Publicado: 05.11.2016 13:30 |Actualizado: 05.11.2016 13:30

Mediadores internacionales advierten de que el gobierno de Rajoy intenta boicotear el desarme de ETA

Tras la detención en Francia de Mikel Irastorza, los expertos que trabajan en el proceso vasco muestran su “asombro” por la actitud del Ejecutivo de Rajoy. “Sigue adelante con una estrategia de guerra”, señalan.

Publicidad
Media: 3.62
Votos: 37
Comentarios:
Miembros de ETA leen en 2011 el comunicado de cese de la violencia armada.

Miembros de ETA leen en 2011 el comunicado de cese de la violencia armada.

Sorpresa, asombro y preocupación. La operación policial conjunta entre España y Francia que se ha saldado –de momento- con la detención de Mikel Irastorza, señalado como el actual jefe de ETA y de otras dos personas que le alojaban en una vivienda de la localidad de Ascain (País Vasco francés), es enmarcada por los mediadores internacionales en la “estrategia de guerra” que mantiene el gobierno de Rajoy contra esa organización, a pesar de que hace ya cinco años que decidió abandonar la violencia. El objetivo: bloquear cualquier tipo de desarme ordenado y verificable.

“El mensaje es muy claro. Quieren decirle a ETA ‘nosotros no solo no negociamos, sino que os vamos a destruir’”, señaló a Público el mediador uruguayo-israelí Alberto Spektorowski, uno de los integrantes del Grupo Internacional de Contacto (GIC) que sigue muy de cerca el proceso abierto en Euskadi. De hecho, hace un par de semanas estuvo en Bilbao junto a los demás integrantes de esa comisión –presidida por el abogado sudafricano Brian Currin- para analizar posibles pasos hacia la resolución definitiva del conflicto.



Durante la estadía de Spektorowski y Currin en el País Vasco, el Foro Social Permanente –una red local que también trabaja en ese ámbito- emitió una declaración en la que apostaba por una destrucción completa de los arsenales en un tiempo “razonable”. Pocos días después, ETA dio a conocer un comunicado en el que mostraba su compromiso irreversible con el fin de la violencia y prometía dar nuevos pasos para acelerar su desarme. Además, advertía sobre los intentos de España y Francia –país en el que se encontrarían la mayoría de sus zulos- para dificultar ese proceso.

"Impedir una negociación"

En ese marco, la detención de Irastorza ha sido definida por Spektorowski como “normal en el marco de la guerra”. “El gobierno español quiere puramente una rendición, ya que cualquier pedido de los vascos en torno a la paz lo ve como un retroceso”, comentó a este periódico el mediador internacional. Aseguró además que “España le va a pedir a Francia acentuar los intentos para liquidar lo que queda de ETA lo antes posible”, lo que buscaría “impedir los movimientos que se tratan de hacer a favor de un desarme o de una posible negociación”.

La operación policial también fue valorada de manera negativa por el líder de Sortu, Arnaldo Otegi. En una rueda de prensa convocada con anterioridad para hablar sobre la “paz y convicencia” en Euskadi, el dirigente abertzale advirtió que el gobierno de Rajoy “trata de obstaculizar todos los avances que se pueden producir”. “Nosotros estamos trabajando la lógica de la paz, pero hay un gobierno que trabaja la lógica de la guerra”, subrayó.