Público
Público

Gallardón dice que Rajoy es un "ejemplo para la mayoría ética que reclama acabar con la corrupción"

Interpelado por la Izquierda Plural sobre el caso Bárcenas, el ministro de Justicia se limita a hacer alabanzas a los supuestos logros del presidente del Gobierno en esta materia y vuelve a defender su honestidad.   

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El intento de la Izquierda Plural (IU-ICV-EUiA y Cha) por volver a llevar al congreso de los Diputados el caso Bárcenas después de que el presidente, Jesús Posada, se viera obligado a aceptar una interpelación sobre corrupción y regeneración democrática no ha surtido el efecto esperado. Ni por parte del portavoz adjunto de la coalición, José Luis Centella, cuyo discurso se ha limitado a acusar nuevamente al Gobierno de haber perdido la legitimidad por la trama de financiación ilegal, ni por parte del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón ─que ha sido la voz del Ejecutivo─, quien ha hecho suyo el discurso de la 'honestidad' de Rajoy y ha cumplido el expediente con una oda cargada de cinismo a los supuestos logros del presidente en la lucha contra la corrupción.

Gallardón, de hecho, ha llegado a afirmar durante su segunda intervención que 'este Gobierno ha hecho de la lucha contra la corrupción una absoluta prioridad'. Algo que, teniendo en cuenta el obstruccionismo que ha mostrado su partido, no sólo ante la justicia, sino en la Mesa de Portavoces, evitando a toda costa que el apellido Bárcenas resonara en los escaños, resulta un atrevimiento difícil de explicar.

Centella ha atacado al Gobierno por el flanco de la mayoría absoluta y le ha espetado a Gallardón que 'lo grave es que a ojos de los ciudadanos, según dicen las encuestas, tenga más credibilidad un señor que está en la cárcel que el presidente del Gobierno. La mayoría absoluta les podrá hacer ganar votaciones pero no va a cambiar la realidad. Podrán seguir jugando al frontón, podrán seguir diciendo que somos cómplices de un presunto delincuente pero al final la realidad se terminará imponiendo'. El dirigente de IU ha reflexionado sobre las medidas que su grupo ha propuesto y que el Ejecutivo ha bloqueado. Por ejemplo, lo que se refiere a las donaciones de empresarios a los partidos políticos.


'En mi tierra se dice que quien paga manda. Quien lo hace manda en la vida y en la política. Viendo la lista de donantes del PP sabemos quien conforma la directiva del PP. Vemos cómo grandes empresarios, los que regatean con sus trabajadores hasta el último euro, son muy generosos con su partido. ¿Alguien cree que un empresario puede dar un euro a cambio de nada? Acabemos con las donaciones de empresas a los partidos para que de esa manera nadie pueda llevarse a engaño', dijo.

Centella también recriminó la negativa del Grupo Parlamentario Popular a que hubiera en el Parlamento una comisión de investigación que aclare 'cómo se han financiado los partidos en estos últimos 20 años'. 'Nosotros estamos al lado de los que quieren que se investigue. A ustedes, a nosotros y a todos. Ustedes decidirán si están del lado de la transparencia o de la ocultación y la complicidad [...] No habrá credibilidad en el futuro si no se investiga lo que ha pasado', afirmó.

Gallardón, sin embargo, hizo como si la corrupción no fuera ni con él ni con su partido y habló en líneas generales y triunfalistas del supuesto compromiso del PP en la lucha contra la corrupción, llegando a afirmar que 'éste ha sido el Gobierno que más se ha empeñado en luchar contra la corrupción en la historia de la democracia'. El ministro pasó a enumerar una serie de decretos y modificaciones del Código Penal que según él harán de nuestro país un lugar más transparente para llegar a la conclusión de que 'el problema es grave pero el estado de Derecho ha hecho frente a la agresión. Este partido que se siente orgulloso de haber contribuido a la democracia, estamos convencidos de que la honestidad personal y en toda su actuación pública de Mariano Rajoy es un orgullo para esa mayoría ética de ciudadanos que reclama acabar con la corrupción'.