Publicado: 16.08.2015 18:53 |Actualizado: 16.08.2015 18:53

El ministro de Industria cuestiona los sueldos "estratosféricos" del Ibex 35

José Manuel Soria confía en Telefónica para protagonizar un proceso de fusiones que haga a Europa más competitiva en el mercado de las telecomunicaciones a nivel global

Publicidad
Media: 2
Votos: 4
Comentarios:
El ministro de Industria, José Manuel Soria

El ministro de Industria, José Manuel Soria

MADRID.- El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha cuestionado los sueldos "estratosféricos" que perciben algunos presidentes y altos directivos de empresas del Ibex 35, que no se han moderado tras las lecciones de la crisis y que están muy por encima de los emolumentos que corresponden a los miembros del Gobierno.

"En relación a la retribución de un ministro están en la estratosfera. Son cifras que se me escapan", ha señalado Soria en una entrevista concedida a Europa Press. El titular de Industria ha indicado que se trata de empresas cotizadas de distintos sectores en cuyo capital están presentes accionistas tanto españoles como extranjeros, así como fondos de inversión, que están representados en algunos de sus consejos de administración.



 "Esa política de retribución supongo que va en línea con lo que ocurre en empresas similares en sectores homogéneos en todas las partes del mundo pero, efectivamente, si uno compara lo que gana el presidente del Gobierno con una persona en una de esas empresas no hay color ni comparación posible", ha cuestionado.

Respecto a si sería conveniente emprender un relevo generacional en las cúpulas de las grandes empresas cotizadas, al igual que ha ocurrido en la Monarquía española o en el ámbito político, Soria considera que en algunas empresas del Ibex ya se han producido algunos procesos de cambio,

"En relación a la retribución de un ministro están en la estratosfera. Son cifras que se me escapan"

No obstante, cree que esa es una decisión que compete a los consejos de administración y las juntas de accionistas de las propias compañías. "Las empresas lo que buscan es tener los mejores cuadros posibles y mejores directivos posibles, no corresponde a un ministro hacer sugerencias respecto a quién debería entrar", ha señalado.

Por otro lado, José Manuel Soria ha aprovechado para romper una lanza en favor de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y de su presidente, José María Marín Quemada, ante las críticas de empresas que cuestionan su independencia y liderazgo.

Para Soria, el organismo, vulgarmente conocido como el 'superregulador' al integrar en su seno a todos los reguladores que antes estaban disgregados, cumple "al cien por cien" los estándares de transparencia y eficiencia requeridos.

La CNMC, un organismo "necesario"

Ha recordado que su constitución proviene de una decisión "colegiada" del Gobierno, que la consideraba un órgano "necesario". "Lo que había antes era una proliferación de organismos reguladores, uno de energía, otro telecomunicaciones, correos... Ahora hay un solo órgano. Se le ha dado racionalidad, contribuye mucho más a velar por que se cumplan las reglas del mercado", ha asegurado.

En cuanto al malestar expresado desde algunos sectores empresariales, que han cuestionado la actuación del organismo en diversos ámbitos, Soria ha apoyado sin fisuras su papel y el de su cabeza visible.

"Con esto ocurre como con todo en la vida. Cuando un regulador toma decisiones en contra de un sector, justamente porque está velando por que se cumplan las reglas de competencia en el mercado en el que está actuando esa empresa, normalmente siempre ocurre (ser objeto de críticas). Hay una relación causa efecto. No es un caso excepcional de España", ha afirmado.

"Sobre el presidente de la CNMC quiero decir que tiene una amplísima y dilatada trayectoria en el campo de la economía, es un y, por tanto, tiene todas las condiciones para presidir el organismo".

Seguidamente, ha defendido la figura de Marín Quemada, resaltando su experiencia y profesionalidad: "Sobre el presidente de la CNMC quiero decir que tiene una amplísima y dilatada trayectoria en el campo de la economía, es un y, por tanto, tiene todas las condiciones para presidir el organismo".

Asimismo, ha señalado que además de Marín Quemada, la CNMC tiene por detrás muchísimas personas y técnicos "altísimamente cualificados" que luego elevan decisiones al consejo para tomar decisiones.

Sobre la división con que los consejos de la CNMC han aprobado algunas importantes multas a empresas, ha indicado que en todos los organismos cualificados las decisiones se toman por mayoría, "y esto no quiere decir que no haya votos cualificados en contra. Forma parte de la normalidad. Lo importante es que por mayoría se toma la decisión, y esa es la decisión del regulador", ha explicado.

SEPI tendrá más protagonismo

Preguntado por el menor protagonismo que ha tenido la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) como dinamizador del sector público en los últimos años, Soria ha explicado que "es un ejemplo de que no es lo mismo tener un holding de empresas públicas en una etapa de prosperidad que en recesión, como lo hemos tenido en los últimos cuatro años", y se ha mostrado confiado en que ahora que empieza a mejorar la economía el grupo público puede "seguir aportando".

En el ámbito de las telecomunicaciones, ha manifestado que el proceso de consolidación del sector en España "va en la buena dirección", tras la compra de Ono por Vodafone y de Jazztel por Orange, pero cree a escala europea es aún incipiente.

"Las fusiones son decisiones que tienen que tomar las empresas. Lo que tiene que hacer el Gobierno, también la UE, es crear el marco para favorecer que eso sea así"

"Las fusiones son decisiones que tienen que tomar las empresas. Lo que tiene que hacer el Gobierno, también la UE, es crear el marco para favorecer que eso sea así", ha dicho. "Cuando uno observa a los grandes actores mundiales, que son americanos, chinos y japoneses, ahí hay muy pocos actores de telecomunicaciones. En Europa tenemos más de un centenar, y por eso ese proceso de consolidación en España va en la buena dirección, pero todavía en el ámbito europeo tienen que hacerse muchas más (fusiones). No sé cuántos operadores quedarán al final, pero cuando pase el tiempo, y en la medida en que la CE siga impulsando la creación de un mercado único digital, tendremos que tener como parte de ese mercado operadores que sean mucho más grandes y por tanto un mercado mucho más consolidado", ha pronosticado.

Telefónica, actor clave en la consolidación mundial

Para Soria, el mayor tamaño, además de permitir a los operadores competir a escala global, les facilitará realizar más inversiones en banda ancha, 4G y después 5G. "Y eso nos dará más capacidad para ser más competitivos. Nos dará capacidad para tener una industria 4.0", ha destacado. Soria ha expresado su "convencimiento" de que Telefónica, que ha definido como uno de los grandes actores a nivel europeo, va a jugar un gran papel en este proceso también a escala mundial.

Ha reconocido que el reverso de este proceso de integraciones es el consiguiente ajuste de empleos, como ha ocurrido en España tras las operaciones protagonizadas por Vodafone y Orange. "Toda la digitalización de la economía trae inicialmente ajustes de plantilla que son una mala noticia. Ningún ajuste en materia de telecomunicaciones en buena noticia para España, donde cada vez hay mayor actividad en comercio electrónico, en salud, en administración electrónica, en ciberseguridad... en todos esos ámbitos se esta generando cada vez más empleo nuevo, y eso tiene que ver con la nueva formación digital", ha concluido.