Publicado: 13.09.2016 14:21 |Actualizado: 13.09.2016 14:21

González Pons se pone lírico y recomienda "besar, si se puede"

El eurodiputado del Partido Popular escribe una columna, que provoca comentarios en redes sociales y en círculos políticos, en la que asegura que "besarse es cardiosaludable y quizás sea lo único destacado que ocurra en la mayoría de nuestras vidas".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Esteban González Pons, durante el congreso que el PPE celebró la semana pasada en Madrid. / EFE

Esteban González Pons, junto a Mariano Rajoy en una imagen de archivo. / EFE

MADRID.- El eurodiputado del Partido Popular, Esteban González Pons, se ha cargado de lirismo y romanticismo para realizar una oda a los besos. En una columna de opinión publicada en el diario Las Provincias, que ha provocado comentarios en las redes sociales y en los círculos políticos, el diputado conservador considera que los besos son "una estrella que verán en otro planeta cien años después de que se apague". 

González Pons ha aprovechado la muerte de la enfermera Greta Zimmer Friedman, coprotagonista de la famosa fotografía de Alfred Eisenstaedt en la que aparece besando al marinero George Mendosa en Times Square al fin de la II Guerra Mundial, para escribir este canto a los besos.



El González Pons más íntimo ha aflorado en este artículo para asegurar que quiere realizar con su mujer una novela sobre ellos titulada Inventores del beso y ha explicado que su mujer asegura que él es "mejor hablando de besos que de política".

¿Y cómo explica el diputado que se documentará para realizar esta novela? Según ha argumentado, acudirá a "su propia experiencia" con su mujer, a lo que su "fantasía copió del capitán Butler y Escarlata O'Hara para explicarle psicología a su pobre corazón 'pagafantas', la educación que de adolescente recibió en sueños de la señorita Montaña en clase de lengua moderna, del escote de pico de su blusa más bien, y los avistamientos en rincones del botánico". Todo ello ha contribuido a convertirle en un "cazador" o "coleccionista de besos", con los que realizar un álbum con todos en los que ha participado.

"¿Quién no querría tener un álbum con sus besos para presumir?" se ha preguntado en el texto, para posteriormente explicar que cada beso es "una pequeña revolución contra la individualidad sexual, contra el paso del tiempo y contra el consejo de tus amigas -se entiende que referidas a las de su pareja-". González Pons ha profundizado más y ha afirmado: "morimos nosotros, no nuestros besos".

Es entonces cuando ha recordado el famoso beso de Times Square y como éste es inmortal y es "patrimonio inmaterial de la humanidad". El político lanza entonces su recomendación más personal: "Besarse es cardiosaludable. Y quizás sea lo único destacado que ocurra en la mayoría de nuestras vidas". "En la vida todo lo bueno que no es beso, se queda en triste autocomplacencia. El que no besa no mama de verdad," concluye González Pons.

Etiquetas