Publicado: 25.01.2014 15:32 |Actualizado: 25.01.2014 15:32

La inspectora que investigó Nóos y Aizoon se reafirma en su informe fiscal sobre la infanta

En el interrogatorio frente al juez Castro, asegura que no ve ningún delito fiscal en las actuaciones de la esposa de Urdangarin

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La inspectora de Hacienda que inició de oficio una investigación sobre el Instituto Nóos y Aizoon, la empresa que la infanta compartía con Iñaki Urdangarin, ha negado hoy ante el juez José Castro que la hija del Rey cometiera delito fiscal. Según han informado fuentes jurídicas, la jefa de la unidad de Delitos Económicos de la Policía Nacional, que también ha declarado ante el juez, ha descartado que la infanta blanqueara dinero, obtenido ilegalmente por Nóos, al realizar gastos personales con fondos de Aizoon.

Las dos funcionarias han abierto hoy la ronda de declaraciones ordenadas por Castro a instancias de la Fiscalía Anticorrupción para tratar de rebatir la existencia de indicios por los que el instructor citó a la infanta Cristina para que el próximo 8 de febrero comparezca como imputada por fraude fiscal y blanqueo. La inspectora de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria en Catalunya ha sido la primera en declarar y se ha ratificado en el informe provisional que emitió a principios de 2011, antes de que comenzara la instrucción del caso Nóos, en el sentido de que no aprecia delito fiscal por parte de la infanta Cristina.

Ha detallado que ya desde un principio, al entrar en la base de datos de sociedades, supo que la infanta Cristina era una de las propietarias al 50% de la empresa Aizoon que estaba investigando y ha asegurado que nunca se sintió presionada al respecto. A preguntas del juez Castro, la inspectora ha asegurado que nadie le dio directrices para llevar a cabo su trabajo. Ante la insistencia del magistrado, ha explicado que el hecho de que el último informe jurídico derivado de su actuación, el que dio lugar a la denuncia por delito fiscal, esté firmado en Madrid cuando la inspección se había realizado desde Barcelona, se debe a que en ese momento la plaza del funcionario responsable para llevarlo a cabo estaba vacante en Catalunya.

La inspectora ha explicado que en la inspección que abrió sobre Aizoon y Nóos incluyó a Iñaki Urdangarin y a su exsocio Diego Torres porque eran quienes figuraban como administradores de ellas, respectivamente. Incluyó también a Ana María Tejeiro, la mujer de Torres, porque los movimientos bancarios que ella realizó, al sacar 148.000 euros en efectivo e ingresarlos unos días después en otra cuenta, fueron los que motivaron el inicio de la inspección de oficio.

Preguntada por tres facturas que suman más de 69.000 euros, por trabajos que supuestamente contrató Aizoon a la empresa Intuit (propiedad de Torres), la inspectora ha señalado que en su informe provisional ella no calificó dichas facturas, pero sí las incluyó junto a centenares más, de las que se derivaba que había un reparto de beneficios entre Urdangarin y Torres al 50%. Ha puesto como ejemplo una factura por 100.000 euros librada por Lagardere a Aizoon, que a su vez unos días después facturó 50.000 euros a Intuit, porque todo lo que cobraban lo repartían por la mitad mediante facturas cruzadas entre sus sociedades.

El juez Castro cuestionó en el auto en el que cita a declarar a la infanta Cristina que la Agencia Tributaria, al calcular la liquidación del impuesto de sociedades de Aizoon, imputara dichas facturas como gasto deducible, cuando anteriormente en otro informe las había calificado de falsas. La inspectora ha puntualizado que ella no se pronunció al respecto en su informe, en el que recalcó hasta 17 veces en las 41 páginas de que constaba que se trataba de un documento provisional que requería de análisis posteriores más detallados.

En relación con un posible fraude en el impuesto de sociedades de Aizóon, la inspectora ha explicado que no se puede imputar un delito fiscal a una persona jurídica, sino a una persona física. Ha asegurado por ello que se debe descartar el delito fiscal en Aizoon.

Durante la mañana, también han prestado declaración ante el juez Castro tres representantes de empresas que contrataron a Urdangarin como asesor de sus consejos de administración. Todos ellos han ratificado declaraciones anteriores en las que habían asegurado que lo contrataron como consejero. Las declaraciones continuarán esta tarde a partir de las 16.15 horas, con las comparecencias de más empresarios y también de los dos inspectores de Hacienda cuyos informes exculpan a la infanta Cristina de delitos fiscales.

Los inspectores de Hacienda citados por el juez del caso Nóos han llegado poco antes de las 9.30 horas a los juzgados de Palma para declarar sobre los informes que elaboraron acerca de la actividad económica de la infanta Cristina a través de la empresa Aizoon. El juez instructor, José Castro, aceptó tomar testimonio a estos funcionarios a instancias del fiscal anticorrupción Pedro Horrach, que considera que el magistrado ha imputado a la infanta por presuntos delitos fiscales y de blanqueo de capitales pese a que los informes de la Agencia Tributaria y de la Policía no aportan ningún indicio de comportamiento ilegal por parte de doña Cristina.

Los dos inspectores han sido citados a declarar como peritos y también ha sido citada la jefa del Grupo de Delincuencia Económica de la Policía que investigó los pagos realizados por los Duques de Palma para la reforma de su vivienda de Barcelona como testigo. El magistrado también ha llamado a declarar a un perito propuesto por el sindicato Manos Limpias, personado en la causa como acusación popular, que sostiene una tesis contraria a la de los inspectores de Hacienda y considera que sí hay datos que apuntan a que la duquesa de Palma defraudó más de 120.000 euros en un año, el límite a partir del cual el fraude es delito.

El motivo de estas declaraciones es escuchar los argumentos técnicos en contra y a favor de la existencia de indicios de delito para imputar a la infanta, una decisión en la que sólo Manos Limpias ha respaldado al juez instructor. Además, están citados a declarar como testigos representantes de siete empresas en cuyos consejos de administración estuvo integrado Iñaki Urdangarin y que en comparecencias anteriores ya manifestaron que el duque de Palma sí tomó parte de estos órganos.

El juez instructor del caso Nóos, José Castro, ha informado hoy a las partes de que la declaración como imputada el 8 de febrero de la infanta Cristina solo se grabará en audio, y no en vídeo, a petición de la defensa de ésta.

Según han informado fuentes judiciales, Castro ha hecho hoy este anuncio al inicio de la declaración como testigo de una funcionaria de la Agencia Tributaria que participó en la investigación de la actividad económica de la infanta a través de Aizoon, la empresa que compartía con su esposo, Iñaki Urdangarin.