Publicado: 23.09.2015 23:02 |Actualizado: 23.09.2015 23:09

Iglesias plantea un ejecutivo catalán presidido por Rabell y con el apoyo de ERC y la CUP

El secretario general de Podemos afirma en un mitin de Catalunya Sí Que es Pot que “a Mas lo que le preocupa no es el derecho a decidir, es seguir siendo president”

Publicidad
Media: 4.38
Votos: 8
Comentarios:
Pablo Iglesias, junto al candidato de Catalunya Sí que es Pot a la Generalitat, Lluís Rabell, en Cornellà. / EFE

Pablo Iglesias, junto al candidato de Catalunya Sí que es Pot a la Generalitat, Lluís Rabell, en Cornellà. / EFE

CORNELLÀ DE LLOBREGAT.- A cuatro días de las decisivas elecciones catalanas, Catalunya Sí Que es Pot (CSQP) intenta convencer a los votantes de ERC y de la CUP de que la suya es la mejor opción para conseguir un gobierno que permita a la vez el “progreso social” y “nacional”. En un mitín celebrado en la plaza Catalunya de Cornellà de Llobregat -paradigma de paisaje metropolitano con bloques de diez plantas a pocos metros del escenario- la candidatura encabezada por Lluís Rabell ha insistido especialmente en el argumento que si Mas repite como president, “continuarán las políticas de derechas” y los “recortes”. Y Iglesias ha planteado como alternativa un ejecutivo encabezado por Rabell con el apoyo de la CUP, PSC y ERC, integrada esta última en Junts pel Sí.

Más de 2.000 personas se han acercado a la plaza, fundamentalmente para escuchar al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que ha vuelto a acaparar la atención del público, hasta el punto que decenas de personas han optado por marcharse antes de que Rabell acabara su intervención. Como en otros mítines, el líder de Podemos ha reiterado que la suya es la única formación que se compromete a respetar lo que decidan los catalanes en las urnas. “Nos han dejado solos en la responsabilidad de estado que implica que lo que digan los catalanes tenga inmediatamente una traducción jurídica”, ha afirmado Iglesias.



Acto seguido se ha dirigido tanto a la CUP como a ERC, para preguntarles “¿qué prefieren?”, si un gobierno con “consejeros de CDC aunque no esté presidido por Mas” u otro liderado por Rabell. “A lo mejor tendríamos un gobierno sin dudas sobre el derecho a decidir, pero también sin dudas sobre los derechos sociales”, ha clamado Iglesias para añadir que “a Mas lo que le preocupa no es el derecho a decidir, es seguir siendo president”. En la misma línea, también ha preguntado “a la gente de la CUP y de ERC” si van a votar un “gobierno de concentración que tenga como conseller a Boi Ruiz”, el actual titular de sanidad de la Generalitat y conocido por sus políticas beneficiosas para el sector privado. “¿Se puede cambiar la salud de tus hijos por una bandera?”, ha cuestionado Iglesias.

Rabell: “No tenemos enemigos a la izquierda”

Como en todos los mitines, Lluís Rabell ha atacado con dureza a CDC, PP y Ciudadanos y también ha salido al paso de las críticas de la CUP, que había acusado a los dirigentes de CSQP de ser “enemigos de la clase trabajadora”. Rabell ha replicado que no “vamos a caer en viejos sectarismos” para añadir que “no tenemos enemigos a la izquierda, sólo a la derecha” y rematar con un ataque: “No puede ser que un día os abracéis a Mas y al día siguiente nos digáis que nosotros somos los traidores”.

Rabell ha reiterado que a pesar de sus recientes ataques a la banca, por su amenaza de dejar Catalunya si se produce la independencia, el líder de Convergència ha estado siempre al lado de la gente y “no plantó cara a los bancos para parar desahucios”. Por todo ello, el candidato de CSQP ha declarado que la “respuesta al gobierno del PP no puede ser votar a Junts pel Sí” ni tampoco Ciudadanos, que “esconde su programa social, que es neoliberal”.

Joan Herrera, que también ha intervenido en el acto, ha retado a su excompañero de partido y cabeza de lista de Junts pel Sí, Raül Romeva, a un debate antes de que finalice la campaña. El coordinador nacional de ICV ha optado por la fiscalidad para atacar a Mas, recordando que CiU presentó “la enmienda en el Congreso para que las sicav tributaran al 1%”, a parte de apoyar la bajadas de impuestos “cuando somos el segundo país más desigual de Europa”.