Público
Público

Iglesias: "Habría que estar loco para prescindir de Íñigo Errejón"

El líder de Podemos reconoce que en la formación se ha dado un "exceso de personalismo" con su figura y sostiene que ahora necesitan crear un partido "más coral"

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias , durante el acto de presentación de la propuesta 'Podemos para todas', el domingo en Madrid. EFE

MADRID.- El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha asegurado este lunes que "habría que estar loco" para prescindir de una figura como la que, a su juicio, es la del secretario de Política de su formación, Íñigo Errejón.

Iglesias, que participaba en un debate en Telecinco, ha dicho que le gustaría tener "muy cerca" a uno de sus "mejores talentos". Así, ha expresado que "no es solo un honor" sino que "es bueno" para Podemos, a la vez que ha elogiado el "trabajo parlamentario" de su actual número dos'

El líder de la formación 'morada' ha opinado que, "a pesar de las diferencias", el compañerismo es algo que Podemos debe cuidar. "Puede haber cierto mal rollo en el vestuario pero luego salir a jugar todos en la misma dirección y dejándose la piel", ha explicado.

"En democracia hay veces que estás de acuerdo y otras no. Un partido que tenga eso no funciona. Muchas veces necesito tener a alguien que me diga te has equivocado. Quiero tener una formación política en la que tenga compañeros que me digan que tenga cuidado. Quiero tener a Íñigo para que me diga que podríamos hacerlo de otra forma", ha argumentado.

Hacia un Podemos más coral

Preguntado sobre si estaría dispuesto a debatir en un cara a cara con Errejón, Iglesias se ha mostrado conforme "pero si también están los anticapitalistas y los representantes de las otras propuestas". "Yo no soy el secretario general de unos pocos, lo soy de todos. Podemos tampoco puede ser una cosa de dos", ha expresado.

De esta forma, ha reconocido que ha habido un "exceso de personalismo" con su figura y que ahora se necesita un Podemos "más coral" y "que deje de ser el partido de Pablo Iglesias". "Al principio solo teníamos un capital: un chaval con coleta que sale en televisión. Lo que paso conmigo y con Ada Colau puede ser excepcional, pero no querría que ocurriera jamás", ha apostillado.

"Quien diga que va a gobernar el Parlamento miente. Quien va a gobernar es Mariano Rajoy gracias a que tiene capacidad de veto"

Preguntado también sobre el acuerdo del salario mínimo que el PSOE alcanzó con el PP, ha criticado que se hayan puesto de acuerdo "a espaldas de los sindicatos", a la vez que ha dicho que "quien diga que va a gobernar el Parlamento miente", porque quien va a gobernar es Mariano Rajoy gracias a que "tiene capacidad de veto".

"Rajoy tiene un acuerdo con Ciudadanos y el PSOE, y la prueba es que se ponen de acuerdo en el salario mínimo, el techo de gasto... En las campañas Rivera y el PSOE decían jamás votaremos a Rajoy, y luego resultó que dijeron 'donde dije digo, digo Diego', y se pusieron de acuerdo" ha explicado.

En el mismo debate..... Margallo ha replicado explicando que la "encrucijada" que vive España exige de un "gran acuerdo" entre las grandes fuerzas nacionales para llegar a un consenso sobre una reforma constitucional, un cambio del sistema tributario o una cambio en materia de educación. "El camino que ha tomado el PSOE me parece muy bueno para la nación", ha recalcado.

"Decir que nos estamos intentando cargar al PSOE es rigurosamente falso. Más bien estamos haciendo lo contrario. Cuando se produjo la dimisión de Felipe González, cuando dijo que había que abandonar el marxismo, UCD hizo todo lo posible para que el PSOE no se hundiera. Tu no puedes poner por delante los interés de tu partido por delante de los del país", ha argumentado.

Iglesias ha contestado al que fuera ministro en la anterior legislatura que cuando hay un gobierno que "agradece al PSOE" lo que existe es una "triple alianza" entre los socialistas, Ciudadanos y el PP. "En la investidura ya le dije a Rajoy que ha destruido el turno, el bipartidismo", ha concluido.

