Publicado: 16.01.2014 16:43 |Actualizado: 16.01.2014 16:43

Patxi Lopez exige al Gobierno que cambie su política penitenciaria

El exlehendakari asegura que el PSE-EE no permitirá que "una vez conseguido lo más difícil, vencer a ETA, la cuestión del cierre del terrorismo envenene el debate político"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario general del PSE-EE, Patxi López, ha pedido hoy al Gobierno central que busque el consenso con las instituciones y partidos vascos para abordar el final de ETA y que cambie la política penitenciaria para permitir la reinserción. López ha criticado "la sucesión de despropósitos" de los últimos días con "el aprovechamiento que el mundo de Sortu hace del tema de los presos de ETA", la "operación policial chapucera, impulsada desde el Ministerio de Interior con un afán propagandístico que a punto estuvo de arruinarla" y la "imagen nada airosa" del PNV manifestándose en Bilbao con "expresos terroristas".

"Se ha puesto en evidencia la capacidad de la política, cuando se ejerce mal, para generar problemas donde no los había y tensionar a la sociedad hasta extremos inaceptables", ha denunciado en una rueda de prensa celebrada en la sede de los socialistas en Bilbao. Además, ha recalcado que el PSE-EE no permitirá que "una vez conseguido lo más difícil, vencer a ETA, la cuestión del cierre del terrorismo envenene el debate político y sea la excusa para reeditar uniones soberanistas, que fracturan a la sociedad y dinamitan la convivencia".

Ante esta situación, ha considerado que hay que hacer "una gestión del final de ETA inteligente, responsable, con altura de miras". López ha instado al Gobierno y al PP a creerse "de una vez" que ya se ha ganado a ETA y que se ha hecho sin ninguna cesión de la democracia y el estado de derecho. "La foto de Durango, de un grupo de expresos sesentones aceptando a regañadientes la legalidad penitenciaria, es la más clara imagen del fracaso de la estrategia terrorista", ha mantenido.

El dirigente socialista ha reclamado al Gobierno central que supere la presión de la "derecha extrema", renuncie el partidismo y haga una "gestión inteligente y con visión de Estado del final del terrorismo, que logre acabar con los últimos rescoldos de la banda sin alimentar el victimismo del mundo de Batasuna". Para ello, ha reclamado al Gobierno de Mariano Rajoy que busque consensos con los partidos e instituciones vascas y que, "con la ley en la mano", haga una política penitenciaria "diferente, que busque y que permita la reinserción de los presos que estén dispuestos a hacer el recorrido democrático".

López también ha planteado sus exigencias al PNV para que mantenga la "firmeza" en la defensa de los principios democráticos ante la izquierda abertzale y al lehendakari, Iñigo Urkullu, "para que lidere una verdadera política de convivencia ciudadana en este país". El secretario general del PSE-EE ha asegurado que "quiere creer" al PNV cuando asegura que su participación en la manifestación de Bilbao con Sortu fue excepcional y "no volverá a caer en esa trampa", pero ha recordado que ese tipo de decisiones no favorecen la "confianza" entre dos formaciones que tienen suscritos acuerdos que abarcan las principales cuestiones de esta legislatura vasca.

López ha solicitado al PNV y al Gobierno Vasco que tengan claro que la prioridad es la salida de la crisis y el empleo. "Los poco más de 500 presos de ETA no nos pueden ocupar más tiempo y atención que los más de 167.000 parados que tenemos en Euskadi", ha defendido. En su opinión, la cuestión de los presos etarras es un "problema" de la izquierda abertzale, no del conjunto de los partidos, porque "son ellos los que les animaron a ingresar en la banda terrorista, aplaudieron después sus atentados y durante años les han impuesto una doble condena, al impedirles acogerse a beneficios penitenciarios".