Publicado: 17.12.2015 15:43 |Actualizado: 17.12.2015 15:44

Jones: “Una victoria de Podemos animará a que la rabia en Europa
coja el camino de la esperanza”

El escritor inglés considera que una Catalunya y una España diferentes pueden ser una palanca de cambio a nivel continental que evitaría que el descontento por las consecuencias de la crisis derive en un aumento del racismo y la xenofobia

Publicidad
Media: 3.90
Votos: 10
Comentarios:
El escritor y activista británico Owen Jones, durante su intervención en el acto final de campaña de En Comú Podem celebrado hoy en Barcelona. EFE/ Quique García

El escritor y activista británico Owen Jones, durante su intervención en el acto final de campaña de En Comú Podem celebrado hoy en Barcelona. EFE/ Quique García

BARCELONA.- En las elecciones generales del domingo no sólo está en juego la composición del futuro Congreso de los Diputados y, por ende, del ejecutivo español, sino también la opción que un relato distinto al de la hegemonía neoliberal llegue al poder y contribuya a la construcción de cambios en Europa. Como mínimo, así lo ve el periodista y escritor inglés Owen Jones, que ha aprovechado un acto en Barcelona de apoyo a En Comú Podem para afirmar que una victoria de Podemos y sus alianzas, “lanzará un mensaje bien claro y animará a toda Europa a intentar que la rabia y el descontento cojan el camino de la esperanza, y no del racismo y la xenofobia”.

Jones ha participado en un acto de pequeño formato en la facultad de Economía de la Universitat de Barcelona (UB), junto al primer teniente de alcalde del ayuntamiento de la capital catalana, Gerardo Pisarello, y el número cinco de la lista de En Comú Podem, Raimundo Viejo. Todos ellos han puesto el acento en la necesidad de que la batalla por la hegemonía vaya más allá de las instituciones y, con un papel decisivo de la calle, abarque también el lenguaje.



Alrededor de 250 personas —en su mayoría estudiantes— se han acercado a la sala de actos de la facultad para escuchar las reflexiones de Jones, uno de los grandes referentes de la nueva izquierda europea y famoso especialmente por su obra Chavs. La demonización de la clase obrera. Jones, que durante la campaña ha tomado parte en actos de Podemos y ayer participó en el último gran mitín de En Comú Podem, ha señalado a las élites financieras y a quienes las apoyaban como responsables de una crisis que, en cambio, han pagado “las clases trabajadoras”. Y la consecuencia de la prolongada crisis ha sido la aparición de un descontento y una indignación que “avanzan en dos direcciones”.

“De un lado, hacia un camino progresista y esperanzador, que pueden representar Bernie Sanders en Estados Unidos, Jeremy Corbin y el Partido Nacional Escocés en el Reino Unido o Syriza en Grecia, pero del otro lado avanzan hacia una dirección xenófoba y reaccionaria, como muestran Donald Trump [en los EUA], el UKIP [en el Reino Unido]” o Amanecer Dorado en Grecia, ha relatado el analista. Jones ha resaltado que la crisis ha provocado un claro incremento de la desigualdad -ha destacado que las 1.000 personas más ricas del Reino Unido han aumentado su patrimonio durante la recesión, mientras que las clases bajas han visto empeorada su situación- y se ha mostrado muy crítico con una “socialdemocracia” que primero aceptó “el dogma del mercado” y después “la austeridad”.

En opinión de Owen Jones, que hace algunas semanas publicó El establishment, “los de abajo se han visto obligados a pagar por los delitos de los que están arriba y se han tenido que apretar aún más un cinturón que algunos ni tan siquiera tienen. Esto es el capitalismo para ricos y para pobres”. El escritor ha repetido la tesis de Chavs en el sentido de que a partir de la revolución neoliberal llevada a cabo por Margaret Thatcher se ha buscado que “la rabia no se dirija hacia los poderosos, sino hacia tus vecinos, impulsando la política de la envidia en un claro ejemplo del divide y vencerás”. Y para él de lo que se trata es de “construir una sociedad que se base en los intereses de la mayoría”, y ha subrayado que “sin justicia no podremos tener una sociedad mejor”. Por todo ello, ha hecho un llamamiento a crear una Catalunya y una España “diferentes” como palancas de lanzamientos para hacer una “Europa diferente”.

Pisarello: “Hemos roto la resignación”

Pisarello, número dos del Ayuntamiento de Barcelona y dirigente de Barcelona en Comú, ha lamentado que el neoliberalismo “se haya impuesto en la batalla del pensamiento” y ahora exista un “pensamiento individualista”. En su opinión, actualmente hay una “nueva ofensiva elitista” que, entre otras cuestiones, quiere que “la universidad sea un privilegio al que sólo tengan acceso unos pocos”. Lejos de quedarse con un diagnóstico pesimista, Pisarello ha destacado que “hay razones para la esperanza, porque hemos conseguido romper la resignación y entrar en las instituciones”. “Podemos gobernar de otra manera, lo podemos hacer mejor y podemos enterrar la vieja consigna de Thatcher de que no hay alternativa”, ha añadido Pisarello, para quién se trata de “dar prioridad a las colectivos más vulnerables”. Finalmente, el político se ha referido a “no regalar las palabras” a las élites y ha pedido que las facultades de Economía dejen de basarse casi exclusivamente en el mantra neoliberal surgido de la Escuela de Chicago.

Finalmente, Raimundo Viejo, número cinco por Barcelona de En Comú Podem y hasta hace unas semanas concejal en el equipo de gobierno de Ada Colau, ha proclamado que “vivimos una repolitzación como no vivíamos en décadas y esto es lo mejor que nos ha pasado”. Para Viejo, tras el 15-M nació una “nueva institucionalidad”, que supone una “profundización de la democracia” y que otorga un papel clave a la ciudadanía. “Tenemos el convencimiento que sin la gente no somos nada”, ha concluido.