Público
Público

El juez manda de nuevo a prisión a Gao Ping y a su mujer

Por "riesgo de fuga" y por su "papel preponderante" en la red 'Emperador'. En noviembre tuvo que dejarle libre al apreciar la Audiencia un error del instructor en el cómputo del tiempo máximo de detenció

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha decretado el ingreso en prisión incondicional de seis presuntos cabecillas de la red china de blanqueo de capitales desarticulada en la 'operación Emperador', entre los que se encuentran el empresario y promotor de arte Gao Ping, y su mujer, Lizhen Yang, sobre los que advierte riesgo de fuga, informaron fuentes jurídicas.

La decisión se adoptó a petición de los fiscales Anticorrupción Juan José Rosa y José Grinda, tras la comparecencia de los acusados ante el instructor en el marco de una segunda fase de la operación que permanece secreta.

Además de Gao Ping y su mujer han ingresado en prisión el presunto líder de la trama de extorsión, Haibo Li; y los supuestos cabecillas Ling Wei, Xiaoya Ying y Yong Ping. En libertad ha quedado la mujer de este último, Lingzhi Ping, pese a que los fiscales pidieron también que fuera a la cárcel.

Los seis presuntos cabecillas de la red ya fueron enviados a la cárcel por el juez Andreu el pasado mes de octubre, en la primera fase de la macrooperación, pero en noviembre quedaron en libertad tras interpretar la Sala de lo Penal de la Audiencia que el instructor había sobrepasado con ellos el límite máximo de 72 horas de detención que impone la ley. Por ello, desde el pasado 29 de noviembre, Gao Ping y los demás debían ir a diario a la Audiencia como medida cautelar, pero estaban libres.

El reenvío a prisión acordado por el juez se justifica por nuevas declaraciones de testigos, el análisis de documentación que obra en la causa y dos informes de la UDYCO y la UDEF en los que se resumen los indicios delictivos contra los imputados.

En el marco de esta operación, el juez Andreu ordenó la detención de un total de 107 personas. Los presuntos cabecillas de la trama están imputados por los delitos de pertenencia a organización criminal, contrabando, delitos contra la Hacienda pública y blanqueo de capitales, entre otros.

Según el auto de prisión de Gao Ping, el magistrado justifica su envío a la cárcel en el 'cúmulo de datos hasta la fecha recopilados', que vienen 'no sólo a confirmar sino también a robustecer la solidez de los indicios que ya se tenían en relación con delitos de carácter grave'.

'Tales hechos son de suficiente gravedad como para justificar el riesgo de sustracción a la acción de la Justicia, y la condición de extranjero del imputado, tenga o no arraigo y residencia legal, añade recursos y facilidades (cultura, idioma, contactos, etc.) para intentar eludir las consecuencias del proceso penal abandonado el territorio nacional, solos o en unión de su núcleo familiar, lo que justifica en el momento presente el mantenimiento de la medida cautelar', señala el auto.

El juez destaca que los documentos hallados en el domicilio de Gao Ping vienen a 'refrendar el papel preponderante del mismo en la organización criminal investigada, analizados en el informe policial emitido por la UDYCO', y suponen 'una agravación en los indicios que hasta la fecha se habían recopilado, aportando hechos nuevos sobre los que se habían imputado con anterioridad'.

En relación con lo que denomina la 'peligrosidad procesal' del imputado, el juez señala que, 'aun cuando existan buenas razones para afirmar su arraigo en territorio del Estado español, la gravedad de la pena a que se expone a ser condenado es tal que su elusión pudiera constituir tentación suficientemente intensa como para tratar de ponerse fuera del alcance del aparato judicial en caso de permanecer en libertad'.

Con la intención de evitar un posible riesgo de fuga, el juez Andreu acordó la retirada de su pasaporte, la prohibición de salir del territorio nacional y la obligación de que realizara comparecencias diarias en la Audiencia Nacional, que ha venido cumpliendo desde entonces.

La salida de la cárcel de la cúpula de la trama 'Emperador' se produjo después de que sus defensas solicitaran la medida en aplicación de un auto dictado por la Sección Tercera de la Sala de lo Penal en el que se acordaba la excarcelación del contable de la red, Kai Yang, por haberse sobrepasado ilegalmente el plazo de detención de 72 horas.

Además de Gao Ping, el juez ordenó entonces la excarcelación de su esposa, Lizhen Yang; el presunto líder de la trama de extorsión, Haibo Li; Ying Quiaoya, Dinghua Ying, Ramón Antonio Aponte Alexander, Jingjie Ying, Augusto Edwin Su Hesmhant, Jianwei Pang, Xiaoshuang Zhu, Qibao Guo y Qiufen Wang.

Estas doce libertades se sumaban a las que el tribunal concedió tanto a Yang como a otros tres arrestados, que alegaron en sus recursos que el juez instructor prorrogó ilegalmente su detención. Se trata de Wei Lin, lugarteniente de Gao Ping; Yongping Xia y Lingzhi Hu Zoutfq.

Ping y otros once presuntos cabecillas de la trama salieron el 29 de noviembre de prisión después de que Andreu ordenara su excarcelación por haber excedido su detención policial las 72 horas legales, según la Audiencia Nacional. Posteriormente, el Tribunal Supremo archivó la querella de uno de esos cabecillas contra el juez Andreu por detención ilegal, y abrió la puerta a la consideración de que la actuación del juez sí que había sido incorrecta.

Ping estuvo de octubre a noviembre preso en la cárcel de Villena (Alicante), y a partir de quedar en libertad debía ir cada día a la Audiencia a firmar, como medida cautelar.

Previsiblemente, Ping y el resto de imputados volverán a reclamar ahora su excarcelacion alegando el auto de la Sala de lo Penal de la Audiencia que ya estimó el error del juez Andreu al computar el tiempo máximo de detención. Pero en esta ocasión, los magistrados deberán tener en cuenta lo que ha establecido el Supremo al respecto, favorable a Andreu, y los supuestos hechos nuevos en los que el instructor dice que se basa la nueva orden de prisión.