Publicado: 21.03.2014 18:44 |Actualizado: 21.03.2014 18:44

La incorporación de Verstrynge provoca críticas dentro de Podemos

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

La colaboración del profesor de Ciencia Política de la Universidad Complutense de Madrid, Jorge Verstrynge, con la iniciativa Podemos, ha provocado las primeras críticas internas dentro de la recién nacida organización. Un grupo de simpatizantes y participantes en círculos Podemos se han declarado este viernes "consternados" con la participación del también politólogo en la presentación de la iniciativa hoy en Carabanchel, Madrid.

En un artículo publicado por Diagonal y titulado Jorge Verstrynge, persona non grata en Podemos, este grupo en el que se encuentra el miembro de Izquierda Anticapitalista Jaime Pastor, reprocha a Verstrynge sus posiciones políticas "especialmente con respecto a las cuestiones migratorias" y expresan su disconformidad "tanto con lo que representa políticamente" como "con la manera en que se ha asociado su nombre con el proyecto político de Podemos".

"Entendemos la rapidez con la que el proyecto está evolucionando, así como la carga de trabajo de los promotores más conocidos. Creemos, no obstante, que esta situación sienta un peligroso precedente y que aún estamos a tiempo de corregir este serio error", apuntan en el texto. Asimismo, a pesar de reconocer que Verstrynge "puede apoyar o votar a Podemos si lo desea, como cualquier otro ciudadano", estiman "que debe quedar bien claro, públicamente, que Verstrynge no representa a Podemos y que desde Podemos no se puede compartir muchas de sus ideas".

A renglón seguido denuncian que el profesor "se ha caracterizado por un discurso público explícitamente xenófobo y contrario al reconocimiento de los derechos de las personas que migran", y aseguran que esas ideas se enlazan "con los partidos de la nueva derecha radical que amenazan con hacerse fuertes en las próximas elecciones al Parlamento Europeo", ya que el propio Verstrynge "ha mostrado abiertamente sus simpatías hacia Marine Le Pen y el Frente Nacional francés".

A juicio de este grupo de simpatizantes de Podemos esas posiciones "atentan gravement"e contra el requisito de "responsabilidad democrática de respeto a los derechos humanos" que se ha exigido a los candidatos de la iniciativa, y supone una "actitud discriminatoria por razones de etnia, género, origen u orientación sexual" que el punto 4 de la Carta de Candidatos de la organización rechaza. "Estos son requisitos básicos que no deberían aplicarse solo a los candidatos sino a cualquier persona que intervenga públicamente en nombre de Podemos o en asociación con el mismo", aducen.

Denuncian, además, que la decisión se promover a Verstrynge "se ha tomado a espaldas de los demás círculos y de los ciudadanos", a pesar de que su presencia pública en foros de Podemos, en la prensa o en la televisión, así como la percepción de esta persona como colaborador o ideólogo, "afectan negativamente a la imagen de Podemos y a sus perspectivas electorales, pero sobre todo a la construcción de Podemos como fuerza política democrática". "Figuras como la suya dificultan además posibles alianzas con otras fuerzas políticas de ruptura como el Partido X o las CUP", añaden.

Este grupo de simpatizantes, exige a quien está al frente de la iniciativa que "tanto los contenidos programáticos como las personas puedan debatirse, a través de los círculos y por Internet". "No pretendemos imponer ideas o personas. Pero este debate debe llevarse a cabo sobre la base de unos mínimos claros que determinen qué afinidades políticas no son bienvenidas y mediante procedimientos democráticos y transparentes, y no de mera adhesión o ratificación", apuntan. En su opinión, Podemos "debe marcar diferencias con los partidos e ideas tradicionales, pero también con los de la derecha radical y con los nuevos fascismos europeos y promover una cultura democrática".