Público
Público

El juez que derrotó dos veces a Losantos

Carlos Fanlo, demandado por el locutor, logró después que le condenaran

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Es la afilada lengua que en invierno de 2004 hizo méritos para ganarse una condena por vulnerar el derecho al honor de Josep Lluís Carod-Rovira y Joan Puigcercós. La misma que durante el verano de 2006 se ganó una posterior sentencia por injurias al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón; la que aún encontró fuerzas para, hasta noviembre de 2007, iniciar una campaña contra el ex director de Abc, José Antonio Zarzalejos, que le valdría una nueva condena por intromisión ilegítima en su derecho al honor.

Con esta prolífica trayectoria, no es de extrañar que el historial de Federico Jiménez Losantos, locutor estrella de la Cope, tenga una cuarta condena, que se gestó a finales de 2005. El director de La Mañana inició entonces una campaña de desprestigio contra el juez Carlos Fanlo que propició que en febrero de este año se le condenara a pagar 3.000 euros a la víctima de sus ataques, que ya había perecido tras una larga enfermedad.

El enfrentamiento entre ambos comenzó cuando Jiménez Losantos criticó a Adolfo Suárez -de quien dijo que era 'medio analfabeto'- y a Pilar Manjón, a quien acusó de llorar 'lágrimas de cocodrilo'. Fanlo, por entonces colaborador de 20 minutos, decidió replicarle en noviembre de 2005 con un artículo en la edición catalana del diario gratuito en que llamaba al radiofonista 'mentiroso abyecto' y le dedicaba la siguiente frase: 'Los de Terra Lliure te tirotearon. Fueron crueles al herirte en la pierna. De haber apuntado al corazón, nada te hubiesen lesionado porque careces de él'.

El juez publicó días después una disculpa en que aclaraba que en ningún caso deseaba que Jiménez Losantos fuera objeto de un atentado: 'No era mi intención ofenderle', escribió. 'De todas formas, cuando me refería a su corazón, lo hacía de manera metafórica. Yo no deseo ni su muerte ni la de nadie. Hoy mismo la dirección de 20 minutos me ha comunicado que deje de escribir en este periódico. Sólo quise defender a quien dije. Pero eso, a veces, tiene un coste. Lo asumo encantado', concluía. También El Mundo dejó de contar con Fanlo como colaborador, al tiempo que el Consejo General del Poder Judicial abría al juez un expediente que finalmente fue archivado.

Para entonces, la tormenta en la cadena de la Conferencia Episcopal ya se había desencadenado. Losantos lanzó una de sus temidas campañas contra Fanlo, a quien en los entornos de la extrema derecha comenzó a denominarse 'el juez terrorista'. Además, el periodista se querelló contra el juez por un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo. La sentencia le quitó la razón: 'No se encuentra ningún indicio de que el articulista pretendiera satisfacción alguna en que los terroristas de Terra Lliure hubieran disparado sobre tal órgano letal -dice el fallo- ni haya jactancia por la carencia de un órgano que físicamente es imposible de carecer el querellante'.

Pero lo peor para Fanlo fueron las amenazas telefónicas de que fue víctima. Su viuda explicó que en una ocasión, poco después de la publicación del artículo, fue su hija de 9 años quien cogió el teléfono para escuchar la amenaza de muerte. 'A mi marido esto le puso nervioso. Lo tuvimos que denunciar y durante dos meses tuvimos protección. Nos dijeron que nos iban a matar, que no saliéramos a la calle, que sabían los colegios donde iban mis hijos'. Esa situación, obligó a la familia a estar escoltada durante dos meses por miembros de los Mossos d'Esquadra.

La publicación de De la noche a la mañana por parte de la estrella de la Cope convenció a Fanlo para demandarle. En el libro, Losantos se refería a él como 'exquisita deposición judicial' e incluía estas palabras: 'Fanlo, que tendría lo que hay que tener -al menos para ser terrorista- (...)'. El juicio se celebró con la presencia de Pilar Manjón -a cuya asociación de víctimas del terrorismo debían ir los 12.000 euros solicitados por el abogado de Fanlo- y con la sonada ausencia del locutor, que alegó motivos laborales para ausentarse.

La condena no tardó en caer: Losantos, una vez más, era condenado por vulneración al derecho al honor. La indemnización se fijó en 3.000 euros y ambas partes recurrieron la sentencia. El letrado del juez, Francesc Peyró, no quiso hacer comentarios a Público a la espera de que se confirme la condena.

Jiménez Losantos acumula a día de hoy 199.000 euros en cuatro condenas. Pero pocos dudan de que su lengua da para más.

Carlos Fanlo ingresó en la carrera judicial en 1991 por el tercer turno, que permitía acceder a la Judicatura a 'juristas de reconocida competencia' sin superar la oposición gracias a un concurso de méritos. Su trayectoria no estuvo exenta de polémica y fue sancionado en dos ocasiones por el CGPJ. Durante 30 años compaginó el derecho con las colaboraciones en distintos medios y fue uno de los primeros en alzar la voz contra Jiménez Losantos. Tras pedir disculpas públicamente manifestó que se sentía 'un apestado', aunque los tribunales le dieron la razón en dos ocasiones. Murió en junio de 2007 a los 58 años.