Publicado: 26.08.2014 13:33 |Actualizado: 26.08.2014 13:33

El Grupo Parlamentario Socialista, en precario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los cambios en la dirección del PSOE tras el cónclave socialista celebrado en julio  aún no se han trasladado a las direcciones de los Grupos Parlamentarios del Congreso y el Senado, por lo que los socialistas afrontan bastante en precario este inicio del curso político, al menos, durante las próximas dos semanas.

La situación provisional en la que está la dirección del Grupo Parlamentario en el Congreso se visualizó durante la Diputación Permanente. El presidente del Grupo sigue siendo Alfredo Pérez Rubalcaba, pero el ex secretario general del PSOE ya no acudió al pleno extraordinario de julio, y su sitio también estuvo vacío durante la sesión parlamentaria  de este martes. Rubalcaba abandonará su escaño a principios de septiembre.

Tampoco acudió el todavía secretario general del Grupo Socialista, Eduardo Madina. Fuentes de la dirección aseguraron que había confirmado su presencia, pero su lugar habitual, al lado de la portavoz, Soraya Rodríguez, fue ocupado al inicio de la sesión por el nuevo secretario de Organización del PSOE, César Luena.

Por su parte, Soraya Rodríguez se dispuso a ejercer por última vez como portavoz del Grupo Socialista. No quiso hacer declaraciones a la entrada -lo que siempre hacen todos los portavoces-, alegando que el nuevo líder del PSOE, Pedro Sánchez, iba a hablar. Pero el nuevo líder del PSOE, Pedro Sánchez, tampoco estuvo al inicio de la Diputación Permanente, donde recientemente se le ha incluido como miembro, porque anteriormente no lo era.

Esta situación de provisionalidad en el último año de legislatura se prologará en el PSOE unas dos  semanas, según fuentes consultadas. Y tiene que pasar por dos fases. La primera será la propuesta que eleve el próximo 1 de septiembre Pedro Sánchez a la Ejecutiva Federal. Todas las quinielas señalan a que será el diputado Antonio Hernando el nuevo portavoz. Además, habrá que elegir a un nuevo secretario general y tres o cuatro miembros más de la dirección que cambiará por completo. En esta misma reunión  se designará a Pedro Sánchez también como presidente del Grupo Socialista, en sustitución de Rubalcaba.

Pero, previsiblemente, no será hasta el martes 9 de septiembre, cuando dicha propuesta sea elevada a la reunión del Grupo Parlamentario Socialista para su ratificación. Hasta entonces, la cesada dirección seguirá al frente. Esa misma semana, además, ya habrá pleno en la Cámara y distintas comisiones, por lo que apenas tendrá tiempo la nueva dirección para organizarse.

En la dirección del PSOE preocupa relativamente esta etapa de provisionalidad, aunque se quiere empezar cuanto antes a trabajar de otra forma a como se ha hecho hasta ahora.