Publicado: 13.07.2015 19:56 |Actualizado: 13.07.2015 20:08

Europa da la espalda a los recortes de Rajoy y tumba a Guindos

El acuerdo con Grecia, la escasa presencia de de España en las instituciones europeas o la inminencia de las elecciones generales sin garantías de victoria para el PP, entre las causas de las reelección del holandés Dijsselbloem.

Publicidad
Media: 4.38
Votos: 8
Comentarios:
Luis de Guindos y Jeroen Dijsselbloem, en Bruselas. / REUTERS

Luis de Guindos (d) y Jeroen Dijsselbloem, en Bruselas. El holandés ha sido elegido de nuevo presidente del Eurogrupo en detrimento del ministro español. / REUTERS

BRUSELAS.- El empeño del ministro de Economía, Luis de Guindos, en lograr la presidencia del Eurogrupo no ha obtenido la respuesta esperada. La movilización diplomática española y los esfuerzos del propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tampoco. El ministro de Finanzas de Países Bajos, Jeroen Dijsselbloem, ha sido reelegido dirigir la política de la zona euro tras una semana de infarto con la crisis griega en la que se llegaron a cuestionar las capacidades negociadoras del holandés.

De nada ha servido el apoyo a De Guindos de la todopoderosa canciller alemana, Angela Merkel ni el optimismo del influyente Financial Times recogiendo este respaldo explícito en 2014: "La selección de De Guindos marcaría una significativa victoria para Madrid, que ha venido quejándose desde hace tiempo al considerar que España se encuentra infrarrepresentada en posiciones de liderazgo en la UE", señalaba entonces el rotativo de referencia en la City, que amplía así la repercusión política que hoy tiene el fracaso de Madrid: el "éxito" de los recortes y reformas de Rajoy en la economía española, presentada como la que más crece de la zona euro, ha sido completamente ignorada.



Europa ha tomado buena nota del batacazo del PP en las elecciones del pasado
24-M y, sobre todo, del mapa de poder resultante

Las razones sobre por qué De Guindos no ha conseguido el apoyo completo del Eurogrupo irán confirmándose con el tiempo, aunque en los corrillos europeos ya se habla de varios factores que habrían influido en el respaldo a que Dijsselbloem continúe. El voto ha sido secreto -a pesar de la insistencia española por que fuera en abierto o "transparente"-, aunque se cita a los países bálticos (Estonia, Letonia, Lituania) como decisivos en el triunfo del holandés. Otras informaciones apuntan ya al voto decisivo de Grecia, que se habría decantado en el último momento por el holandés y dándole la victoria por un voto (10-9).

Por un lado, el resultado de la negociación con Atenas, aunque no empezó bien, ha terminado con un acuerdo a medida de la ortodoxia europea, con Grecia dentro de la eurozona y, sobre todo, con la conformidad satisfecha de la canciller alemana. Este acuerdo podría haber decantado la balanza a favor del holandés, aunque no solamente.

Sin garantías de repetir mandato

El panorama electoral en España tampoco habría ayudado a De Guindos, que, por un lado, anunció que no quería seguir al frente de Economía si el PP ganaba las generales de finales de este año y, por otro, España abogaba por una presidencia de la zona euro a tiempo completo, algo que fue rechazado por el grupo de países de la moneda única.

Además, Rajoy no tiene garantizada ni la victoria electoral ni un Gobierno a base de pactos y Europa ha tomado buena nota del batacazo del PP en las elecciones del pasado 24 de mayo y, sobre todo, del mapa de gobiernos, con más presidentes del PSOE que del PP en las comunidades y con las alcaldías de las principales ciudades gobernadas por formaciones que la UE considera afines a la Syriza griega, que tantos disgustos les ha costado.