Publicado: 24.07.2015 14:47 |Actualizado: 24.07.2015 14:47

Lesmes huye de los periodistas

El presidente del Tribunal Supremo y de Consejo General del Poder Judicial, se escabulle de la prensa en los cursos de la Universidad Complutense en San Lorenzo de El Escorial, para no responder a las preguntas sobre sus vínculos con el PP y sobre la elección de Luis María Díez-Picazo Giménez para presidente de la Sala Tercera del Supremo.

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 6
Comentarios:
Carlos Lesmes es recibido por el presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro, a su llegada a la institución donde ha presidido hoy la reunión de la Sala de Gobierno este mismo viernes. /EFE

Carlos Lesmes es recibido por el presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro, a su llegada a la institución donde ha presidido hoy la reunión de la Sala de Gobierno este mismo viernes. /EFE

EL ESCORIAL.- Sólo ha habido dos personas que no han querido hablar con la prensa durante el mes de julio en los cursos de la Universidad Complutense en San Lorenzo de El Escorial. Una de ellas fue la ministra de Empleo Fátima Báñez y la segunda ha sido Carlos Lesmes, presidente del Consejo General del Poder Judicial. Así, el magistrado no ha querido atender a los medios de comunicación ni hacerse fotos en el ‘photocall’ durante la última intervención de estas jornadas.

Sin dejar siquiera que nadie se acercase a él, la directora de Comunicación del Poder Judicial, Cristina Ónega, se ha mostrado tajante ante las preguntas de los periodistas, que querían saber su opinión acerca de la elección del presidente de la Sala Tercera del Supremo, Luis María Díez-Picazo Giménez , y sobre el informe para la ONU que magistrados progresistas del TS, y vinculados a asociaciones judiciales, están preparando sobre las presiones dirigidas a propiciar este nombramiento. “Ya he dicho que no va a hacer declaraciones, dejadnos pasar”, decía la responsable de prensa con altivez mientras le acompañaba en todo momento.



La falta de independencia en el Supremo y la cercanía de Lesmes tanto al Partido Popular como a los círculos de Mariano Rajoy a la hora de proponer y colocar a Díez-Picazo son dos de las noticias que más han destacado en la prensa durante los últimos días. Colocar a un presidente afín en la sala tercera, encargada de controlar los actos del Ejecutivo y del propio CGPJ, es decisivo para que el PP dejase todo atado en el TS antes de las elecciones generales.

Las asociaciones de jueces progresistas como Jueces para la Democracia, Francisco de Vitoria y Foro Judicial Independiente ya venían denunciando el “presidencialismo” del juez. "Un presidencialismo más propio de otros tiempos que de una democracia moderna inserta en el mundo occidental y europeo", señalaban preocupados.

El último de ellos en hablar del “interés extraño” en torno al Supremo fue el inhabilitado Baltasar Garzón durante estos mismos cursos de la UCM el pasado jueves. "El problema no es que se cambie a un presidente por otro sino que se suscite una polémica de que esto se hace por un interés extraño a lo que es el propio mérito y funcionamiento del Tribunal", criticaba frente a los medios de comunicación.