Publicado: 17.11.2014 12:09 |Actualizado: 17.11.2014 12:09

El Gobierno y Cospedal evitan arropar a Monago en Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Con un discurso victimista y épico, cargado de menciones a su valentía, su honor y la "sangre" derramada, incluso, leyendo un párrafo de la prosa del japonés Haruki Murakami sobre el transcurrir del héroe a través de una "tormenta de arena" , se ha presentado José Antonio Monago en Madrid, en un desayuno organizado por Europa Press en el Hotel Palace.

El grandilocuente discurso de su victoria sobre los "rompiernas" (presuntamente, este medio, sus fuentes y los políticos y prensa que se hizo eco de los viajes de Monago con cargo al Senado), sin embargo, se ha visto empañado por el escaso apoyo que el presidente de Extremadura logró del núcleo duro de su partido y el nulo respaldo del Ejecutivo de Mariano Rajoy. Nadie del Consejo de Ministros acudió a respaldarde, mucho menos la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, que dosifica exquisitamente sus apariciones en función de si el compareciente es merecedor o no del apoyo del 'alter ego' femenino de Rajoy, hoy además, presidenta en funciones por ausencia del jefe del Ejecutivo, de regreso de la cumbre del G20 en Australia. Lo más cercano que hubo de un apoyo del Gobierno fue el de Alfonso de Senillosa, director adjunto del Gabinete del presidente, esto es, el 'número dos' de Jorge Moragas.

Tampoco la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, creyó conveniente apoyar a Monago con su presencia, y eso que estaba en Madrid para reunirse a las 11:00h con su dirección nacional en la calle Génova. Por eso Javier Arenas, el vicesecretario responsable de la política territorial, que sí estuvo en el desayuno, se fue antes de tiempo. Un poco más duró en la sala del desayuno del Palace Carlos Floriano, número tres del PP y antecesor de Monago al frente del PP extremeño. Sólo Esperanza Aguirre, presidenta del PP de Madrid y presunto 'verso suelto' del partido junto a Monago (aunque ahora éste sí tira de argumentario oficial para responder a las preguntas de la prensa sobre el partido) y Cristina Cifuentes, delegada del Gobierno en Madrid, aguantaron hasta el final el discurso inicial y el coloquio con el presidente extremeño.

Este fin de semana, y en respuesta a la información de Público sobre las declaraciones de la renta fantasma de Monago, el presidente de Extremadura ha llegado a decir en dos televisiones que sí las había publicado. En realidad, Monago ha tratado de generar confusión con los términos "publicar" y "presentar", pues esto último es lo que ha hecho ante la Asamblea extremeña: entregarle su declaración de IRPF para que la Cámara la guarde bajo llave sin posibilidad alguna de acceso a ella de la opinión pública. ¿Por qué? Se desconocen los motivos. Monago es el único dirigente regional que no ha hecho pública su renta, con el agravante de que ha sido él quien, en las reuniones del Comité Ejecutivo del PP, ha pedido a sus compañeros 'barones' que se siga el ejemplo del líder Rajoy y se hagan públicas las declaraciones.

El presidente extremeño anunció, pues, que en enero de 2015, él y su equipo harán un auténtico "stripper' fiscal", que vaya más allá del IRPF. El año que viene, en las autonómicas del 24 de mayo, Monago (o el "nuevo" Monago del que "el sistema" no ha conseguido "su muerte política") concurrirá a las elecciones enseñándolo todo sobre su situación económica. Una novedad, por cuanto, de momento, sólo sabemos que, aunque ha dicho que es el presidente que menos cobra, tanto la Cadena Ser como El Objetivo de Ana Pastor, es, en realidad, el quinto que más recibe. Esto es, hay doce presidentes autonómicos que cobran menos que él.

Sobre los viajes a Canarias, el presidente extremeño no ha dado hoy su quinta versión (la que dio a este periódico, las dos ruedas de prensa y la del foro del PP en Cáceres). Se ha limitado a cargar contra Público y los periodistas que se han hecho eco de la información, por dar credibilidad a este diario y pedirle las "fotocopias" de sus documentos, a alabar a aquella prensa que le ha creído en un acto de fe y se ha negado a ver sus papeles y a advertir a todos de que en mayo de 2015 va a "ganar" las elecciones. O sea, nada.

 

Monago anuncia que publicará hasta sus gastos en el supermercado