Publicado: 15.04.2015 13:09 |Actualizado: 15.04.2015 17:49

El embajador de Venezuela despacha en cinco minutos la reunión con el Gobierno 

El Ejecutivo del PP ve "intolerables" las últimas "declaraciones, insultos y amenazas" del presidente Nicolás Maduro, que este martes llamó "racista" a su homólogo español, Mariano Rajoy

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5
Comentarios:
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en la VII Cumbre de las Américas. / EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en la VII Cumbre de las Américas. / EFE

MADRID.-El Ejecutivo de Mariano Rajoy ha calificado este miércoles de "intolerables" las últimas "declaraciones, insultos y amenazas" proferidas por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, contra España y ha asegurado que este tipo de palabras "no contribuyen a un mínimo entendimiento" entre los dos gobiernos.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha convocado hoy al embajador venezolano en Madrid, Mario Isea, para trasladarle el malestar y rechazo de España por las palabras de Maduro.

Isea ha sido recibido por el director general para Iberoamérica, Pablo Gómez de Olea, quien le ha trasladado que considera "intolerables" las últimas "declaraciones, insultos y amenazas" de Maduro contra España, según ha informado el Gobierno a través de un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.



Maduro criticó ayer la resolución aprobada en el Congreso de los Diputados a favor de la liberación de políticos venezolanos encarcelados y dijo que preparará un conjunto de "respuestas integrales" para "dar la batalla" a Madrid. "Ya basta, basta, hasta cuándo vamos a aguantar abusos, desprecios, racismo", añadió el presidente de Venezuela.

El Gobierno señala que las autoridades españolas "han sido y serán siempre respetuosas de la dignidad de las personas que ocupan cargos de gobierno en Venezuela", a pesar de que el Ejecutivo de Rajoy lleva tiempo criticando con dureza al Gobierno venezolano.

Gómez de Olea ha trasladado el embajador venezolano que este tipo de declaraciones e insultos "no contribuyen a un mínimo entendimiento entre dos gobiernos que representan a dos pueblos unidos históricamente por estrechos lazos".

"El embajador de Venezuela ha tomado nota de estos mensajes y ha señalado que los comunicaría a sus autoridades", señala el Gobierno.
 
El Congreso de los Diputados pidió ayer la liberación "inmediata" del líder opositor venezolano Leopoldo López, del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, y de otros políticos del país encarcelados por el Gobierno de Nicolás Maduro.

Así figura en la proposición no de ley pactada por el PP y el PSOE, debatida en el pleno del Congreso, que reclama al Gobierno que lleve a cabo todas las iniciativas necesarias ante las autoridades de Venezuela y la comunidad internacional para lograr la puesta en libertad de estos líderes opositores.

Nada más conocerse la aprobación el presidente de Venezuela criticó esa resolución y dijo que preparará un conjunto de "respuestas integrales" para "dar la batalla" a Madrid.

"Quiero tener buenas relaciones con toda España, con quienes gobiernan, quiero tener buenas relaciones con todos y con todas, pero ya basta, hasta cuándo vamos a aguantar abusos, desprecios, racismo", recalcó y aseveró que Rajoy "tiene racismo histórico, racismo social".