Público
Público

Montoro se desentiende del despacho que fundó tras la denuncia de la Fiscalía

El ministro de Hacienda ha aceptado haber fundado el despacho pero afirma no tener "ni idea de las actividades que hace". Además ha asegurado  "no tener ni idea" de la existencia del contrato con la Cámara de Comercio de Madrid

Publicidad
Media: 4.75
Votos: 4
Comentarios:

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, atiende a los medios tras la sesión del control al Gobierno en el Senado. EFE/Javier Lizón

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se ha desvinculado de la querella que ha presentado la Fiscalía Anticorrupción contra el despacho que él fundó por la adjudicación presuntamente irregular en 2012 de un contrato con la Cámara de Comercio de Madrid, y ha subrayado que abandonó esa consultora hace nueve años, en abril de 2008.

"Oiga, que lo fundé, pero allá quién esté a su cargo ahora", ha manifestado en declaraciones a los periodistas en los pasillos del Senado, remachando: "Por mi como si se refundan o se reinventan".

"Yo que quiere que le cuente de lo que está haciendo (el despacho)", ha insistido, para después volver a hacer hincapié en que salió hace nueve años del despacho y, por ello, desconoce sus actividades.

"No puedo tener ni idea de las actividades que hace", ha aseverado. Además, ha afirmado que "no tenía ni idea" de que ese contrato con la Cámara de Comercio de Madrid "existía", al mismo tiempo que ha destacado que "la materia que aborda no es ni de Hacienda ni de Administraciones Públicas".

En este sentido, el ministro ha cuestionado si es "negativo" fundar un despacho, destacando que, además, él abandonó la consultora cuando se fue a para hacer "política directa". "Entendí que siendo miembro del Congreso y para hacer oposición, no para estar en el Gobierno, no debía estar en un despacho de consultora", ha explicado.

A pesar de que entre los querellados estaría un hermano del ministro, Montoro ha manifestado que también fue "socio inicialmente". Y ha asegurado que "hace años" que no habla con ninguno de los socios fundadores del despacho y que con su hermano habla "en términos familiares".

El ministro ha apuntando que todos ellos "son gente muy competente" y, en cualquier caso, ha declarado que "tendrá que explicar quien se querelle y quien es querellado", desvinculándose por completo de la operación.