Publicado: 09.03.2016 23:47 |Actualizado: 11.03.2016 19:25

Joseba Asiron: "Es necesario romper la cintura a los Estados y crear una red de ciudades rebeldes y de cambio"

El alcalde Pamplona denuncia que hay un ataque de "la derecha" para tumbar los ayuntamientos del cambio que se redobla en su caso por ser de EH Bildu. Apuesta por "el marco municipal" como "nivel básico del cambio". Muestra su apoyo a Otegi y su deseo de que se convierta en el próximo lehendakari. 

Publicidad
Media: 4.29
Votos: 14
Comentarios:
El alcalde de Pamplona Joseba Asiron.- ALCALDÍA DE PAMPLONA

El alcalde de Pamplona Joseba Asiron.- ALCALDÍA DE PAMPLONA

MADRID.- Asiron es, prácticamente, un recién llegado a la vida política. A pesar de que la vida entera enrolado en movimientos sociales, y defendiendo una Navarra independiente para el pueblo vasco, nunca había militado en ninguna formación política. En mayo de 2015 se presentó como candidato a la alcaldía de Pamplona con EH Bildu y fue investido alcalde con el apoyo de Aranzadi (donde se integra Podemos), Izquierda Unida y Geroa Bai. Durante la campaña electoral anunció a bombo y platillo que pretendía abrir puertas y balcones del Ayuntamiento (y los cajones) y durante esta entrevista con Público confirma que era "más que necesario" porque el Consistorio olía "a rancio tras 16 años de gobierno de UPN". "Nos hemos encontrado con una ciudad que estaba siendo administrada como un cortijo", agrega.

Acto seguido Asiron saca pecho de las medidas adoptadas por el equipo que él lidera y que califica como "gobierno del cambio". Habla de la declaración de Pamplona como ciudad "libre de desahucios"; de la creación de "un foro contra la pobreza"; de las negociaciones con entidades bancarias para decirles que "se replantearían las relaciones con aquellas que acometieran desahucios", de la rehabilitación de 50 viviendas públicas que estaban en un "estado lamentable" y de la "devolución de la paga extra a los funcionarios", entre otras medidas, como la aprobación de una moción para interponer una querella contra los crímenes de la dictadura franquista o que la persona encargada de lanzar el 'chupinazo' de los Sanfermines sea elegida por los ciudadanos. "A diario demostramos que en Pamplona las cosas se pueden hacer de otra manera", incide.



Asiron también saca pecho por una de las medidas más polémicas de su equipo de Gobierno: la ampliación del número de escuelas infantiles en euskera. El alcalde -que muestra su alegría cuando el periodista le formula la pregunta- explica que lo único que ha hecho ha sido aumentar de dos a cuatro el número de escuelas infantiles en euskera. "En el año 1983 había ocho escuelas: seis en castellano y dos en euskera. Ahora había 17 escuelas y continuaban siendo dos las que ofertaban plazas en Euskera. A partir del año que viene serán cuatro en euskera y trece en castellano. Esa es la realidad y todo lo demás que se ha montado es manipulación".

"La manipulación informativa contra nosotros y contra el resto de gobiernos del cambio es una constante"

En opinión del alcalde abertzale "hay una estrategia de la derecha para atacar al Gobierno de Pamplona y al resto de ayuntamientos que han optado por el cambio". "La manipulación informativa contra nosotros y contra el resto de alcaldías del cambio es una constante. Podemos poner docenas de ejemplos (...) Aquí en Navarra es Diario de Navarra, pero por lo que he oído en Zaragoza es El Heraldo de Aragón y en el caso de Donosti, que consiguieron hacer caer el Gobierno de cambio de hace cuatro años, sería el Diario Vasco", señala. 

"Es urgente que las ciudades del cambio compartamos todas estas experiencias y también las estrategias. Es imprescindible crear una red de ciudades rebeldes y que no nos ciñéramos a las fronteras del Estado. El marco municipal es el nivel básico del cambio. Es necesario romper la cintura a los estados y crear una red de ciudades rebeldes y del cambio con ciudades europeas que están pasando por las mismas circunstancias", reflexiona Airon, que denuncia también que tanto "UPN como el PSN" están utilizando a ETA para hacer daño al Gobierno local de Pamplona. 

"Todo el mundo sabe que rechazo todo tipo de violencia. Incluida por supuesto la de ETA. Están intentando alargar, prorrogar en el tiempo una cuestión que la ciudadanía tiene ya superada. Cuando salgo a la calle los vecinos me preguntan por desahucios, soberanía alimentaria, pobreza energética y no por religión o terrorismo. Es una oposición de regate corto que habría que superar ya", denuncia.   

Joseba Asiron en el momento en el que es proclamado alcalde de Pamplona.- ALCALDÍA DE PAMPLONA

Joseba Asiron en el momento en el que es proclamado alcalde de Pamplona.- ALCALDÍA DE PAMPLONA

 "Es imprescindible crear una red de ciudades rebeldes y que no nos ciñéramos a las fronteras del Estado. El marco municipal es el nivel básico del cambio"

¿Por qué se abstuvo en la votación de una moción que condenaba el terrorismo de ETA?

