pero es que son secretarias de nuestras empresas imputadas, funcionarios que no tienen nada que ver,… Gente que lleva años viviendo una auténtica tortura; hay auténticos dramas.

¿De cuánta gente hablamos?
En el caso de Valencia, somos 13 los imputados, pero yo le garantizo que entre todas las piezas, habrá entre 20 y 30 personas que no tienen absolutamente nada que ver. Nada, y llevan seis años imputados, algunos con sus bienes y salarios embargados, con sus coches embargados,… Es una cosa atroz, créame. Y esto más que nada quiero resaltarlo, porque sé lo que sufre esa gente y cómo lo pasa.

Rubalcaba es uno de los políticos más inteligentes de este país, pero tan inteligente como pérfido; es ese político del “Veo todo lo que hacéis y oigo todo lo que decís”

¿Cree que el agente Morocho (81.067) ejecuta alguna orden política procedente de ese “origen político” que, según usted, abrió la causa Gürtel?
No. Cuando hablo del “origen político” me refiero a las visitas al despacho del señor Rubalcaba y, posteriormente, al del señor Camacho.

¿Tiene pruebas?
No. Tengo la certeza. Rubalcaba es uno de los políticos más inteligentes de este país, pero tan inteligente como pérfido. Rubalcaba es ese político del “Veo todo lo que hacéis y oigo todo lo que decís”, un lobo con piel de cordero. Y yo sé quién llamó a Rubalcaba, cómo éste se lo remitió a Camacho, quiénes, cuándo y cuántas veces fueron al despacho de Camacho…

¿Gente del PP?
No. Fue José Luis Peñas acompañado de dos personas y fueron al despacho de Camacho en tres ocasiones. Estas cosas quedan registradas.

Pero se refiere usted a cuestiones políticas, que, a pesar de su relevancia, quedarán al margen del proceso penal si usted no habla.
Los juicios van a ser muy interesantes, créame, y van a aflorar muchas cosas que hasta ahora no se han dicho, ya sea en mis testimonios o en los de otra gente. Yo no me voy a dejar nada en el tintero, salvo que lo que vaya a decir perjudique a alguien que no lo merezca o haga un daño gratuito. Entonces me callaré.

"Nosotros organizamos un tercio de los 400 ó 500 actos al año que hacía Esperanza Aguirre como presidenta de la Comunidad de Madrid"


¿Habla de "daño gratuito", incluso, a quienes cree que le han traicionado?
Usted me ha preguntado sobre políticos que han cobrado dinero negro y ahora se rasgan las vestiduras con nuestro caso. Hay un político en activo, por ejemplo, que me puso verde y que me ha firmado recibís de cantidades bastante importantes. Se los podría mandar de felicitación navideña, o podría hacer algo peor…

…como dárselos a Público
Como dárselos a Público [se ríe] ¿Pero qué conseguiría con eso? ¿Dar rienda suelta a una venganza y hundirle la vida a un tipo?

Un tipo que está en activo, ¿no se siente responsable?
El partido me ordenó darle un dinero (en b) porque estaba pasando serios apuros económicos y él me firmó los recibís. Pero no me pide el cuerpo enseñar esos papeles, yo no soy así.

Esperanza Aguirre, en un mitin del partido en Pinto (Madrid)./ EUROPA PRESS

Esperanza Aguirre, en un mitin del partido en Pinto (Madrid) / EUROPA PRESS

Tiene muy claro que demostrará su inocencia en el caso de Fitur, pero ¿y el resto de piezas?
Lo tengo más complicado, lo admito. Tengo que asumir mucha responsabilidad por haber sido el administrador de las empresas.

Los “mejores” en organización de eventos de España, según usted…
En el ámbito político y escenográfico, probablemente. No éramos un kiosco de chicha y nabo, colocado ahí en una esquina para forrarnos de fondos públicos, como se ha dicho.

Los regalos de las empresas de Correa a cargos públicos han hecho correr ríos de tinta, desde el Jaguar de Sepúlveda al bolso de Barberá. ¿Hay algún político que rechazara sus regalos?
Recuerdo que hubo un caso, aunque no estoy seguro del nombre, así que prefiero no decirlo. Lo importante es que sólo fue un caso de todos los regalos que hicimos, muchos.

"No éramos un kiosco de chicha y nabo, colocado en una esquina para forrarnos de fondos públicos, como se ha dicho. Éramos los mejores en organización de eventos políticos"

“Las administraciones decidían cuándo y cómo nos pagaban”. Son sus palabras y una acusación directa de pagos irregulares sobre muchos gobiernos, incluido el de la Comunidad de Madrid…
Lo vamos a demostrar cuando llegue el juicio de Madrid, sí. Por ejemplo, Esperanza Aguirre debía de hacer una media de 400 ó 500 actos al año como presidenta de la Comunidad y nosotros organizábamos un tercio de ellos. El Gobierno autonómico nos decía que mandásemos una factura aquí, otra allá,… que facturásemos desde distintas empresas… Y eso lo vamos a probar, porque hemos sido muy escrupulosos con este asunto. Nosotros hemos hecho nuestro trabajo y hemos cobrado como la Administración decidía y cuando la Administración decidía. Hemos resuelto encargos en horas y hemos estado hasta un año sin cobrar, porque el problema llegaba cuando remitíamos la factura a la Administración. “¿Y esto ahora cómo se paga? –decían- Si había que haber convocado un concurso…”. Le hablo de casos concretos, cuando los funcionarios se encontraron con una facturación por nuestro trabajo por importe de más de 200.000 euros; un trabajo para el que la Administración no había convocado concurso porque nos lo encargó en diciembre para finales de enero. No había tiempo, así que tiraron para delante y ya se vería después. Eso también lo consideran un delito por nuestra parte, pero nosotros demostraremos que no es así; que todo fue escrupuloso por la parte que nos toca. Lo peor es que los funcionarios que trabajaron en esto también están imputados, sin comerlo ni beberlo.

Me está hablando de un cúmulo de irregularidades tras otro…
Efectivamente, son irregularidades administrativas que tendrán que explicar; y veremos cómo, porque en la instrucción tampoco se ha llamado a todo el mundo. Pero nosotros conformaremos una lista de 300 ó 400 testigos para el caso de Madrid: todos los funcionarios a los que nos hemos dirigido para cerrar las facturas y a los que no se ha llamado.

Esperanza Aguirre dice que ella, como presidenta, no controlaba los procesos de facturación, administrativos…
Sí, pero ella, en sus actos, veía siempre a las mismas personas. Las mismas que crearon “el atril de metacrilato ex profeso para doña Esperanza” y que exigía siempre en sus actos.

¿"Metacrilato"?
Quería que se le vieran las piernas. Aguirre va a tener un interrogatorio complicado, muy complicado, por muy lengua suelta que sea.