Publicado: 28.02.2014 13:22 |Actualizado: 28.02.2014 13:22

El Parlamento navarro reprueba a Barcina y pide su dimisión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La comisión de investigación sobre la Hacienda foral ha aprobado pedir la dimisión de la presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina, y de la consejera Lourdes Goicoechea, así como el adelanto de las elecciones forales al próximo 25 de mayo.

La comisión ha aprobado sus conclusiones con el apoyo de PSN, Bildur, Aralar-NaBai, Izquierda-Ezkerra y Geroa Bai, y el voto en contra de UPN y PPN.

Los grupos de la oposición consideran que se han acreditado en la comisión "en su práctica totalidad las acusaciones de la exdirectora general de la Hacienda foral Idoia Nieves, siendo el resto de acusaciones claramente verosímiles". Asimismo, acuerdan remitir toda la documentación recabada al Ministerio fiscal.

La oposición advierte de que si Barcina no adelanta las elecciones, "las presentes conclusiones obligan al conjunto de grupos parlamentarios a tomar las medidas pertinentes para la devolución de la palabra a la ciudadanía y poner fin a la crítica situación actual".

Según los grupos parlamentarios que han aprobado las conclusiones, Barcina y Goicoechea "no han actuado en defensa de los intereses generales de Navarra y únicamente por interés político, siguiendo la estrategia del Partido Popular".

Cuatro cargos de Unión del Pueblo Navarro cobraron dietas de entre 2.680 y 1.717 euros brutos por participar en reuniones, de apenas una hora, de la Junta de Entidades Fundadoras de Caja Navarra. Los cuatro cargos son Yolanda Barcina, presidenta navarra, Miguel Sanz, ex presidente, Álvaro Miranda, ex consejero de economía, y Enrique Maya, alcalde de Pamplona.

Esta Junta, creada tras la salida de los cargos públicos del consejo de la administración de la caja, celebró 16 reuniones desde el 31 de agosto de 2010 al 26 de septiembre de 2011.

La existencia de esta Junta no era conocida, en un comienzo, por los otros seis miembros de la junta ordinaria de fundadores. Hasta un año más tarde de su puesta en funcionamiento, la Junta de Entidades Fundadoras no apareció en los estatutos de Caja Navarra.