Publicado: 24.11.2016 11:51 |Actualizado: 24.11.2016 11:57

Méndez de Vigo se desmarca del discurso del PP sobre Barberá: "Teníamos que haberla llamado más"

Diferentes cargos del partido siguen cargando contra los medios. Rafael Hernando dice que convirtieron a la senadora en "un pimpampum al que golpear permanente" y asegura que fue apartada para evitar su "linchamiento", pero "las hienas siguieron mordiéndola".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El ministro de Educación y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo en una imagen de archivo. EFE/Ballesteros

El ministro de Educación y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo en una imagen de archivo. EFE/Ballesteros

MADRID.- El ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, cree que "se ha sido injusto" con la ex alcaldesa de Valencia Rita Barberá, fallecida este miércoles de un infarto, y ha admitido que "probablemente en muchos casos son injustas" las medidas que han tomado los propios partidos contra la corrupción, porque "no tienen en cuenta la presunción de inocencia".

"La reflexión que tenemos que hacer todos es decir que en casos como estos tenemos que estar más cerca de las personas, acompañarlas más, ese es el reproche que algunos nos podemos hacer, teníamos que haberla llamado más, haber dado el calor de no sentirse solos", ha dicho en una entrevista en Antena 3.



Para Méndez de vigo, con Rita Barberá "y por desgracia en otros casos", "no se ha respetado la presunción de inocencia", un derecho constitucional que hay que "hacer respetar" mientras un tribunal no dicte sentencia.

Así, cree que este caso ha sido "muy duro" porque "al final", de lo que se le acusaba era de si "había blanqueado 1.000 euros" y eso "no es como para decir las cosas que se han dicho de ella". Por eso, comprende que "estuviera muy triste" y cree que "no merecía esto".

"Fue apartada para evitar su linchamiento, pero las hienas siguieron mordiéndola"

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, se ha pronunciado al respecto y ha asegurado que en el partido no hay mala conciencia por la muerte de la senadora y que fue apartada precisamente para evitar su "linchamiento", pero "las hienas siguieron mordiéndola".

Hernando ha hecho estas afirmaciones en RNE, donde ha arremetido contra algunos medios de comunicación, especialmente la Sexta y otros que han hecho "seguidismo", por haber convertido a Barberá en "un pimpampum al que golpear permanente", porque "daba audiencia".

"No son los dirigente del PP, no, no,... ya está bien", ha advertido el dirigente popular, que ha llamado a la reflexión a los directivos de esos medios de comunicación, "algunos de los cuales se han llenado los bolsillos gracias a que en sus cadenas de televisión se practica un periodismo de acoso y escrache".

Según ha lamentado, gracias a esos medios hay quienes viven en el Parlamento del "dolor", el "rencor" y la "infamia", como "los señores de Podemos que han obtenido un gran resultado electoral gracias a estas personas que desde los medios de comunicación hacen programas en los que se estimula la banalización del mal político".

Margallo: "Ha habido una auténtica cacería mediática"

El exministro de Asuntos Exteriores José Manuel García-Margallo ha considerado que "ha habido una auténtica cacería mediática que afectó profundamente" a Rita Barberá. 
Tras asegurar que no se puede generalizar, ha señalado que "ha habido artículos y opiniones realmente muy hirientes y muy injustos" y ha criticado que se hayan "construido teorías sobre hechos que se conocían parcialmente".

García-Margallo ha hecho estas declaraciones en una entrevista en Tele 5 en la que ha desvelado que la noche de este martes el diputado valenciano Pedro Agramunt y él habían quedado para cenar con ella en Madrid, pero no la pudieron localizar.

"Si se comparan las presunciones que había con la realidad del patrimonio de Rita, uno se da cuenta de la desproporción de los hechos", ha subrayado.

"Además de una honradez económica absoluta, era una política de una enorme honestidad intelectual", ha apuntado.

También ha señalado que Barberá "renunció a su defensa pública para no perjudicar al PP" y ha desvelado que en septiembre del año pasado, en plena campaña de las elecciones vascas y gallegas, quería dar una rueda de prensa para defenderse y que él mismo le quitó la idea para así no perjudicar al partido.

García-Margallo ha explicado que el día de la apertura de las Cortes, el pasado 17 de noviembre, Barberá le reconoció: "Me han quitado todo y ahora quieren quitarme la honorabilidad, que era lo que más le preocupaba a ella. Tenía una enorme sensación de injusticia".

Abandonó el PP para alejarse de focos y defenderse "con reposo"

Por su parte, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha asegurado que Barberá decidió abandonar la militancia del PP para tener "más tranquilidad y estar menos bajo los focos mediáticos", con el objetivo de defenderse en los tribunales "con reposo".

"Su decisión fue para salirse de la primera línea de las noticias de cada día y poder ejercer su defensa con algo más de reposo y tranquilidad", ha asegurado Catalá después de destacar que ha habido "una crítica excesiva e infundada" contra Barberá.

Catalá ha reiterado que el abandono de la militancia del PP por parte de la exdirigente popular se sitúa es el "contexto" de que las personas que ocupan responsabilidades políticas son objeto de una crítica superior, mientras que cuando las abandonan "tienen una menor presión".

"En alguna medida, los medios de comunicación y opinión pública no son tan intensos en las críticas o en la publicación de informaciones cuando esas personas sí ocupaban esas responsabilidades", ha enfatizado Catalá.