Publicado: 13.10.2016 20:31 |Actualizado: 14.10.2016 10:41

La gestora del PSOE, acorralada
por los que piden el “no” y una consulta a las bases

70.000 firmas piden primarias; el PSC se mantiene en el “no” y romperá la disciplina de voto, así como otra decena de diputados. Margarita Robles se plantea dejar el Congreso si hay abstención

Publicidad
Media: 3.71
Votos: 31
Comentarios:
El presidente de la Comisión Gestora del PSOE, Javier Fernández (c), acompañado por el portavoz, Mario Jiménez (d), y la adjunta a Organización, Ascensión Godoy (i), durante la reunión celebrada hoy en la sede del partido. EFE/Chema Moya

El presidente de la Comisión Gestora del PSOE, Javier Fernández (c), acompañado por el portavoz, Mario Jiménez (d), y la adjunta a Organización, Ascensión Godoy (i), durante la reunión celebrada hoy en la sede del partido. EFE/Chema Moya

MADRID.- El presidente de la Comisión Gestora del PSOE, Javier Fernández, está demostrando ser un hombre tranquilo y quiere llegar a ser el pacificador en un momento crítico para los socialistas.

Sin embargo, la Gestora está acosada por múltiples frentes que no consigue pacificar y que van creciendo, y desde el Comité Federal del “bochorno” no hay un día en que no aparezcan informaciones de diputados, dirigentes o colectivos movilizándose en contra de la previsible abstención a la que irá el PSOE en el Comité Federal de la próxima semana.



Para empezar, parece que hay 70.000 firmas de militantes pidiendo ya primarias y un Congreso Extraordinario. La cifra va aumentando y pueden estar a falta ya de unas 20.000 firmas para intentar forzar dicho Congreso. Fernández se ha limitado a decir que lo respeta y que se aplicarán los estatutos del PSOE cuando corresponda.

Otro frente no menor es el del PSC, que se mantiene en el “no” y sus diputados están dispuestos a romper la disciplina de voto. Además, en el Congreso que este fin de semana celebrarán los socialistas catalanes los dos candidatos a primer secretario general del partido coinciden en mantenerse en esta postura. Para el PSC tendría un alto coste en Catalunya abstenerse para que gobierne Mariano Rajoy, y su posición parece inamovible.

Además, a los catalanes se le pueden unir una decena de diputados que en privado, de momento, han manifestado su intención de votar “no” o ausentarse del pleno ese día. Hasta ahora, sólo la “número uno” por Zaragoza, Susana Sumelzo, lo ha dicho alto y claro.
Y el pasado martes, la “número dos” en las listas del PSOE y el fichaje estrella de Pedro Sánchez, Margarita Robles, ha anunciado que se plantea abandonar el Congreso si el Comité Federal del PSOE opta por la abstención.

A todo esto hay que añadir que sigue el debate sobre si la decisión del Comité Federal debe ser consultada a las bases socialistas. Muchos dirigentes así lo van a pedir en la reunión, pero además fue planteado el lunes en la propia gestora por uno de sus miembros, el riojano Francisco Ocón, que defendió que la decisión la debe refrendar la militancia. Se quedó en minoría, porque Javier Fernández se opone frontalmente a esa posibilidad.

Algunas fuentes apuntan a que retrasar tanto el Comité Federal, parece que se irá al domingo 23 de octubre o a un día de diario de la próxima semana, es también para argumentar que ya no hay tiempo para hacer dicha consulta.

Y, a todo esto, falta saber el papel que quiera jugar Pedro Sánchez que, de momento, está desaparecido. Prometió lealtad a la nueva Gestora del PSOE, pero fuentes cercanas al ex secretario general indicaron que eso no significa que renuncie a sus principios ni a sus ideas.

Si Sánchez se pone a liderar todos estos frentes, el PSOE puede pasar otro Comité Federal muy duro, con un incierto resultado final. Y, a todo esto, el Rey llamando a consultas a los partidos políticos. Otra vez.