Publicado: 13.11.2015 12:16 |Actualizado: 13.11.2015 12:17

Mas, a la CUP: "El movimiento que teníamos que hacer para llegar a un acuerdo ya lo hemos hecho"

"A partir de ahora, veremos qué dicen los otros", asegura el presidente en funciones de la Generalitat, en respuesta a la posición de la formación liderada por Baños. 

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 2
Comentarios:
Artur Mas, este jueves en el Parlament./ REUTERS

Artur Mas, este jueves en el Parlament./ REUTERS

BARCELONA.- Para el presidente de la Generalitat en funciones y aspirante a la reelección, Artur Mas, la pelota de su investidura está en el tejado de la CUP. Un día después de ver frustrada por segunda vez su aspiración a ser reelegido al frente del Govern catalán, Mas se ha referido brevemente al estado en el que se encuentran las negociaciones con la CUP para que ésta apoye su investidura. 

Mas ha acudido a la inauguración de la XV Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz, que congrega en Barcelona una decena de ellos, como Lech Walesa, Oscar Arias, David Trimble o Frederik Willem De Klerk, entre otros. Y ha ha atendido con brevedad a los periodistas para recalcar que "nosotros el movimiento que teníamos que hacer para llegar a un acuerdo ya lo hemos hecho. Es público, es conocido". Y ha añadido que "por tanto, a partir de ahora, veremos qué dicen los otros", en alusión a la CUP.



En su discurso en el acto de inauguración de la Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz, el presidente en funciones ha rechazado alzar muros y ha reivindicado "puentes de libertad" en un momento de "cierta tensión política" entre Catalunya y el resto de España.

Mas reclama "puentes de libertad"

"Incluso en este momento de cierta tensión política nos sigue presidiendo el lema del civismo, la mentalidad pacífica y sobre todo este lema vuestro: no más muros y puentes de libertad", ha afirmado Mas ante un auditorio de premios nobel y representantes de organizaciones internacionales, después de recibir ayer en mano el apercibimiento del Tribunal Constitucional (TC).

El presidente en funciones ha presentado a Catalunya como un país "absolutamente mezclado", con personas de diferentes orígenes, lenguas y culturas, y ha remarcado que "lo importante no es de dónde viene la gente" sino "adónde queremos ir todos juntos de cara al futuro".

En su discurso, que han escuchado la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, Mas no ha hecho referencia explícita a la situación de las negociaciones con la CUP para su investidura. Mas, cuya investidura fue rechazada por la CUP, ofreció someterse a una cuestión de confianza en un plazo máximo de diez meses y diluir la Presidencia en tres vicepresidencias.

Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, también ha hecho referencia al proceso soberanista catalán y ha reclamado diálogo. Y ha recordado que, ante manifestaciones pacíficas, el Gobierno central no ha querido dialogar y ha politizado los tribunales: "Este no es el camino".