Público
Público

ExclusivaLas cloacas de Interior

EXCLUSIVA | Las cloacas de Interior El BBVA contrató a la empresa de Villarejo en 2014 para hacer frente al chantaje de Ausbanc

El jefe de Seguridad de la entidad bancaria contrató al comisario hoy preso cuando aún estaba en activo en la Policía. Según ha sabido 'Público', la gestión de crisis consistió en grabar ruedas de prensa de Ausbanc y obtener sus planes sobre los presuntos chantajes que Luis Pineda emprendió por el caso Nóos para cobrar por su silencio mediante pagos en publicidad. 

Publicidad
Media: 3.73
Votos: 11

El presidente de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc), Luis Pineda, a su salida de su sede en la calle Marqués Urquijo de Madrid, tras el registro efectuado por agentes de la Policía Nacional. EFE/Ballesteros

Sin empresas con necesidades de gestión de crisis, el Club Exclusivo de Negocios y Transacciones (CENYT) del comisario ahora jubilado y en prisión, José Manuel Villarejo, no tendría quién le contratara. Sin empresas con grandes recursos a las que amenazar manipulando información para que pareciese comprometida, el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, no podría haber chantajeado al BBVA, según consta en el sumario de la Operación Nelson por la que fue enviado a la cárcel de Estremera junto con el presidente de Manos Limpias, Miguel Bernad. 

Las relaciones entre el BBVA, Ausbanc y Manos Limpias eran de guerra abierta. En la junta de accionistas de 2013, la abogada al servicio del sindicato ultra, Virginia López Negrete, había tomado la palabra porque, según contó ella misma en un escrito:

"Puesto que soy accionista del BBVA, desde hace más de 20 años, y con títulos propios suficientes como para poder acudir a la Junta General de Accionistas, el Secretario General del Sindicato Manos Limpias me pidió que asistiera a la misma con el objeto de solicitar al BBVA que aclarara en concepto de qué se abonó dicha cuantía [cerca de medio millón de euros] al Instituto Nóos". Y en la junta de 2014 se iba a producir un espectáculo similar.

La Dirección de Seguridad de la entidad bancaria, que ostentaba el excomisario Julio Corrochano, contrató de nuevo al comisario Villarejo para que mediara en ese acoso. Había dos motivos fundamentales para hacerle a él encargo y que él aceptase: Villarejo y sus empleados tenían estrechas relaciones con Manos Limpias y Ausbanc, y allí se movía información importante sobre la Casa Real a la que el comisario también pretendía extorsionar.

Sin duda, el comisario de las cloacas de Interior estimó que meterse en esa crisis, de la que él tenía información privilegiada por sus propias gestiones al margen de la Policía sobre el rey emérito Juan Carlos I, era un negocio prometedor. Así que no lo rechazó aunque supusiese un delito de cohecho, como se investiga actualmente en la Operación Tándem, en la que fue detenido el multimillonario policía en 2017. 

El ahijado de Manuel Cerdán, periodista 'espía' y amigo de Virginia López Negrete

La entrada en Ausbanc y Manos Limpias era sumamente fácil. El periodista "infiltrado" del comisario desde hace 30 años –Manuel Cerdán, en la actualidad empleado de Eduardo Inda– tiene un ahijado con el que comparte profesión y que tenía estrechas relaciones profesionales con la abogada encargada de atizar públicamente y en los tribunales al BBVA: Virginia López Negrete. 

"Fue este conocido periodista y tertuliano, ahijado de Cerdán, quien con cámara oculta entraba a las oficinas y ruedas de prensa que se organizaban en Ausbanc y mantenía un contacto fluido y directo con la letrada. Sus informaciones pensábamos que nos servían para presiones, pero en realidad estaba haciendo un doble juego muy bien pagado", aseguran a Público diversas fuentes de Ausbanc y de Manos Limpias. Cerdán y su ahijado siguen manteniendo relación con esos miembros de ambos sindicatos incluso después de la Operación Nelson, en la que fueron imputados. 

En diferentes sumarios y procedimientos aparece acreditada esta relación entre la abogada que ejecutaba la campaña contra el BBVA por orden de Luis Pineda y Miguel Bernad, según su propia declaración, y el ahijado de Manuel Cerdán, debido a que un cliente llegó incluso a denunciarla por suministrarle al periodista toda la información sobre la causa laboral que tenía con su empresa y que López Negrete debía proteger dentro de la confidencialidad entre abogado y cliente.

Público se ha puesto en contacto con portavoces oficiales del BBVA, quienes han precisado que el excomisario Julio Corrochano abandonó recientemente su puesto de jefe de Seguridad de la entidad bancaria, al jubilarse por razones de edad en este mismo trimestre. En cuanto a los contratos con la empresa CENYT del comisario Villarejo citados en esta información, uno de esos portavoces subrayó:

"El BBVA tiene relaciones contractuales con sociedades legalmente establecidas y con cláusulas muy específicas sobre la prestación del servicio dentro de la más estricta legalidad".

Pero, por supuesto, Villarejo no sólo trabajó –a través de su trama empresarial– para esa entidad bancaria mientras estaba en activo en la Policía, sino que lo hizo para muchas otras grandes empresas, como ha ido revelando Público en sucesivas exclusivas.

Y hay otras muchas pruebas de la existencia de esa policía paralela para multimillonarios y grandes empresas que sacaremos a la luz próximamente.

...CONTINUARÁ