Apuesta por acabar con el "Podemos de las dos caras"

Por otra parte, Iglesias ha reiterado hoy también que él quiere "acabar con el Podemos de las dos caras" ante su próxima Asamblea Ciudadana de febrero, de la cual espera salir con un partido "más plural y más fuerte, en el que a mí no me sobra nadie".

El líder del partido ha hecho estas declaraciones al asistir a un encierro organizado en el madrileño Hospital 12 de Octubre contra la precariedad laboral en la sanidad pública convocado por el Movimiento Asambleario de Trabajadores de la Sanidad (MATS).

Acompañado del eurodiputado de Podemos Miguel Urbán, representante de la corriente anticapitalista de Podemos, Iglesias ha subrayado que ante el llamado "Vistalegre II" él siempre va a buscar el acuerdo "con Miguel y con su gente" y "con la gente de Íñigo también", en referencia a la corriente encabezada por el portavoz parlamentario de la formación.

Eso sí, ha dejado claro que este acuerdo debe sustentarse "a partir del debate político", para asegurar que "pase lo que pase, creo que todos compartimos que vamos a salir con un Podemos más plural y más fuerte en el que a mí no me sobra nadie".

En este sentido, al ser preguntado si mantendrá "a su lado" a Íñigo Errejón tras la asamblea del partido, ha contestado: "Hay que acabar con los números unos, los doses y los treses, creo que eso nos hace mucho daño en Podemos y que Podemos no puede ser una cuestión de uno ni de dos".

Así, ha señalado que "tiene que dejar de ser el partido de Pablo Iglesias" y que él mismo debe ser "simplemente" el secretario general, rodeado de muchos compañeros que "además puedan pensar distinto".

"Quiero a mi lado a Íñigo, quiero a mi lado a Miguel, quiero a mi lado a muchas compañeras y compañeros y hay que acabar con el Podemos de las dos caras", ha enfatizado.

Rodríguez descarta posicionarse como número dos

La coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, ha afirmado este lunes que sus aspiraciones en el partido morado no pasan por situarse como número dos de la formación tras el congreso de Vistalegre previsto para febrero.

"Yo estoy la número uno de Andalucía y con eso tengo suficiente, no me voy a mover de Andalucía", ha aseverado Rodríguez en declaraciones a los periodistas en Sevilla, respondiendo así a las manifestaciones del eurodiputado de Podemos Miguel Urbán quien apostó por Rodríguez como 'número dos' del partido tras Vistalegre II.

Por contra, la líder andaluza ha garantizado que "no hay trenes que pasan y espero. Yo me quedo aquí -en Andalucía- y cuando termine mi mandato, volveré a mi casa, a mi trabajo y la militancia de base".

Así las cosas, y de cara a la Asamblea estatal, ha recordado que su postura se alinea con 'Podemos en Movimiento', corriente anticapitalista de la que la dirigente de Podemos Andalucía forma parte, y cuya postura defendió en la Asamblea andaluza en la que fue reelegida en el cargo. Sin embargo, y aunque ha explicado que esta es su opción personal, en ningún caso el partido fijará "ninguna orientación de voto" para los inscritos en Andalucía, que "votarán la opción que les parezca desde el punto de vista organizativo y político".

Teresa Rodríguez ha negado que exista una "división real" dentro del partido a cuenta de estos posicionamientos de los líderes y ha defendido que lo que hay es "debate y discusión compañera". Así, la coordinadora andaluza le ha restado importancia a la imagen que traslada ahora Podemos porque "tiene fecha de caducidad en el congreso", mientras ha señalado que lo que le interesa es "lo que vamos a crecer en este proceso de debate interno".

Se ha mostrado convencida de que la formación saldrá reforzada porque "de alguna manera hemos naturalizado mucho el debate interno". "Tenemos discusiones y debates razonables", ha sostenido la líder andaluza, que entiende que si estos posicionamientos no existieran "seríamos una organización tremendamente pobre".