Publicado: 24.11.2013 18:06 |Actualizado: 24.11.2013 18:06

El dinero negro del PP tuerce el discurso positivo de Rajoy ante el Comité Ejecutivo de hoy

El presidente programó esta reunión de dirigentes conservadores para confirmar que los dos primeros años de legislatura han sido la antesala de la recuperación económica. El partido insiste en que sólo tienen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Mariano Rajoy preside esta mañana, a partir de las 11:00h, el Comité Ejecutivo Nacional del PP, al que acuden la dirección nacional y los barones del partido, entre otros destacados integrantes. El jefe del Ejecutivo cerró esta convocatoria pensando en desplegar ante los suyos un balance de sus dos primeros años de legislatura (se cumplieron el 20 de noviembre) como decisivos para abrir las puertas de la recuperación, que el Gobierno ha anunciado ya -incluida la creación de empleo- para el año que viene. Además, Rajoy tiene previsto confirmar que el grueso de las medidas que quedan se centran en la reforma fiscal o la del sistema de financiación autonómica. La vuelta de tuerca a la reforma laboral o la aplicación de más recortes que demanda Bruselas siguen siendo, de momento, una incógnita.

Sin embargo, el mismo día que el PP hacía pública la convocatoria de este Comité Ejecutivo (el viernes 22), el juez Pablo Ruz lanzaba un torpedo en forma de auto a la sede central del partido, en la madrileña calle Génova, confirmando la existencia de una contabilidad paralela en negro entre 2005 y 2011, años en los que Rajoy ya presidía el PP. Todo el discurso económico de Rajoy, por tanto, parecen abocado, como mucho, a un segundo plano, pues la expectación se centra en la explicación que el presidente del Gobierno pudiera dar a los suyos sobre la resolución de Ruz.

La vuelta de tuerca a la reforma laboral o la aplicación de más recortes que demanda Bruselas siguen siendo una incógnita Los más optimistas en el PP creen que Rajoy se referirá al auto del juez para insistir en que no hay ni hubo una financiación ilegal del partido; como mucho, el jefe del Ejecutivo podría apuntar que, de haber tal dinero, entró por Luis Bárcenas y salió por él, por lo que la responsabilidad es sólo suya y así lo dictaminarán los tribunales. El grueso de los conservadores siguen creyendo que el caso Bárcenas se cerrará en diciembre con un único condenado, el propio extesorero. De las responsabilidades políticas no se habla mientras se mantenga (y no se pruebe lo contrario) que nadie sabía nada. Y a pesar del descontento interno generalizado y de las presiones a Rajoy para que renueve la cúpula del partido, en coherencia con el carácter del líder del PP, "las cosas se mantendrán como están. No hacerlo sería avalar la tesis de la existencia de una caja b".

Durante el fin de semana, apenas se han oído reacciones en el PP al auto de Ruz asunto: Esteban González Pons, vicesecretario general del partido, lanzó un vago "El PP es una partido tan honrado como todos", aunque lo hizo en medio de un discurso a integrantes de Nuevas Generaciones en el que no se aludía explícitamente al caso Bárcenas. Quien dio la cara más directamente fue el presidente de Baleares durante una entrevista en La Sexta Noche. José Ramón Bauzá repitió el argumentario que salió de la calle Génova en cuanto se conoció el auto de Ruz el pasado viernes: el PP sólo tiene una contabilidad, la auditada por el Tribunal de Cuentas y puesta a disposición de los tribunales. Sin embargo, y azuzado por los periodistas que le insistían en si él iba a cargar con los comportamientos presuntos de otros (la tesis que remueve las mayores corrientes críticas en el partido), Bauzá acabó asegurando que si éstos se demuestran, habrá que asumir "responsabilidades".

Esperar, pues, grandes titulares de la intervención de Rajoy ante el Comité Ejecutivo Nacional de hoy es prácticamente inútil. La intervención del presidente, como la de la secretaria general u otros dirigentes, si las hubiera, se realizarán como siempre a puerta cerrada. Posteriormente, se espera que comparezca María Dolores de Cospedal en rueda de prensa para dar cuenta del desarrollo del Comité, pero ni siquiera esto está confirmado.

Es posible, apuntan algunas fuentes del PP, que sí se dé luz verde hoy desde Madrid al relevo de Juan Ignacio Zoido al frente del partido en Andalucía. Su número dos, el secretario general y alcalde de Tomares (Sevilla), José Luis Sanz, sería el elegido de Zoido y tiene el apoyo de Cospedal, aunque no tanto de Mariano Rajoy por no contar con el consenso de la formación en todas las provincias andaluzas. Así se ha reflejado este fin de semana en la prensa de la Comunidad, que recoge demasiadas reservas hacia Sanz como para ser el líder potente que demanda el PP andaluz frente al imparable ascenso de Susana Díaz, presidenta de la Junta. El propio Sanz da una rueda de prensa hoy a las 12:00 horas en Sevilla, por lo que o resolverá todas las dudas o dejará todavía más en el aire.