Publicado: 11.05.2014 12:19 |Actualizado: 11.05.2014 12:19

El juez Velasco dice que ETA está trasladando a sus militantes a Alemania, Bélgica y Reino Unido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco asegura en un auto que ETA está llevando a cabo la "deslocalización" de sus refugiados desde Francia, América y África a otros países europeos como Alemania, Bélgica y Reino Unido en un proceso de reorganización en el que también estaría obligando a éstos a firmar una suerte de "contrato" con la organización mediante el que se asegura que van a seguir siendo fieles a su disciplina.

En dicho auto, el magistrado explica con este "contrato" el militante se garantiza estar "en el seno y bajo el paraguas" de la organización a cambio de "mantener una actitud de militante activa, formándose, aprendiendo el idioma (del país al que sea enviado) u obteniendo recursos". En la resolución, en la que se detalla la estrategia que ETA ha venido llevando a cabo con sus 'refugiados' desde la ruptura de la tregua de 2007, Velasco procesa por un delito de pertenencia a organización y otro de falsificación de documentación oficial a Javier Aguirre Ibáñez, que fue detenido el 28 de octubre de 2011 en Bruselas (Bélgica) junto al también etarra Ventura Tomé Queiruga.

El operativo, diseñado por el comité de dirección de ETA (zuba), que elegía el destino de cada uno de los refugiados, ha propiciado la convivencia obligada de generaciones de etarras distintas como en el caso de Tomé y Aguirre o en el de Ignacio Lerín, que acogió a Antonio Troitiño en Londres hasta su detención en febrero pasado.

Velasco explica que a partir de 2007, tras la ruptura oficial del alto el fuego decretado durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, ETA tomó "dos decisiones tácticas" en materia de refugiados que son novedosas "respecto a la gestión de épocas anteriores". Por una parte, la organización "deslocaliza ciertas estructuras clandestinas trasladándolas desde el territorio francés al de otros países europeos donde instala no sólo algunas actividades de tipo logístico o militar como los taldes (grupos) de reserva sino también del aparato político". En esta estructura se incluyen tanto los que adquieren la condición de 'refugiado' a partir de 2007 como las colonias de etarras ya existentes en otros continentes.

En segundo lugar, ETA decidió crear un nuevo órgano denominado Ihesko (colectivo de refugiados), dirigido desde el País Vasco-Francés y con ramificaciones en todos los países en los que viven los refugiados. El juez apunta que varios documentos incautados a la organización, tras la detención en mayo de 2008 del jefe político de ETA Francisco Javier López Peña, Thierry, apuntan que el abogado Joseba Agudo Mancisidor, alias Pagoa, fue uno de los diseñadores de esta estrategia.

El Ihesko contaría con un núcleo reducido denominado Iheslarien Bilgune que se encargaba de la "gestión integral de los refugiados en el mundo", a fin de proporcionarles "sustento político, ayuda social, jurídica, médica, psicológica, búsqueda de casas y coordinación de éstas". Esta estructura tenía disponible viviendas en Bélgica, Alemania y Reino Unido, adonde fue trasladando a sus militantes.

Así, ETA redactó un protocolo para refugiados en el que se fijaban los procedimientos que los afectados tenían que seguir durante su "llegada, acogida y establecimiento en el país de destino", así como una normativa interna en la que se explica al militante "cuáles deben ser sus primeros pasos a dar en dicho país, su comportamiento y actitud de lucha en esa nueva etapa".

Aguirre Ibáñez, en concreto, fue acogido a finales de 2008 o principios de 2009 por Ventura Tomé en Bruselas. Ambos cumplieron con todas las medidas de seguridad impuestas por la dirección de la banda, fueron defendidos por el mismo abogado en el proceso judicial que siguió a su detención y negaron, siguiendo la misma estrategia, su pertenencia a la organización.