Público
Público

Moción a Cifuentes Un PP duro y agresivo desprecia la moción a Cifuentes y dedica el debate a atacar a Podemos

Como estaba previsto, la Asamblea de Madrid ha tumbado la moción de censura de Podemos a la presidenta de la Comunidad de Madrid con los 64 votos en contra de PP y Ciudadanos, y con la abstención del PSOE. Partido Socialista, Podemos y C's denuncian la actuación de la presidenta de la cámara en el larguísimo pleno de este jueves, y la acusan de obviar el Reglamento para favorecer al PP en el reparto de los turnos de palabra. Los conservadores acusan a Podemos de ser "partido de pederastas" y de "corruptores de menores".

Publicidad
Media: 3
Votos: 8
Comentarios:

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes (d), recibe el aplauso de los diputados del PP y los miembros de su Gobierno. EFE/J. P. Gandul

Cristina Cifuentes se mantiene como presidenta de la Comunidad de Madrid. Como estaba previsto, la Asamblea autonómica ha rechazado la moción de censura de Unidos Podemos a la presidenta del Ejecutivo madrileño, con los votos en contra de PP y Ciudadanos (64), la abstención del PSOE (37 diputados), y los únicos respaldos de los 27 parlamentarios de Podemos.

El PP llevaba semanas acusando a Podemos de preparar un espectáculo circense en la Asamblea de Madrid con motivo de la moción, pero finalmente han sido los conservadores quienes han acaparado los focos con acusaciones e insultos al partido morado, comenzando por su empeño por denigrar a la candidata a la Presidencia, Lorena Ruiz-Huerta: "Ha venido a hacer su puesta de largo"; "Está muy cortita de ideas y de programa"; "Hay mujeres muy buenas políticamente, como Cristina Cifuentes, y muy malas, como Ruiz-Huerta".

En un pleno de casi diez horas, los conservadores han lanzado duros ataques al partido morado, que a su vez les ha echado en cara todos los casos de corrupción que salpican al Partido Popular. Desde el PP han repetido con insistencia la frase "Podemos no puede", que incluso han convertido en trending topic en Twitter, y han recurrido al habitual rosario de acusaciones al partido morado, que van desde las alusiones a sus vínculos con Venezuela -vocablo quizás más repetido que la palabra 'Madrid'-, hasta su supuesta ideología comunista -"El comunismo es corrupción".

Siempre, sin dejar de vender los logros del PP, y situándolo como el "futuro" político para la región, aunque a su entender Podemos quiera "borrar su existencia desde su nacimiento". Incluso han negado que el partido morado cuente con un programa político que defender, a pesar de que Ruiz-Huerta expuso el grueso de sus propuestas políticas en su primera intervención, por la mañana.

El lodazal del PP: "Los de Podemos son el partido pederasta"

La tensión ha sido palpable durante toda la jornada. PP y Podemos han intercambiado duros reproches, que los conservadores han llevado al máximo nivel en la última intervención de su portavoz en la cámara, Enrique Ossorio: "A partir de ahora, ustedes son el partido pederasta". Horas antes, Ossorio había acusado a Podemos de tener entre sus diputados en el Congreso ejemplos de "todos los ilícitos penales del Código Penal", y entre ellos había enumerado "la tenencia de drogas" y "delitos de pederastia". Ha repetido sus acusaciones, al menos, media docena de veces.

"Podría decir que Podemos es un partido cómplice de abusos sexuales", "de corruptores de menores", "de narcotraficantes". "Señora Ruiz-Huerta: si no reniega de estas conductas estará afirmando que Podemos es el partido más infame del mundo occidental", mitineaba.

El portavoz del PP hacía alusión con su mención a la "pederastia" al caso de Pedro Palacio, exnúmero dos de Podemos en Castilla y León que dimitió al publicarse que a los 17 años fue condenado por abusos sexuales a una niña. La presunta víctima desmintió los abusos, y aclaró que la sentencia fue resultado del conflictivo divorcio de sus padres, aunque fuentes de Podemos en la cámara lamentan que estos insultos son tristemente habituales, ya que el partido que gobierna no tiene en cuenta estos hechos.

En la misma línea, el PP ha rehuído las alusiones a sus casos de corrupción -sólo el vicepresidente, Ángel Garrido, se ha salido de esta norma para vender sus medidas políticas-. En su lugar, ha preferido recordar el caso del contrato de Íñigo Errejón con la Universidad de Málaga -"El segundo becario más famoso del mundo, tras Mónica Lewinsky"- o el del piso de Ramón Espinar. Así, todos sus portavoces han sacado pecho por su gestión y han cerrado filas en torno a la presidenta, que no ha subido a la tribuna en todo el día, y sólo ha realizado algunas declaraciones a la prensa en los pasillos de la cámara.

