Público
Público

Elecciones 21-D El Gobierno considera que con la declaración de Forcadell se demuestra la "vuelta al orden constitucional"

El Ejecutivo de Mariano Rajoy entra en campaña del 21-D presumiendo de haber aplicado el 155. Investigará las "prácticas deleznables" de la huelga del pasado miércoles como el presunto uso de niños para cortar la AP-7.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, y la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, durante la rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros, en el Palacio de la Moncloa / EFE

"El Gobierno respeta y acata las decisiones judiciales"... y también las valora. El portavoz del Ejecutivo de Mariano Rajoy ha asegurado este viernes que le parece "muy bien" la declaración, ayer jueves, de Carme Forcadell y el resto de los miembros de la Mesa del Parlament en la que acataron el 155 y tildaron la declaración unilateral de independencia (dui) de "simbólica", así como su promesa de que "no harán nada presente ni futuro que suponga una violación del orden constitucional".

"La vuelta al orden constitucional empieza a ser una realidad", sentenció Íñigo Méndez de Vigo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en el que se ha aprobado la entrada de España en el PESCO (el organismo de Cooperación Estructurada Permanente de Defensa de la UE). "Quienes están investigados por presuntos delitos tienen el deber de acudir al juez y responder a sus preguntas", opinó el también ministro de Educación obviando el derecho a no declarar de los imputados y diferenciando a los protagonistas de ayer de los consellers cesados -aún encarcelados- y del "huido" Carles Puigdemont.

Méndez de Vigo ha ligado la situación actual -con la salida bajo fianza de la cárcel de Forcadell- a otros 'beneficios' de haber aplicado el artículo 155 de la Constitución en Catalunya "con el objetivo de restaurar el orden constitucional". Y es que el Ejecutivo, que en teoría nunca hace campaña desde Moncloa, ya se ha metido de lleno en la preparación de los comicios del 21 de diciembre.

Así, el portavoz gubernamental invitó a los catalanes a reflexionar sobre las diferencias entre la actuación del Gobierno central y el Govern cesado de la Generalitat y las "mentiras" del independentismo. "Es hora de que los catalanes piensen quién ha actuado con respeto y prudencia y quiénes han construido una quimera sobre mentiras", espetó tras incidir en el "apoyo sin fisuras" de la Unión Europea al Gobierno de Rajoy. "Puigdemont habla cada vez más alto, pero cada vez con menor eco. Y creo que el 21-d los catalanes deben tener seo en cuenta", mitineó.

"Puigdemont habla cada vez más alto, pero cada vez con menor eco"

Asimismo, comparó veladamente la gestión económica de uno y otro Ejecutivo. Recordó que las previsiones de la Comisión Europea son incluso mejores que las del Gobierno en cuanto a crecimiento (3,1 % en 2017 y 2,5% en 2018, frente al 2,3 de Rajoy) y culpó de ello a la "inestabilidad" en Catalunya. "Si esa incertidumbre se disipa el 21 de diciembre, la economía española seguirá su ritmo de crecimiento y creación de empleo", auguró.

Además, afirmó que el paro es superior en Catalunya que en el resto de España y enumeró las "consecuencias" del independentismo: "falta de seguridad jurídica, incertidumbre, desconfianza, abandono de más de 1.200 empresas, caída de la ocupación turística, reducción del comercio minorista, caída del sector textil hasta un 35%, desaceleración de la venta de vivienda, etc.". También aseguró que el Gobierno -en concreto, el secretario de Estado para la Sociedad de la Información, José María Lasalle- se reunirá con los organizadores del Mobile World Congress para intentar evitar que rehúsen celebrarlo en Barcelona y, del mismo modo, la ministra catalana de Sanidad, Dolors Montserrat, hará lo propio con la Agencia Europea del Medicamento. "El Gobierno no da por perdido nada, va a batirse hasta el final, seguirá trabajando por ello", mitineó Méndez de Vigo.