"Nosotros hemos dicho que hay que mirar al futuro, que hay que superar la confrontación, que el tiempo de la violencia es un tiempo a desterrar y, en consecuencia, rechazamos cualquier tipo de violencia. En mi discurso de investidura dije que rechazaría y condenaría cualquier tipo de violencia. También la de ETA, por supuesto. En el año 1998 firmé un manifiesto contra el asesinato del concejal de Pamplona Tomás Caballero. Hoy volvería a firmarlo. Pero es necesario decir también que aquí ha habido violencias cruzadas. Durante los años 80 y 90 ha habido mucho sufrimiento a muchos niveles. En muchas ocasiones era la violencia de ETA. Este domingo, por ejemplo, se cumplen 12 años del asesinato de un militante de la izquierda abertzale, un panadero padre de familia, al que un policía nacional fuera de servicio le pegó cuatro tiros en su comercio. Más allá de esta dinámica de condenas, nosotros nos situamos en el rechazo absoluto de cualquier tipo de violencia. Y ahí yo voy a estar siempre. Lo estaba en el año 1998 y lo estoy ahora. Estoy persuadido de que hay muchos tiempos de violencia y muchos tipos de víctimas, pero sólo hay un dolor. El que sintió la familia de Caballero y el que sintió la familia del militante de la izquierda abertzale asesinado por su militancia."

El alcalde considera prosigue su discurso señalando que en este proceso de paz se necesita "más empatía" por parte de todas las partes y pide "poner en valor" y potenciar" las iniciativas que permiten que "víctimas de uno y otro tipo" se encuentren y compartan "su dolor". La conversación entre el periodista y el alcalde prosigue por los cauces del nuevo escenario que se abre en Euskadi con la liberación de Arnaldo Otegi y la celebración de elecciones autonómicas antes de final de año. Además, la composición del equipo de Gobierno de Pamplona, que lidera Asion y que integra a Bildu, Geroa Bai, a Aranzadi (apoyado por Podemos) y a Izquierda Unida, permite abrir la reflexión sobre si sería posible un Gobierno similar en la comunidad autónoma vasca. ​

"Es necesario decir también que aquí ha habido violencias cruzadas. Durante los años 80 y 90 ha habido mucho sufrimiento a muchos niveles"

¿Ve un lehendakari de EH Bildu apoyado por fuerzas de izquierdas como Podemos o IU y dejando en la oposición a PP, PSE y PNV?

Me gustaría. Es una fórmula que aquí está funcionado. Estoy convencido de que estas nuevas formaciones políticas españolas de izquierdas son sumamente beneficiosas. Si algo ha quedado claro es que ha habido alternancia en el poder en el Gobierno español pero no alternativas. Nosotros estamos por las alternativas. La persistencia inusualmente larga de la crisis económica ha puesto encima de la mesa la linealidad entre las políticas del PSOE y del PP. En el caso de Euskal Herria nunca ha habido bipartidismo. El panorama siempre ha sido más complejo y más rico. Siempre ha hecho falta y hará falta el acuerdo entre diferentes para gobernar. Eso en sí mismo positivo.

¿Y al revés? ¿Si Podemos consigue un voto más que EH Bildu apoyarían un lehendakari de la formación de Pablo Iglesias? 

A mi lo que me gustaría como militante de izquierdas y nacionalista es que hubiera un lehendakari de izquierdas y nacionalista. Cualquier otra posibilidad la vería como positiva siempre que recogiera las aspiraciones de izquierdas y también las reivindicaciones que tenemos como pueblo. Si eso es posible a través de Podemos o de cualquier otra formación progresista lo vería buenos ojos. Pero nuestra prioridad es conseguir la lehendekarazi. Nosotros queremos que la nueva izquierda española mire a los movimientos soberanistas con la solidaridad y la comprensión con la que nosotros miramos a los movimientos soberanistas en Catalunya o en Galicia.

¿Y quién sería el lehendakari que a usted le gustaría? ¿Otegi?

Sí. Me encantaría. Sería una buena señal y sería un buen lehendakari. 

Su abrazo con Otegi el sábado en el velódromo de Anoeta ha sido muy criticado. Usted sabía que levantaría ampollas. ¿Por qué decidió hacerlo públicamente?

"Me encantaría que Otegi fuera lehendakari. Sería una buena señal y sería un buen lehendakari"

Otegi es una persona que ha estado en la cárcel por su militancia política y, singularmente, por haber intentado impulsar un proceso de paz. Un proceso de paz que él en buena medida diseñó antes de entrar en la cárcel y que se ha desarrollado mientras estaba encarcelado. Otegi no era miembro de ninguna banda terrorista en el momento de ser encarcelado. Era un representante político. Una persona que había apostado por la paz y que fue injustamente encarcelado. Y no es que lo diga yo. Es que lo han dicho militantes del PSOE como Eguiguren y personas de todo el mundo desde América Latina a Sudáfrica pasando por Irlanda. Por eso le di un abrazo sentido y un abrazo que me hubiera gustado no tener que haber realizado.

De los ayuntamientos del cambio y de un posible gobierno de EH Bildu y Podemos en Euskadi, la conversación entra en su recta final con un nuevo giro hacia las (difíciles) negociaciones para formar un nuevo Ejecutivo a nivel estatal. Asiron asegura que sigue "con gran interés estas negociaciones" ya que "por primera vez desde la transición se ha abierto paso a una alternativa al bipartidismo hegémonico, que tanto ha perjudicado la política del Estado".

"Nuestra preferencia, como no podía ser de otra manera, sería una alianza de izquierdas que garantice esa alternativa de cambio real", defiende. 

Sobre el proceso soberanista catalán, el alcalde abertzale destaca que desde Pamplona lo vive "con grandes expectativas y con cierta dosis de envidia sana". "Los procesos vasco y catalán han sido muy distintos y compararlos sería un mero simplismo, pero es indudable que podemos aprender mucho del proceso que han abierto allí, y les deseo toda la suerte", concluye.