Publicado: 09.10.2016 09:35 |Actualizado: 09.10.2016 09:38

Javier Fernández: "Abstenernos no es apoyar"

El presidente de la gestora del PSOE no consultará a la militancia sobre el apoyo al Gobierno de Mariano Rajoy y defiende un "aterrizaje forzoso en el principio de realidad". El populismo, añade, "es simplificador, esa no es la cultura del PSOE".

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2
Comentarios:
El presidente de la Gestora del PSOE, Javier Fernández. - EFE

El presidente de la Gestora del PSOE, Javier Fernández. - EFE

MADRID.- El presidente de la Comisión Gestora del PSOE, Javier Fernández, ha avanzado este domingo que no se consultará a las bases del PSOE sobre una posible abstención para que Mariano Rajoy sea elegido presidente del Gobierno por el Parlamento, sin que será una decisión que adopte el Comité Federal.

"Se requiere un aterrizaje forzoso en el principio de realidad, que no sintoniza con el sentimiento de los militantes más fervorosos"

En una entrevista que publica El País -diario que ha destacado por las presiones al dimitido secretario general del PSOE Pedro Sánchez, quien se oponía a apoyar a Rajoy-, el presidente de la Gestora defiende que abstenerse no es apoyar al líder popular.

"Abstenernos no es apoyar. Eso es un concepto muy primario de la política. La política no es poesía, es prosa. No es sentimiento, es razón", remacha Javier Fernández, presidente del Principado de Asturias.

Defiende que la decisión final la adopte el Comité Federal del PSOE, "pero tendremos muy en cuenta a los militantes". Este órgano de dirección decidió hace casi diez meses "que, ni por activa ni por pasiva, el PSOE haría posible un Gobierno del PP. Si ahora, libremente, se toma otra decisión, por cultura política, es el mismo Comité Federal el que debe hacerlo", argumenta Fernández.

"Ya sé que tiene mala prensa la mediación y la representación -agrega-, pero son los delegados del Comité Federal los que deben tomar la decisión, en su labor de representación, y luego responder ante los militantes. La tendencia a la democracia directa no está en la cultura del PSOE, que no es una organización partidaria de los plebiscitos y tiene una cultura representativa".



Aterrizaje forzoso

"El no a un Gobierno del PP está en la médula de los militantes del partido, por tanta corrupción y por los recortes. La contundencia con la que los dirigentes socialistas han rechazado una posible abstención ha ahondado en ello", manifiesta Fernández, que añade que "se ha revelado imposible otra opción de Gobierno, por lo que ahora se requiere un aterrizaje forzoso en el principio de realidad, que no sintoniza con el sentimiento de los militantes más fervorosos".

Javier Fernández se muestra convencido de que si tiene que haber una votación sobre la abstención, el grupo parlamentario socialista "responderá con lo que ha sido siempre la tradición del partido".

El presidente asturiano quiere dejar claro que "el PSOE no se plantea en ningún caso una alianza con el PP, pero claro que hay asuntos de Estado en los que siempre estaremos con el Gobierno. La oposición no hay que plantearla siempre desde el antagonismo, sino desde la utilidad a los ciudadanos".

Respecto al próximo congreso del PSC, el fin de semana que viene, Fernández dice que espera sea "más ideológico que identitario" y que aspira a que un nacionalista catalán, "aunque no se sienta nunca integrante de la nación española, sí se sienta ciudadano del Estado español. Yo intento separar la identidad de la ciudadanía".

El presidente de la Gestora socialista manifiesta que quiere olvidar cuanto antes lo ocurrido en el Comité Federal de la semana pasada.

En defensa del flanco izquierdo

Javier Fernández cree que el PSOE se está podemizando y que se asume la cultura del partido morado de Pablo Iglesias, que define como populista y de simplicación:

"Hay una parte de la cultura de Podemos que es básicamente disyuntiva. Arriba, abajo; pueblo, casta; buenos, malos; élite, ciudadanía... Y eso conduce siempre al plebiscito. Es maniqueo, y se resuelve siempre de manera plebiscitaria y no con deliberación. Podemos tiene propuestas, muchas de ellas bienintencionadas, por ejemplo en materia social. Pero las políticas, además de bienintencionadas, deben ser útiles. Y la mayoría de las que hace Podemos no son útiles. Porque hace abstracción del principio de realidad. Y el PSOE se está impregnando de alguna manera de esta cultura, al igual que la apelación a la democracia directa, que termina con la representación. La cultura populista es la cultura de la simplificación, y esa no puede ser nunca la cultura del PSOE".

El presidente de la Gestora expone que la realidad "es compleja y alguien tiene que hacerse cargo de ella. La derecha siempre ha sido simplificadora y, en este caso, la izquierda populista también lo es. El único partido con vocación realmente reformista es el PSOE".

Javier Fernández defiende que su partido no se mueva "en ningún caso" del centro izquierda: "Con eso dejaríamos de ser la alternativa de Gobierno. Ser solo el primer referente de la izquierda y la referencia ética en el Parlamento nos llevaría a dejar de ser el partido que quiere gobernar España. Aun así, debemos defender y defendemos el flanco izquierdo".