Publicado: 14.10.2013 10:50 |Actualizado: 14.10.2013 10:50

Jorge, el joven que no probará bocado hasta que dimita el Gobierno

Este bilbaíno de 25 años lleva en huelga de hambre desde el sábado en la Puerta del Sol, harto de aguantar la situación que atraviesa el país. Quiere que su acción haga renacer un nuevo 15M

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Jorge Arzuaga es un joven indignado bilbaíno que ha decidido trasladarse a Madrid para iniciar una huelga de hambre hasta que el Gobierno dimita y se convoquen elecciones anticipadas. El lugar escogido para esa acción pacífica está cargado de simbolismo: la Puerta de Sol. En un cartel que ha pegado a la estatua ecuestre de Carlos III explica su acción bajo el hashtag de Twitter #MotivosJorge: "¿Quién soy? Un ciudadano. ¿Qué hago? Huelga de hambre. ¿Por qué? Por ti. Por mí: PARO, CORRUPCIÓN, DESAHUCIOS, SANIDAD, EDUCACIÓN... ¿Cuál es el tuyo?", aclara a los curiosos que se acercan a leer.

Jorge explica brevemente su biografía en la web Periodismo Digno: "Soy Jorge Arzuaga. Nací en Bilbao hace 25 años. He estudiado Ingeniería Técnica de Obras Públicas e Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos. He colaborado como voluntario en diversos proyectos con colectivos de marginalidad en España. Esta forma de vida también me ha llevado a la India y Perú, donde he conectado con una realidad que ha marcado mi espíritu".

Y detalla cómo participó en el movimiento del 15M y cómo le cambió la vida: "He participado en el movimiento 15M, sobre todo dentro del ámbito de la Universidad. Después de años acudiendo a manifestaciones sin obtener nada, salvo indiferencia, creo que es el momento de ir más allá. Esto me planteaba dos caminos, la huelga de hambre o la violencia, eligiendo la primera opción como vía de lucha pacífica".

Por eso ha dicho 'basta' a las políticas del Gobierno y a su "ilegitimidad" y explica que ponerse en huelga de hambre "nace del sentimiento de una rotunda negativa a seguir tolerando la situación que estamos viviendo. Aunque he marcado el objetivo de exigir la dimisión del Gobierno, mi verdadera intención es que el pueblo deje la resignación y el miedo atrás. En definitiva, que el pueblo reaccione y se una para recuperar nuestros derechos. Pido apoyo y solidaridad pues ésta no es mi lucha sino la de todos", aclara.

Inició su huelga de hambre el sábado 12 de octubre. A las pocas horas se acercó hasta la Puerta del Sol un equipo del Samur que le sometió a un control rutinario para vigilar la evolución de sus constantes en sucesivas visitas. "Yo por ahora me veo fuerte", exclama el activista. "Pero la falta de sueño y el frio de la noche son otra cosa", añade preocupado.

Anoche cumplía 48 horas de huelga de hambre declarando que se encuentra muy agradecido por las muestras de apoyo que está recibiendo de diversos ciudadanos, activistas de la PAH que se turnan para hacerle compañía, el conocido fotoperiodista Juan Carlos Mohr y un cortejo de mujeres de la tercera edad que le lleva mantas, sillitas, sombrillas y le hacen compañía durante el día. "Nosotras somos el turno de día, la noche es para los jóvenes", declara rotunda una de las ancianas que le escoltan destilando ternura.

Jorge reafirmaba su determinación de estar sin comer hasta que el Gobierno dimita, pero "en realidad mi sueño es que los indignados vuelvan a Sol, a repetir aquel 15M y a asombrar al mundo. Tenemos que unirnos para echar a estos corruptos", afirma conteniendo unas lágrimas que ya ha derramado varias veces, emocionado ante las muestras de apoyo y cariño de ciudadanos anónimos que se acercan a ofrecerle su apoyo o, como ocurrió anoche, una tetera de té moruno caliente que le sirven con mimo mientras comentan la precariedad en la que nos está dejando este Gobierno.