De otro lado, anunció que será el titular de Exteriores, Alfonso Dastis, quien defenderá los intereses de España en el Consejo de Asuntos Exteriores que se celebra el lunes en Bruselas y que debatirá sobre la presunta injerencia de 'hackers' rusos en el proceso catalán a la que apunta el diario El País.

"Existe una fundamentación de la UE como unidad de derecho y no es posible que fuerzas ajenas quieran alterar el orden constitucional de la UE, Europa debe tomarse este tema muy en serio, pero esa es una cuestión que debe resolverse en el ámbito de la UE", sentenció Méndez de Vigo. Su compañera hoy, María Dolores de Cospedal,apostilló por su parte que "el Gobierno tiene contrastado que muchos mensajes e intervenciones a través de redes sociales vienen de territorio ruso, pero eso no quiere decir que tengamos constatado que es el Gobierno ruso y hay que actuar con la máxima prudencia", zanjó la ministra de Defensa.

Méndez de Vigo asegura el Gobierno investigará "prácticas deleznables" como la "utilización de niños para impedir el paso en la autopista"

Ella defendió la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en Catalunya y aseguró que, desde el Ejército viven con "tranquilidad" la situación actual. Eso sí, volvió a lanzar la amenaza velada de que las tropas actuarán si es necesario. "Saben que tienen unas funciones encomendadas en la Constitución y que tienen la obligación de estar preparadas. Asumirán lo que el Gobierno determine que tengan que hacer, pero no hay ninguna inquietud porque están puntualmente informadas de lo que hace el Gobierno, que actúa con firmeza y determinación, pero también como prudencia", espetó.

Del mismo modo, pero en otro tono, Méndez de Vigo alabó la labor de Policía, Guardia Civil y hasta de los Mossos "bajo el mando del ministro del Interior" -recordó- durante la jornada de huelga vivida en Catalunya el pasado miércoles. "Actuaron con inteligencia y proporcionalidad; quienes perjudicaron los derechos y libertades de los catalanes fueron los piquetes que cortaron la AP-7 y las estaciones de tren de Girona y Sans", siguió en clave electoralista. Y, aunque aseguró, basándose en datos de "consumo eléctrico absolutamente normal", que la huelga había tenido un "muy escaso seguimiento", también aseguró que el Gobierno de Rajoy tiene previsto "investigar" las "prácticas deleznables" como la presunta "utilización de niños para impedir el paso de coches en la autopista". "Estoy seguro de que a la inmensa mayoría de catalanes no les gustó esa actuación de los piquetes", concluyó.

¿Reformar la Constitución para recentralizar competencias?

El próximo 15 de noviembre se constituirá formalmente en el Congreso la comisión territorial impulsada por el PSOE para debatir sobre una futura reforma constitucional que dé encaje a los sentimientos independentistas de una parte de los catalanes. Y se abrirá con múltiples opciones sobre la mesa.

"La posición del Gobierno siempre ha sido: cualquier iniciativa de reforma debe residenciarse en el Congreso"

Una de ellas, apuntada por el propio ministro de Justicia, Rafael Catalá, es la posible recentralización de competencias en materia de prisiones que, este viernes, el portavoz del Gobierno no ha negado. "A esa comisión, como a cualquier otra, los diputados tienen que ir con la mirada abierta, no con medidas preconcebidas", opinó Méndez de Vigo, quien, "a título personal" dijo querer proponer que se incluya en la nueva Carta Magna "el principio de lealtad constitucional" que rige en otros estados de corte federal como Alemania.

Un argumento parecido utilizó tras ser preguntado sobre las opiniones de Dastis en las que sí apuntaba a un posible acomodo de las aspiraciones catalanes en la Constitución. "La posición del Gobierno siempre ha sido la misma: cualquier iniciativa de reforma debe residenciarse en el Congreso y eso es lo que se va a hacer. Allí se tratará de analizar propuestas y ver qué apoyo tiene las propuestas. Vamos a estudiarlo con calma y tranquilidad", zanjó Méndez de Vigo.