Publicado: 10.10.2014 17:52 |Actualizado: 10.10.2014 17:52

España vuelve a Irak

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Enseñar a pescar y no dar pescado". Con esta frase, que ha repetido como un mantra en varios medios de comunicación, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha querido ilustrar el carácter de la misión aprobada hoy por el Consejo de Ministros, según la cual, 300 militares se desplazarán a Irak para entrenar al Ejército iraquí durante un tiempo de siete a ocho semanas.

El Gobierno del PP decide que España vuelva a Irak, pero desvinculando completamente esta operación de la que se llevó a cabo durante el mandato de José María Aznar y que supuso en 2003 el apoyo a EE.UU. en su invasión del país y en contra de la legalidad internacional.

Morenés, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, ha insistido mucho en que esta misión no incluye "el combate directo" en ningún caso y se enmarca en las tareas de la coalición internacional que lidera Estados Unidos contra el yihadismo.

De lo que se trata, ha afirmado el titular de Defensa es de que "cada país garantice su propia seguridad", incluido Irak, por lo que la misión española colaborará en dotar a este país de "una estructura de Estado", además de ayudar a "contener el avance del Estado Islámico" con la formación de los soldados iraquíes.

Morenés ha advertido a los periodistas de que la aportación española a la coalición internacional contra el yihadismo está sujeta a cambios y será la semana que viene, en un viaje a Tampa (Florida), sede del mando central norteamericano, y en una entrevista con el secretario de Defensa, Chuck Hagel, donde se acabe de definir nuestra participación.