Publicado: 10.07.2016 17:37 |Actualizado: 11.07.2016 07:00

A 140 O MÁS...

Francina Armengol: "Los nacionalistas no son el demonio"

La presidenta balear insiste en su propuesta de que Pedro Sánchez trate de formar Gobierno con nacionalistas y Podemos si Rajoy fracasa. "La abstención a un Gobierno del
PP sería traicionar la palabra dada y la muerte del PSOE", afirma. 

Publicidad
Media: 4.17
Votos: 6
Comentarios:
Francina Armengol, presidenta de Illes Balears. Foto: FLICKER del PSOE

Francina Armengol, presidenta de Illes Balears. Foto: FLICKER del PSOE

MADRID.- El pasado 7 de julio, después de leer a Felipe González pidiendo la abstención del PSOE a un Gobierno del PP, Francina Armengol (Inca, 1971) escribió en su cuenta de Twitter: “Ni terceras elecciones ni traicionar a los ciudadanos que votaron al @PSOE. Si Rajoy fracasa, #GobiernoDeCambio”. Y desató otra tormenta…

Su colega aragonés, Javier Lambán, atribuyó la idea “a la tramontana que, en determinadas épocas altera las mentes”. La suya, como la de los barones socialistas afines a Sánchez, insiste en que las matemáticas dan, con Ciudadanos y Podemos o con Podemos y los nacionalistas, y en que si el Parlamento rechaza al PP es obligación del PSOE volverlo a intentar.

“Es lo que hizo Lambán en Aragón o Ximo Puig en Valencia”, recuerda a los críticos. Y es lo que ella hizo en Baleares donde gobierna en coalición con los nacionalistas de Més per Mallorca y el apoyo parlamentario de Podemos, “un socio leal” según la presidenta de las Illes y secretaria general del PSIB-PSOE.



Se ha convertido en la jefa de una nueva corriente del PSOE…

No es mi intención. Sólo explico con sinceridad lo que pienso y soy coherente con lo que he hecho.

“No” a Rajoy, “somos y seremos oposición”, pero “somos la alternativa”. ¿Traduce a Sánchez?

El PSOE nunca puede apoyar un Gobierno del PP porque nuestra esencia política, nuestra ideología, es la alternativa a la derecha. En eso no podemos distorsionarnos.

¿Pero no son incompatibles el “no” al PP y el “seremos oposición”?

Es un empuje a Mariano Rajoy para que trabaje y consiga un Gobierno que ideológicamente pueda gobernar España. Porque esa es otra. El problema no es la investidura sino quién gobierna después. Lo incompatible es hacer un Gobierno de derechas.

Como Felipe González, hay un sector del partido favorable a la abstención si Rajoy fracasa a la primera.

El planteamiento es “no”. Y el PSOE tiene que ser siempre la alternativa

Para Eduardo Madina, por ejemplo, ir a unas terceras elecciones es la muerte del PSOE; 50 escaños, aventura.

"El PSOE nunca puede apoyar un Gobierno del PP"

La muerte para el PSOE es traicionar los 137 años de historia de un partido de izquierdas, que ha cambiado España, que ha presentado un cambio político necesario y que ha comprometido ante los ciudadanos que, ni por activa ni por pasiva, haremos un Gobierno del PP. Eso sería traicionar la palabra dada y la muerte del Partido Socialista.

¿Quién tendría que tomar la decisión de abstenerse: la Ejecutiva, un nuevo Comité Federal…?

Estamos en un momento crucial para España y para el PSOE. Pedro ha sido el primer secretario general elegido por los militantes, continuamente ha consultado a la dirección del partido, y, cuando el 20-D existió la posibilidad de que fuera a la investidura con un preacuerdo con C´s, él quiso consultarlo a la militancia. Si tuviera que plantearse la abstención al PP, necesitaría una consulta muy amplia, porque hemos dicho que eso no lo haremos.

¿Francina Armengol insiste en su propuesta de que Sánchez trate de formar
Gobierno si fracasa el PP?

"Mi propuesta es no ir a terceras elecciones; que lo intente la segunda fuerza política que, por cierto, es lo que he hecho yo en Baleares"

Mariano Rajoy tiene un amplio recorrido pero tiene que trabajar para conseguirlo. Tiene que intentar hacer un Gobierno desde el acuerdo con los partidos con los que comparta ideología y moviendo sus planteamientos con otros porque no tiene mayoría absoluta.

A partir de ahí, si Rajoy fracasa, la mayoría del Congreso de los diputados y por tanto la mayoría de los ciudadanos habrá votado que “no” a un Gobierno de Rajoy. Por tanto, el sentido común y el sistema parlamentario que nos hemos dado ofrece dos soluciones: o lo intenta la segunda fuerza política o vas a terceras elecciones.

Mi propuesta es no ir a terceras elecciones; que lo intente la segunda fuerza política que, por cierto, es lo que he hecho yo en Baleares, lo que ha hecho Lambán en Aragón o Ximo Puig en Valencia.

¿Qué le dijo el secretario general cuando le trasladó la propuesta?

Me escuchó atentamente, como al resto de secretarios generales. Él escucha a las direcciones del partido, pero lo fundamental es la militancia.

¿Cuáles son los cálculos de Francina Armengol para ese Gobierno de Sánchez?

Depende, por ejemplo, de si Ciudadanos acuerda o no con el PP. Si vota en contra, todavía existe la posibilidad que Pedro intentó tras el 20-D: PSOE, Podemos y Ciudadanos. Otra posibilidad que suma es Podemos y los partidos nacionalistas. Es lo que dicen los números, lo que han votado los ciudadanos.

Los nacionalistas… que no son el coco.

