Público
Público

Operación Lezo El PP se pone de perfil con Aguirre: ni pide su dimisión ni le muestra su apoyo

La dirección nacional pide "desligar" su labor como portavoz en el Ayuntamiento de Madrid de su presunta irresponsabilidad a la hora de elegir a Ignacio González y asegura que no pedirá su dimisión. "Esa decisión la tiene que tomar ella", dice Casado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, este lunes. EFE/Ballesteros

Ni sí, ni no, ni todo lo contrario. Así responde la dirección nacional del PP sobre si Esperanza Aguirre debería dimitir tras el último escándalo de corrupción que afecta a quien en su día fue una de sus manos derechas. Tras la detención -y encarcelamiento- de Ignacio González en la Operación Lezo que investiga el desvío de fondos del Canal de Isabel II, Génova ha decidido ponerse de perfil. "Esa decisión la tiene que tomar ella", opinó Pablo Casado.

El vicesecretario de Comunicación del PP eludió así pedir la cabeza de quien en su día fue su mentora -y cuya dimisión se prevé inminente-, pero tampoco le mostró un apoyo expreso, que sí le dio a Cristina Cifuentes. La nueva presidenta del PP de Madrid tiene "todo el respaldo" de la dirección nacional, pese a que ésta no tuvo conocimiento de sus intenciones de llevar a la Fiscalía las irregularidades del Canal. "Ha hecho lo que tenía que hacer, ha seguido el cauce correcto y eso le honra", destacó Casado.

Aguirre, en cambio, no recibió tantos halagos. Aunque sí insistió en que "no existe ningún indicio de irregularidad" que recaiga "ni sobre su persona ni sobre su gestión del grupo municipal", Casado no hizo grandes esfuerzos por defender su continuidad al frente del mismo. "Esa decisión la tiene que tomar ella", repitió una y otra vez en la rueda de prensa posterior al Consejo de Dirección.

Conscientes de que la continuidad de la lideresa, tras todas sus ranas imputadas, no es la mejor para contribuir a los esfuerzos de Mariano Rajoy por lavar la imagen internacional de España a nivel económico y la nacional, en términos de regeneración, en Génova han preferido mostrarse como víctimas de sus casos aislados ("algunas personas") de corrupción. Aguirre "ya asumió en su día su responsabilidad orgánica in vigilando", mientras el Gobierno aprueba leyes anticorrupción y el PP se esfuerza por "vigilar" y "prevenir" otros posibles casos, justificó Casado.

Por ello, negó también que Génova tuviera conocimiento en su día del dossier publicado en 2009 por este diario sobre las adjudicaciones irregulares del Canal. Eso, a pesar de que la propia Aguirre reconoció entonces que tanto ella como Rajoy habían tenido acceso al mismo. "No hubo conocimiento alguno, no sólo sobre el Canal, sino sobre los otros casos que afectan a Ignacio González", sentenció el vicesecretario de Comunicación del PP en referencia, entre otros, al famoso ático que el expresidente de la Comunidad de Madrid compró en Estepona.

"La información que se nos hacía llegar era que era una persona que había sido espiada y no teníamos ningún indicio de que esas informaciones tuvieran alguna veracidad", se excusó Casado. "Por eso estamos tan indignados. Pero no somos infalibles, a todo el mundo se le puede engañar", siguió el portavoz conservador, que lamentó que haya personas que hayan "utilizado" las siglas del PP y hayan "manchado" una marca en la que trabajan, dijo, "miles de personas que dedican los mejores años de su vida a lo que tiene que ser una actividad honesta y eficaz".

Una de ellas, dijo, sería el secretario de Estado de Seguridad, cuya reunión con el hermano de Ignacio González -también imputado en Lezo- se conoció este fin de semana. Un encuentro sobre el que José Antonio Nieto dará explicaciones en el Congreso, a donde acudirá contando con el apoyo del Partido Popular. "Ya ha dicho que en esa reunión no hablaron de nada relativo a esa investigación, que él desconocía. Y él también es uno de los engañados: si solicitas una reunión y quien te la concede no tiene información sobre una irregularidad, le estás poniendo en riesgo: le estás engañando e instrumentalizando", defendió Casado.

En ese sentido, el vicesecretario de Comunicación insistió en que el PP era una víctima "doble", ya que sufría las consecuencias "como contribuyentes" y por la mancha de sus siglas. Por ello, expresó su deseo de que las últimas informaciones que afectan a la formación -también la citación de Rajoy como testigo en el caso Gürtel- no afecten a la negociación de los Presupuestos Generales del Estado. "Entonces seríamos víctimas por partida triple porque sufriríamos también la inestabilidad económica del país", agregó.

Del mismo modo, confió en que la investidura de Fernando López Miras como sustituto de Pedro Antonio Sánchez en Murcia se produzca "cuanto antes". Eso, pese a que C's, de momento, se niega a apoyar a su candidato si el PP no apoya primero la eliminación de los aforamientos. "Las negociaciones siguen adelante.Tendremos noticias en cuanto se sepa, pero esperamos que C's apoye a la fuerza más votada", concluyó.