La presidenta de la interpretación "sectaria y partidista"

PSOE, Podemos y Ciudadanos han criticado con dureza la gestión y la interpretación del Reglamento de la presidenta de la cámara, Paloma Adrados. A su entender, Adrados ha forzado la normativa para beneficiar al PP con el reparto de turnos de palabra. Los tres vicepresidentes, uno por cada grupo, han pedido a Adrados que reúna a la Mesa, el órgano de gobierno de la cámara, para tratar sobre esta supuesta vulneración del Reglamento, aunque ella se ha negado.

Siete consejeros, además del portavoz parlamentario, han subido a la tribuna, algunos en varias ocasiones, para defender la gestión de Cifuentes y cargar contra el partido morado, repitiendo idénticos argumentos sobre Venezuela, Cuba, el comunismo y otros mantras.

La tensión de la jornada ha dejado también varias anécdotas; como el momento en el que el diputado Jacinto Morano (Podemos) ha dejado sobre la mesa del consejero de Medio Ambiente, Jaime González Taboada, una lista con nombres de dirigentes del PP imputados por corrupción -"No caben en esta Asamblea; haría falta abrir también el Congreso y el Senado"-. Taboada ha tirado el listado al suelo.

Cifuentes: "Podemos sale muy debilitado de esta moción fallida"

Visiblemente satisfecha, a su salida del hemiciclo, tras la votación, Cifuentes ha abrazado a varios diputados y consejeros que le han transmitido sus felicitaciones. En una breve comparecencia ante la prensa, la presidenta ha afirmado que Podemos y Ruiz-Huerta salen "muy debilitados de esta fallida moción". "Gobierno y PP nos sentimos reforzados", afirmaba, añadiendo que considera esta iniciativa el "ensayo general" de la que le espera a Mariano Rajoy en el Congreso la próxima semana. "Esto era un ensayo general que les ha salido mal".

Cifuentes ha culpado a Podemos del tono del debate -"Han estado broncos, queriendo provocarnos, venían para montar el circo"- y ha apostillado que los "insultos incontables y gravísimos de Podemos", "si no se dijeran en el Parlamento, serían objeto de querellas".

La presidenta de la Comunidad, que protagonizaba una de las anécdotas del día al salirse del pleno con todo su grupo, tras un rifirrafe de su portavoz con Ramón Espinar (Podemos), ha criticado también el papel de Ruiz-Huerta: "Era difícil que saliera peor. Si tenía alguna posibilidad de ser candidata la ha perdido", sentenciaba.

Minutos después, Ruiz-Huerta afirmaba que hoy la cámara ha vivido un "espectáculo de un nivel tan bochornoso que no se veía desde el Tamayazo", y ha afeado a la presidenta que no haya sido "capaz de subir a la tribuna para defender a su Gobierno". "Esta moción de censura la ha ganado la ciudadanía"; "El PP sólo ha salido vencedor en zafiedad", apostillaba.

El PSOE, de acuerdo con el programa; C's, en contra del "espectáculo"

Por su parte, José Manuel Franco, portavoz adjunto del PSOE en la Asamblea, defendía que su grupo está de acuerdo "en gran parte" con las medidas que recoge el programa de Podemos, aunque afirmaba que "algunas están copiadas" de su propio programa. Sin embargo, y aunque sostenía que su partido "comparte el diagnóstico" de Podemos, y no quiere "mantener el Gobierno del Partido Popular", "no dan los números" para un Gobierno alternativo: "La iniciativa va a terminar inexorablemente con la derrota de los justos denunciantes y los justos denunciados". zanjaba.

"Es lamentable el espectáculo de PP y Podemos", afirmaba el portavoz de Ciudadanos, Ignacio Aguado. El líder de C's en la cámara ha acusado a ambas formaciones de "desprestigiar a la institución", y ha tildado de "vacío" el discurso de Ruiz-Huerta."No hagan perder el tiempo a los madrileños. Les pagan por hacer política y ofrecer soluciones, no por montar este tipo de circos".

Podemos vaticina que el PP repetirá este esquema para la moción contra Rajoy

Distintos portavoces de Podemos han criticado en público y en privado la estrategia del PP de embarrar el debate con sus acusaciones. El partido morado vaticina que los conservadores emplearán la misma técnica la semana que viene, en el debate de la moción de censura a Mariano Rajoy, en este caso en la Cámara Baja.

De cara a las cámaras, el secretario general de Podemos y otros portavoces han defendido la labor de Ruiz-Huerta y sus intervenciones, pero en privado algunos dirigentes han criticado la ejecución de su discurso.

No obstante, todos ellos han respaldado las dos mociones de censura. Entienden que la formación debe seguir mostrando su rechazo al PP, y a la vez reivindicándose como alternativa a sus políticas y a la corrupción que salpica a distintos dirigentes y exdirigentes del partido de Mariano Rajoy.