Publicado: 26.09.2016 14:00 |Actualizado: 26.09.2016 17:25

Podemos golpea al PSOE más crítico tras romper en Castilla-La Mancha

El PSOE acusa al partido morado de romper el acuerdo por el que gobierna Emiliano García-Page con la vista puesta en un posible acuerdo en clave estatal, pero desde la dirección rechazan esta lectura y aluden a las tensiones que vivían en este territorio, aunque reconocen que estaban al tanto de esta decisión.

Publicidad
Media: 3.89
Votos: 19
Comentarios:
José García Molina, líder de Podemos en Castilla-La Mancha.

José García Molina, líder de Podemos en Castilla-La Mancha

MADRID.- Podemos ha asestado este lunes un duro golpe a un PSOE que pasa, de nuevo, por sus horas más bajas. El secretario general de Podemos en Castilla La Mancha, José García Molina, ha anunciado que su partido da "por muerto" el acuerdo de investidura por el que el socialista Emiliano García-Page ha gobernado desde las autonómicas de mayo de 2015 en este territorio, y ha justificado esta decisión en la incapacidad del PSOE de Page de cumplir sus compromisos. Le acusa de estar más pendiente de las intrigas en la sede estatal de la calle Ferraz que de gobernar, de preocuparse más por "decapitar a Sánchez que de dar vida a Castilla-La Mancha".

Y, mientras el PSOE CLM asegura en Twitter que esta decisión "obedece a una estrategia de su dirección nacional para elevar presión al PSOE de cara a posibles acuerdos de investidura", desde Podemos niegan la mayor delante y detrás de los micrófonos.



Fuentes de la dirección del partido aseguran a Público que la decisión no debe leerse en clave estatal, sino territorial, ya que en Castilla-La Mancha existían tensiones que a priori no se dan en otros territorios en los que el Partido Socialista gobierna con el apoyo de la formación morada. Durante la mañana, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, aseguraba que es una decisión "que no tiene interpretaciones en clave estatal", y que a su entender no afectará a las negociaciones para formar un gobierno alternativo al del PP.

A su entrada en la sede de la formación en la calle Princesa para asistir a la reunión de la Ejecutiva del partido para evaluar los resultados en las elecciones vascas y gallegas de este domingo, el líder de Podemos aseguraba que éste es "un asunto de Castilla-La Mancha" que surge por el "flagrante incumplimiento del acuerdo programático" del PSOE: "No se ha cumplido lo que acordamos sobre la renta básica, sobre la reversión de los recortes", afirmaba.

De forma similar se ha expresado también el secretario de Organización de la formación, Pablo Echenique, que no ha sabido aclarar si los acuerdos de investidura alcanzados por Podemos en otras comunidades, como en Extremadura, también peligran. Sí ha asegurado que en lo que respecta Aragón, donde lidera el partido, por el momento no se esperan anuncios en este sentido. Asegura que estos acuerdos están en constante revisión, y que ha sido la dirección en Castilla-La Mancha quien ha decidido actuar de este modo. "Es una decisión autónoma", insistía.

Echenique: "Lo sabíamos desde hace días"

"Desde hace días sabemos que el secretario general iba a replantear sus relaciones con el PSOE", reconocía el secretario de Organización de Podemos, que ha alabado el "buen tino" de García Molina por no hacer pública esta decisión en plena campaña electoral.

Así, Echenique sigue el mismo camino que Iglesias e insiste en que esta decisión no es extrapolable al marco estatal. A su entender, de la misma manera en que "no se puede leer" que el PSOE apoyara recientemente el nombramiento como presidenta del parlamento aragonés de Violeta Barba, diputada autonómica de Podemos, como una muestra de que se aproxima un acuerdo de Gobierno entre el Partido Socialista y la formación morada, tampoco puede entenderse en caso contrario.

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, durante la rueda de prensa que ha ofrecido tras la reunión de la dirección del partido para analizar los resultados de las elecciones vascas y gallegas. EFE/Angel Díaz

Lo que está claro es que la decisión de declarar "muerto" el acuerdo por el que García-Page gobierna en Castilla-La Mancha supone un toque de atención y un golpe para los barones más duros con Pedro Sánchez, entre los que se encuentra el propio Page, aunque a la vez también podría servirles para reforzar la idea de que pactar con el partido de Pablo Iglesias es imposible.

Y eso sin contar con el empujón que esta maniobra podría suponer para la hipotética y denostada Gran Coalición de PP y PSOE, o al menos para la abstención de los socialistas ante un nuevo Gobierno de Mariano Rajoy. El PP no ha dejado de ofrecer sus apoyos al PSOE en las comunidades en las que gobierna con Podemos, y la destrucción de este pacto puede empujar a los barones críticos a seguir trabajando en esta dirección.

El anuncio llega el mismo día en que el secretario general socialista ha convocado el próximo congreso del PSOE para el 23 de octubre, lo que ya le ha granjeado las críticas de la poderosa federación andaluza que lidera Susana Díaz. Y golpea al partido apenas unas horas después de que se evidenciara el descalabro sufrido en las elecciones en Euskadi y Galicia, sorpasso de En Marea incluido.

Y aunque no fuera una decisión tomada en clave estratégica nacional, sí podría servir a Iglesias para apretar las tuercas al PSOE, con el que insiste en mantener una relación "de igual a igual". En este sentido, el líder de Podemos se valía de este anuncio para lanzar un nuevo aviso al PSOE esta misma mañana: "Sería razonable que el PSOE reconociera que ellos solos no pueden". "Lo razonable sería que nos pusiéramos de acuerdo y buscáramos los apoyos para una investidura que nos permitiera sacar a los corruptos del poder", zanjaba.