Publicado: 28.11.2014 10:44 |Actualizado: 28.11.2014 10:44

Mas cree que el Gobierno busca inhabilitarle para que no se presente a unas plebiscitarias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha considerado este viernes que el Gobierno central ha presionado a la Fiscalía para presentar una querella por el 9-N con el objetivo de inhabilitarle y apartarle de la escena política para que no pueda concurrir a unas eventuales elecciones anticipadas de carácter plebiscitario.

En una entrevista a Catalunya Ràdio, ha señalado que la querella también perseguía "amansar a las fieras de Madrid que pedían sangre después del 9-N" y la repercusión internacional que tuvo.

Sobre su hoja de ruta para convocar plebiscitarias, ha admitido que puede haber otras propuestas mejores o que mejoren la suya, y aunque es favorable a presentar varias listas bajo un paraguas común, ha dicho que solo debería hacerse "si no hay nada más en el programa" electoral que un punto común sobre la independencia.

En ese sentido, ha sostenido que si cada formación incluye en su programa diferentes propuestas, será complicado que se pueda leer el resultado: "¿A dónde se agarrarán fuera? A la peor interpretación para nosotros. Así que pongámoslo difícil para que no puedan hacer la interpretación contraria. Démoslo masticado".

Preguntado sobre las críticas por pedir que las elecciones se centren en la independencia y dejen de lado propuestas de modelo social, Mas ha incidido en que es un sacrificio de país durante un periodo corto: ¿Ahora lo queremos resolver todo y todo de golpe? Pues no puede ser, la vida no funciona así".

El líder del Ejecutivo catalán ha señalado que, aunque espera que expertos y personalidades de la sociedad civil tengan un papel importante en la lista unitaria que quiere construir, "se tiene que hacer un esquema que también se entienda en el mundo". Por ello, ha argumentado que "hay unas caras visibles de este proceso", y ha considerado que a nivel internacional se espera que esas personas sigan en él.

Sobre si será difícil acordar con ERC una lista unitaria, ha contestado que no, pero ha pedido no centrar la propuesta en los republicanos por considerar que "son un actor importante, pero no son el único". Ha añadido que puede darse el caso de que algún partido no quiera apoyar la lista unitaria pero algunos dirigentes que ese partido haya tenido en el paso quieran incorporarse: "Creo que eso pasará".

El también líder de CDC ha asegurado que, si dependiera solo de él, convocaría las elecciones antes de que acabe el año, aunque ha vaticinado que, en caso de acuerdo, "lo más probable" es que se celebren en 2015 pero después de las municipales, previstas para mayo.

Sobre si asistirá a la conferencia que el líder de ERC, Oriol Junqueras, hará el 2 de noviembre para presentar su propuesta política, ha explicado que ese día tiene una audiencia privada con un representante extranjero y "que costó mucho atar", aunque intentará asistir; de no poder, llamará a Junqueras al día siguiente.