Publicado: 12.06.2014 13:48 |Actualizado: 12.06.2014 13:48

Interior blindará Madrid: restringe el espacio aéreo, eleva la alerta antiterrorista y controla acceso a la capital

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ministerio del Interior ha elevado el nivel de alerta antiterrorista del dos al tres por la proclamación, el próximo jueves, del rey Felipe VI y restringirá el espacio aéreo durante los actos.

Según informa este departamento, se ha cursado una instrucción a la Policía, la Guardia Civil y a los delegados del Gobierno con el "amplio" dispositivo de seguridad que se desplegará con motivo de ese evento.

Entre las medidas de este exhaustivo despliegue, que será coordinado por un centro de mando desde la Secretaría de Estado de Seguridad, destacan la modificación de la actual alerta antiterrorista, dentro de la revisión rutinaria que se realiza en acontecimientos de estas características.

Habrá controles de tráfico en los accesos a Madrid Además de los controles de tráfico en los accesos a Madrid, se activarán dispositivos especiales para proteger el Congreso de los Diputados -donde se celebrará la proclamación-, el Palacio Real y los itinerarios de desplazamiento de la comitiva real y del resto de asistentes.

El acto de proclamación de Felipe VI comenzará en el Congreso de los Diputados entre las diez y media y las once de la mañana, el próximo jueves, día 19 de junio, según ha avanzado hoy el presidente de la Cámara, Jesús Posada, quien, no obstante, ha asegurado que el horario no está cerrado "definitivamente".

Está previsto que los ya reyes, recorran en un vehículo algunas de las vías más conocidas del centro de Madrid tras la proclamación del nuevo rey en el Congreso de los Diputados para dirigirse al Palacio Real, donde se celebrará una recepción, según han informado fuentes parlamentarias.

A falta de que la Casa del Rey confirme los detalles del protocolo de esta jornada, las mismas fuentes han explicado que el recorrido que harán los nuevos reyes será en parte similar, aunque en sentido inverso, al que hicieron hace diez años, el 22 de mayo de 2004, tras contraer matrimonio en la catedral madrileña de la Almudena.

El propio presidente del Congreso, Jesús Posada, adelantó ayer que, por lo que él sabía, además de la ceremonia en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo, el día 19 se celebrará un desfile militar y una posterior recepción presidida por los nuevos reyes.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, los presidentes del Tribunal Constitucional y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Francisco Pérez de los Cobos y Carlos Lesmes, respectivamente, así como los presidentes del Congreso y del Senado, flanquearán a Felipe VI, Letizia y sus hijas durante la proclamación.

Jesús Posada ha señalado que, dado el "poco espacio" de esa zona, además de los presidentes de las comunidades autónomas, está prevista la presencia de expresidentes del Gobierno y de las Cámaras, así como del cuerpo diplomático, entre otros.

Tras el debate matutino del proyecto de ley de abdicación que tuvo lugar este miércoles en el Pleno del Congreso, los servicios de la Cámara comenzaron horas después a acondicionar el hemiciclo con vistas al acto del próximo día 19.

En concreto, ha precisado Posada, se ha instalado una plataforma sobre la que se celebrará la proclamación del nuevo Rey ante las Cortes Generales y se está procediendo a transformar la zona de los escaños con el fin de que ese día haya espacio suficiente para acoger a todos los diputados y senadores, es decir para casi 700 parlamentarios.

Los diputados de estas formaciones que durante el debate de la ley de abdicación del Rey Juan Carlos I pidieron que se consulte a los ciudadanos sobre la Jefatura del Estado, no asistirán al acto de proclamación de Felipe VI el próximo día 19. Fuentes del grupo parlamentario de la Izquierda Plural han confirmado que sus diputados no estarán en el acto de proclamación que tendrá lugar en el Congreso el próximo jueves a partir de las 10.30, aunque el horario aún no está definitivamente cerrado.

Tampoco asistirán los parlamentarios de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), del Bloque Nacionalista Gallego (BNG), así como la diputada de Geroa Bai -Uxue Barkos- y el de Compromís-Equo -Joan Baldoví-, ya que han preferido no participar en dicha ceremonia.

La misma postura mantienen los diputados de Amaiur, que ya ayer se ausentaron del hemiciclo y optaron por no votar el proyecto de ley que hace efectiva la abdicación de Juan Carlos I.

El grupo de la Izquierda Plural está estudiando además llevar a cabo alguna iniciativa en los días previos a la ceremonia o hacer pública una declaración explicando la postura de esta formación política ante la proclamación de Felipe VI como nuevo rey.