Publicado: 18.01.2014 15:05 |Actualizado: 18.01.2014 15:05

Dos jóvenes de Segi huidos se entregan apareciendo apareciendo encadenados a un balcón

Alrededor de un millar de personas se han congregado para apoyarles en las inmediaciones del edificio donde han reaparecido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Goizane Pinedo y Unai Ruiz, miembros de la organización juvenil ilegalizada Segi, que se encontraban en busca y captura desde octubre, han sido detenidos este sábado en Vitoria por la Ertzaintza tras reaparecer encadenados al balcón de una pensión. Los dos jóvenes, que no se presentaron el pasado 14 de octubre al inicio del juicio contra 40 miembros de Segi por negar la legitimidad del tribunal para juzgarles, han sido conducidos a la cárcel de Zaballa (Álava), desde la que serán trasladados a la Audiencia Nacional para ser juzgados.

Su detención ha tenido lugar en medio de momentos de tensión, ya que alrededor de un millar de personas se han congregado en las inmediaciones del edificio donde han reaparecido, para apoyarles y mostrar su repulsa a las operaciones policiales contra los jóvenes independentistas. La Ertzaintza ha desplegado más de una docena de efectivos policiales que han acudido a la calle Paz para efectuar el arresto de los jóvenes y actuar en caso de que se registraran incidentes.

Los dos jóvenes ya habían anunciado mediante un vídeo que iban a poner fin hoy a su acto de "desobediencia" y que iban a reaparecer en Vitoria con motivo de una movilización que se ha celebrado en homenaje a Ekaitz Samaniego, integrante de Segi detenido hace dos años.

Los jóvenes habían anunciado en un vídeo que iban a poner fin a su acto de "desobediencia" Los dos huidos no han tomado parte en la marcha pero al término de ésta, uno de los convocantes se ha dirigido con un micrófono a los asistentes para comunicarles que Pinedo y Ruiz estaban en las inmediaciones de la calle Paz, en la capital alavesa, a escasos metros de donde se encontraban los manifestantes. En ese momento, muchos de los asistentes han acudido corriendo a buscar a los dos miembros de Segi y hasta el lugar se han desplazado también varios vehículos de la Ertzaintza.

Los dos jóvenes han aparecido en el balcón de una pensión de la calle Paz, en la tercera planta, donde se han encadenado y han desplegado una pancarta en la que se leía "Aski da (basta ya). Ni una más". Cientos de jóvenes se han agolpado en la calle para animarles al grito de "Gazteak gara. Ez terroristak" ("Somos jóvenes. No terroristas"), "Herriak ez du barkatuko" ("El pueblo no perdonará") o "Goizane, Pau, herria zuekin" ("Goizane, Pau, el pueblo está con vosotros").

Asimismo, los congregados en apoyo de los jóvenes de Segi han proferido insultos contra los ertzainas, que han cortado la calle y han desplazado efectivos antidisturbios. Varios agentes se han colocado en la puerta del edificio para controlar el acceso al portal y han identificado a los familiares de los huidos cuando han entrado a la pensión para despedirse.

Belén Arrondo (EH Bildu): "Este tiene que ser el momento de las soluciones y no de las detenciones"

La parlamentaria de EH Bildu Belén Arrondo y el diputado de Amaiur en el Congreso Iker Urbina han accedido también al edificio para hablar con los jóvenes y finalmente, la Ertzaintza ha conseguido soltar sus cadenas y los ha detenido en medio de las protestas de cientos de jóvenes que gritaban en la calle.

Arrondo ha dicho a los medios que "éste tiene que ser el momento de las soluciones y no de las detenciones" y ha denunciado que la Ertzaintza detenga a dos jóvenes de Vitoria "por ser jóvenes y por trabajar en favor de sus derechos y de este país". La parlamentaria de EH Bildu ha advertido de que estos arrestos "no ayudan en el camino de la paz" y ha afirmado que su coalición va a seguir trabajando "para buscar soluciones entre todos para que de una vez haya un escenario de normalización política y democrática".