Público
Público

Madina: "De Catalunya tenemos que aprender mucho de cómo se construyen los relatos"

Varela dice que la frase “España nos roba” es un ejemplo de crear una idea antidemocrática, que establece una sola visión y que ataca a la base de la convivencia.

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2
Comentarios:

Eduardo Madina./EUROPA PRESS

Bajo una mesa redonda con el título “No me cuentes cuentos. La estrategia y el relato en la comunicación política”, los políticos Eduardo Madina y Fernando Moraleda, el consultor político, Ignacio Varela; y el sociólogo y ex presidente de ACOP David Redoli, disertaron durante una hora sobre los avatares de los políticos y las formas de hacer llegar sus relatos a la ciudadanía, pero con el telón de fondo de lo que está ocurriendo en Catalunya, que como dijo el político vasco, “de ahí tenemos que aprender muchos”.

Así, Madina vino a decir que Catalunya es todo un laboratorio de “análisis de cómo se construye un relato” y también una prueba de “cómo se puede faltar el respeto a la realidad y a la verdad a la hora de crear un relato, y que luego no te penalice”.

Madina vino a decir que Catalunya es todo un laboratorio de “análisis de cómo se construye un relato”

Más duro en este aspecto fue Varela, quien indicó que frases como las que utiliza el independentismo catalán de “España me roba” constituyen, en su opinión, un ejemplo de una idea “profundamente antidemocrática, porque establece una única visión del mundo, y ataca a la misma base de la convivencia”.

Curiosamente, metió en el mismo saco otras frases como “No nos representan”, vinculada al 15-M, o el propio “No es no” que utilizó Pedro Sánchez en la campaña de las primarias a la Secretaría General del PSOE. Para el consultor político estos mensajes “son resistible al contraste con los hechos, no necesitan ser probados, ni ser refutados y, además, son motivadores y confortables”, a lo que vinculó su éxito social.

Moraleda: el principal problema es que "la explosión de los medios está suplantando a la política"

Además, reconoció que son difíciles de combatir “porque los populismos tienen una superioridad grande a la hora de crear estados de ánimo”, dijo.

Moraleda le dio la razón, y aseguró que hay un déficit de comunicadores políticos. Pero, en su opinión, el principal problema es que “la explosión de los medios está suplantando a la política, pero no hay que olvidar que los medios son el canal, pero la política es el objeto. Cuando uno hace política en función de los medios, se equivoca”, aseguró.

Finalmente, Redoli indicó que “es obligatorio desmontar los enmarcados populistas”, pero se lamentó que generalmente de ello se encarga de hacerlo la realidad mucho más tarde.

Madina, que era una de las primeras veces que reaparecía en público tras dejar su acta de diputado, contestó que el problema es “cuando entras en el marco político de otro discurso. Entonces, estás perdido. Hay que deconstruir los marcos”, dijo.

Madina dio a entender que él había cometido ese error en las campañas a las primarias para la Secretaría General del PSOE. Por ello, en tono irónico, dijo que a él no le había ido mal en política, “lo que no me ha ido bien ha sido en las primarias”.

En la jornada, organiza por Redlines y la Universidad Carlos III de Madrid bajo el título general de “El arte de ganar elecciones y el oficio de perderlas”, también participaron destacados sociólogos, periodistas y politólogos abordando temas desde cómo construir un candidato hasta el papel que juegan las encuestas.