Público
Público

La gerente que iba a limpiar el PP declara como investigada en la destrucción de los discos duros de Bárcenas

Carmen Navarro quitó el despacho a su antecesor, le prohibió la entrada en la sede y es señalada como la persona que autorizó descerrajar la sala donde guardaba sus ordenadores

Publicidad
Media: 4.67
Votos: 3
Comentarios:

La tesorera del PP, Carmen Navarro./ EFE

MADRID.- La gerente del Partido Popular, Carmen Navarro, declara este miércoles ante la juez de instrucción 32 de Madrid, Rosa Freire, como investigada en la destrucción de los discos duros de los ordenadores de su antecesor, Luis Bárcenas.

Navarro es la mano derecha de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, quien la aupó al cargo en enero de 2013 con la misión de limpiar el partido y sus cuentas tras la dimisión de Bárcenas a causa de su implicación en el caso Gürtel.

Los dos ordenadores de Bárcenas–un Toshiba y un Macintosh- fueron requeridos por el juez instructor del caso Gürtel, Pablo Ruz, y llegaron a la Audiencia Nacional sin sus discos duros.
El juzgado madrileño investiga si esta destrucción implica la comisión de los supuestos delitos de encubrimiento y daños informáticos.

La gerente del PP es considerada como la persona que quitó el despacho a Bárcenas en la sede del partido de la calle Génova de Madrid. A partir de su dimisión como senador, comenzó a utilizar la denominada Sala Andalucía, de dicha sede central del partido.

Navarro es también la responsable de que se prohibiera a Bárcenas la entrada en la sede y es señalada como la persona que autorizó descerrajar la sala que Bárcenas utilizaba de despacho y donde guardaba sus dos ordenadores.

El entonces jefe de seguridad del PP, Antonio de la Fuente, cuñado de Bárcenas, declaró este martes ante la juez de Madrid que se produjo un primer intento de abrir la sala en enero de 2013, con la ayuda de un cerrajero. El lo impidió porque no tenían autorización de Bárcenas. La persona que lo había ordenado y que estaba presente era la secretaria personal de Cospedal, a quien identificó como Mariví.

Navarro llegó entonces al cargo, concedió unos días de descanso a De la Fuente y se descerrajó la Sala Andalucía, en febrero de 2013.

Las pruebas aportadas en la causa demuestran que los discos duros se borraron en julio de 2013 y no en abril, como el PP aseguró al juez instructor Ruz.

En concreto, la destrucción física de ambos discos se realizó el 3 de julio de 2013, a sólo seis días del ingreso en prisión provisional de Bárcenas.

El interrogatorio de Navarro se prevé duro. Las acusaciones que ejercen IU y la Asociación Libre de Abogados (ALA), así como el Observatori de Drets Humans (DESC), quieren saber si la gerente es la máxima responsable de todas estas decisiones o si actuó por orden de Cospedal y, en última instancia, de Mariano Rajoy, presidente del partido.

Pagos "regulares o irregulares" a dirigentes

El extesorero sostiene que los ordenadores eran suyos. Contenían, según él, la "contabilidad paralela" que manejaba como tesorero y que se investiga en la Audiencia Nacional. En concreto, copias de recibís de pagos “regulares o irregulares” a dirigentes del PP, donaciones, documentos con información del partido, así como información de sus cuentas en Suiza.

Denuncia, además, que nadie le entregó os archivos y datos personales que existían en ambos discos duros.

¿Quién tiene la copia de seguridad?

La legislación en materia de protección de datos obliga al responsable de la organización a guardar una copia de los datos personales borrados.

Por lo tanto, las acusaciones quieren saber si Navarro es la responsable legal del PP o que responda quién es el máximo responsable de la organización que guarda una copia de seguridad de los datos personales, como exige la ley.

La juez también ha citado como investigado a Javier Barrero, jefe de Informática porque así lo ha solicitado el Observatori Desc. Sin embargo, todo apunta a que Barrero no trabajaba aquellos días en el PP y que, a su regreso, otra persona fue nombrada como director de informática del PP.