"El PSOE gobierna con partidos nacionalistas en diferentes Comunidades Autónomas. Lo hemos hecho históricamente"

No son el demonio, para nada. Yo gobierno con un partido nacionalista. El PSOE gobierna con partidos nacionalistas en diferentes Comunidades Autónomas. Lo hemos hecho históricamente. Hemos tenido el Gobierno de España a veces gracias al apoyo nacionalista. Además es fundamental hablar y dialogar con los partidos nacionalistas. España tiene una crisis territorial muy grave que se arregla desde el diálogo y el acuerdo. No desde la posición que ha mantenido el PP de sólo buscar soluciones legales a una crisis política. Tengamos que gobernar o no, me parece fundamental que el PSOE hable con los nacionalistas.

Pero tras el 20-D una resolución del Comité sí estableció como línea roja no negociar con los partidos que reclaman la independencia.

Y yo no estuve de acuerdo con ese planteamiento: me parece un error no hablar, piensen lo que piensen, porque democráticamente han sido elegidos por el pueblo. No soy independentista, pero creo en una España más plural y más federal. A partir de ahí, cuando le decimos al PP “tienes que buscar el acuerdo con los nacionalistas”, le decimos que se siente con el PNV, con Convergencia e incluso con ERC, como ha hecho Rajoy esta semana. Y ha hecho muy bien, por cierto. Si decimos al PP que lo haga, nosotros también tenemos que estar en ese planteamiento.

Sobre la cuestión catalana, y la propuesta de referéndum a la canadiense del PSC, estuvieron especialmente duros los presidentes de Asturias y Aragón.

Iceta aclaró que estamos en una ponencia de un Congreso en el que se van a debatir muchas ideas. En nuestro partido no podemos cerrarnos a debatir soluciones para una crisis tan profunda como la catalana. La propuesta que debe mantener el PSOE es la de la reforma constitucional para construir un estado federal en España. Estamos en una situación caduca en la que, además, el PP ha recentralizado muchísimo y ha quitado muchísimo poder a los territorios. El Estado español algo diferente tendrá que ofrecer a Cataluña.

¿Le ha pedido disculpas Javier Lambán por aquello que dijo de que su propuesta era “producto de la tramontana”?

Sí, me llamó para decirme que es una forma habitual de hablar en Aragón. Acepté sus disculpas. Baleares y Aragón tenemos una historia común y los dos Gobiernos hemos de trabajar juntos en beneficio de sus ciudadanos.

Sobre el futuro de Sánchez ¿no le faltó el sábado un poco de autocrítica al secretario general?

"No soy independentista, pero creo en una España más plural y más federal"

La noche electoral Pedro hizo un discurso autocrítico; también al día siguiente en la Ejecutiva. En el PSOE somos bien conscientes de que tenemos una situación compleja, de que los resultados no son satisfactorios, ni en el conjunto de España ni en ningún territorio, y de que tenemos que trabajar mucho para revertir esta situación. Hemos perdido mucho voto por la izquierda y ese es otro de los argumentos para no consentir, con nuestro apoyo pasivo o activo, un Gobierno del Partido Popular.

No se habló del Congreso Federal pero Sánchez sí dijo que había que “avanzar en la renovación política del proyecto socialista”. ¿Qué quería decir?

Ahora toca solucionar la situación en España; después ya solucionaremos la nuestra. Supongo que Pedro –y es mi interpretación- se refería a que si has ido con un proyecto electoral que, en lugar de sumar apoyos, te coloca en peor situación, algo tendremos que cambiar. Es evidente.

¿Cuál es la apuesta de Francina Armengol para liderar el PSOE después del próximo Congreso?

"Hemos perdido mucho voto por la izquierda y ese es otro de los argumentos para no consentir, con nuestro apoyo pasivo o activo, un Gobierno del Partido Popular"

Insisto en que no estamos en ese momento y quiero ser prudente. Pero estoy en la ejecutiva de Pedro, soy leal a la Ejecutiva Federal, como lo fui con Alfredo Pérez Rubalcaba o José Luis Rodríguez Zapatero. A partir de ahí, depende de cómo vaya a plantear el partido ese Congreso el PSOE. Pero Pedro es un buen secretario general, ha hecho un buen papel como candidato y ha sido un hombre valiente y comprometido. Tras el 20-D lo fácil hubiera sido hacer lo que hizo Rajoy: “no me quemo”. E hizo justo lo contrario: se responsabilizó con España y eso hay que tenerlo en cuenta.

Madina le recordó que desde que llegó a la Secretaría General ha perdido un voto por minuto.

Es una análisis simplista. La realidad es mucho más compleja y no sólo depende de quien lidera la candidatura. Deberíamos ser un pocos más sinceros con nosotros mismos. La imagen que ha dado el PSOE de división interna, de mirarnos más al ombligo que a los ciudadanos, tal vez sea otro de los motivos por los que los ciudadanos nos han dado la espalda.

¿A Felipe González habría que jubilarlo ya?

Felipe es uno de los grandes políticos que ha dado España. Es una realidad objetiva. A partir de ahí, a veces podemos compartir o diferir de sus posicionamientos. Pero es bueno, sin duda, que él los siga planteando.

¿Cómo está Baleares?

"Soy leal a la Ejecutiva Federal, como lo fui con  Rubalcaba o Zapatero"

Hace una semana hemos hecho la valoración del primer año de Gobierno. Hemos ido cumpliendo la hoja de ruta pactada en el Gobierno que salió del diálogo y el acuerdo; un Gobierno de izquierdas con el apoyo parlamentario de Podemos, que ha sido leal. Aprobamos los presupuestos en tiempo y forma y estamos mejor de lo que estábamos hace un año: con más derechos sociales, más igualdad de oportunidades y un crecimiento económico superior al que teníamos. No obstante, también soy muy consciente de que queda mucho por trabajar.

Etiquetas