Publicado: 25.08.2015 18:14 |Actualizado: 25.08.2015 18:38

Pedro Sánchez acusa a Rajoy de haber roto a España en lo social

El líder del PSOE aprovecha el debate de los Presupuestos de 2016 para presentar su programa y desmarcarse del PP

Publicidad
Media: 3.38
Votos: 8
Comentarios:
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, conversa con el secretario de Organización socialista, César Luena, en el Congreso, donde se ha celebrado el debate de totalidad al Proyecto de Ley de los Presupuestos Generales para 2016. EFE/Kiko Huesca

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, conversa con el secretario de Organización socialista, César Luena, en el Congreso, donde se ha celebrado el debate de totalidad al Proyecto de Ley de los Presupuestos Generales para 2016. EFE/Kiko Huesca

MADRID.- Era su último gran debate antes de las próximas elecciones generales. Posiblemente, su última subida a la tribuna del pleno del Congreso en esta legislatura. Y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, lo quiso utilizar con dos objetivos: marcar distancia política con el PP y presentar los primeros bocetos de su programa político.

Por ello, hizo un discurso muy duro contra el contenido de los Presupuestos presentados por el Gobierno de Mariano Rajoy y, sobre todo, por la decisión de haberlos llevado al Congreso.



Sánchez empezó preguntándose qué “emergencia nacional” convocaba el debate, y tildó de “desfachatez” que se quieran imponer unas Cuentas del Estado al próximo Gobierno y a las próximas Cortes, sin antes conocer la decisión o el voto de los españoles en las próximas elecciones.

En cuanto al contenido, Sánchez indicó que los Presupuestos del PP vuelven a dejar fuera a la mayoría de los ciudadanos, “a los parados, a los trabajadores pobres, a las familias sin ingresos, a los millones de españoles en riesgo de caer en la pobreza, a los investigadores, a los trabajadores de la cultura, a los jóvenes, a los pensionistas o a las familias monoparentales”.

Por ello, acusó a Rajoy de haber roto España, “pero me refiero a la ruptura social provocada por sus políticas: nunca, como hoy, ha sido mayor la distancia entre pobres y ricos; entre quienes viven la recuperación y los que siguen en la crisis; entre las empresas instaladas en el mundo global y aquellas aferradas a privilegios gubernamentales. Usted ha roto España y deja una España dividida y confrontada. Ese es su legado”, afirmó.

El líder socialista acusa al presidente que tras sus SMS con Bárcenas no tiene “autoridad moral” para exigir nada a Rato ni a nadie

Sánchez, luego, haciendo alarde de sus conocimientos económicos, cuestionó todas las cifras de las que presumía horas antes el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Así, aseguró que no han cumplido ni con los objetivos de déficit, ni con la deuda pública y añadió: “Señor Rajoy, usted se ha gastado en esta legislatura 300.000 millones más de lo que ha ingresado”.

Aseguró que Rajoy falsea los datos de los ingresos en los Presupuestos, de las cuentas de la Seguridad Social y afirmó tajantemente: “Con usted, señor Rajoy, las pensiones peligran y los pensionistas viven peor”.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, regresa a su escaño, con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al fondo, tras intervenir en el debate de totalidad de los Presupuestos para 2016. EFE/Kiko Huesca

Sus acusaciones contra el Gobierno se incrementaron en la réplica, al exigir una vez más al Ejecutivo que dé la lista de los que se acogieron a la amnistía fiscal, pero mostró poca confianza en que el Ejecutivo dé este paso: “Tras sus SMS a Bárcenas, señor Rajoy, usted ha perdido toda autoridad moral para exigir nada a Bárcenas, ni a Rato, ni a Granados, ni a nadie”.

Finalmente, Sánchez presentó su alternativa política que fijó en siete puntos: un nuevo marco educativo con una inversión del 7% del PIB en dos legislaturas; prohibición de hacer nuevas amnistías y un nuevo régimen fiscal; acuerdo sobre el empleo y nuevo Estatuto de los Trabajadores; recuperar la universalidad de la Sanidad Pública y la creación de un ingreso mínimo vital; un gran pacto de Estado en la lucha contra la violencia de género; la recuperación del Pacto de Toledo y una completa mejora de la calidad democrática de las instituciones.

El líder del PSOE se dirigió en todo momento a Rajoy, ignorando a Montero, que fue quien intervino en el debate por parte del Gobierno. Pero Sánchez lo que quiso fue, sobre todo, presentarse ya como candidato a la Presidencia del Ejecutivo y, sobre todo, separarse del Partido Popular lo más posible.