Publicado: 25.03.2014 19:49 |Actualizado: 25.03.2014 19:49

El juez Silva impulsará demandas masivas que afecten a ciudadanos, como el déficit de tarifa eléctrica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El magistrado Elpidio José Silva sigue moviendo sus cartas. Ha anunciado este martes que impulsará demandas masivas que afecten a ciudadanos en aquellos casos en los que se sospeche que hay corrupción o estafa, como es el déficit de la tarifa eléctrica.

Silva tiene previsto encabezar la lista de Renovación Democrática Ciudadana (RED) a las elecciones europeas bajo la bandera de la lucha contra la corrupción. Y utilizará su escaño en el Parlamento Europeo para denunciar los casos de corrupción que se han extendido en España, fenómeno que preocupa a las instituciones europeas como en el reciente informe Greco de la Comisión, según ha destacado.

También recurrirá a la figura de la acusación popular para abrir causas en las que haya millones de ciudadanos perjudicados. "La corrupción es la madre de todas las batallas", ha apostillado este martes en la presentación de su libro La Justicia desahuciada.

En su opinión, "la transición política ha fracasado en este camino a Europa" que emprendió el país con la Constitución de 1978. Y el hecho de que se calcule un 30% de economía sumergida le lleva a concluir que España se ha convertido "en un paraíso fiscal".

Los pasos que está dando el magistrado responden a una estrategia de largo recorrido. Ha entablado contacto con otros movimientos ciudadanos similares, con el fin de explorar la posibilidad de concurrir a las europeas con alguna coalición o estrategia común.

Preguntado acerca de la identidad de esos posibles aliados, a la vista del amplio abanico que existe de movimientos —desde Vox a Podemos—, Elpidio José Silva no ha querido concretar las organizaciones con las que podría cerrar acuerdos. Pero sí que ha confirmado la existencia de negociaciones y contactos. Elpidio José Silva es titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid. Ha pedido la excedencia al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que hoy mismo se la ha concedido. Por lo tanto, podrá participar en las elecciones europeas que se celebrarán el 25 de mayo ya que serán convocadas el 1 de abril.

Tampoco ve impedimentos en el frente judicial, donde será juzgado el próximo día 21 de abril por la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. El juez será juzgado por prevaricación, dos delitos contra la libertad individual y otro de retardo malicioso en la administración de Justicia en su instrucción del caso Blesa.

Pero el juez ha presentado este martes un escrito de recusación contra dos de los miembros del tribunal juzgador —Francisco Javier Vieira y Susana Polo— porque considera que tienen una opinión prejuzgada del caso. El magistrado Arturo Beltrán es al único que no ha pedido apartar del tribunal.

Esto provocará que se anule la vista oral que comenzaba el 21 de abril, mientras se resuelve el recurso. El juez pide en su escrito la nulidad del auto de apertura de juicio oral porque considera que estos dos magistrados se tenían que haber abstenido en las deliberaciones, junto con el juez instructor Jesús Gavilán. La Fiscalía pide para Elpidio José Silva 30 años de inhabilitación, lo que implicará su expulsión de la carrera judicial.

El juez instructor, Jesús Gavilán, considera que Elpidio José Silva abrió una causa general contra Miguel Blesa, expresidente de Caja Madrid (Bankia), al que encarceló en dos ocasiones: la primera estuvo 24 horas, hasta que abonó los 2,5 millones de euros de fianza impuestos y la segunda fue encarcerlado sin fianza durante quince días, hasta que la Audiencia de Madrid anuló la causa abierta por el juez contra Blesa.

Elpidio José Silva ha presentado en el Ateneo de Madrid el libro Democracia contra la Democracia del sociólogo Alberto Sotillos.

En España tenemos un problema con el miedo", ha denunciado el juez ante un auditorio entregado.

El juez ha acusado a la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, de meter miedo al abrir un expediente sancionador contra los organizadores de la Marcha por la Dignidad de Madrid.

"Vivir en sumisión es un desastre humano, lo peor que le puede pasar a un ser humano", ha concluido. Y ha denunciado el "miedo diario que sienten los altos cargos", mientras que ha resaltado cómo amigos suyos han sido amenazados fuera de la sala para que no testificaran a su favor. En su opinión, hasta el juez instructor de su causa sigue adelante porque "también tiene miedo".

"El miedo está instalado en España", ha apostillado mientras denunciaba que existen "cúpulas muy reducidas" de poder que son las que realmente gestionan el país. "Vivir en sumisión es un desastre humano, lo peor que le puede pasar a un ser humano".