Público
Público

El PP se apresura a zanjar el 'caso Bárcenas': "Ya se han ofrecido todas las explicaciones"

La dirección nacional de la formación da por cerrada la polémica de los sobresueldos, aunque teme que Aguirre reviva este asunto en la Ejecutiva del lunes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tres días, sólo tres días ha necesitado el Partido Popular para dar por 'zanjado' el escándalo de las cuentas en Suiza de su extesorero Luis Bárcenas y de los sobresueldos que repartía en el seno del partido. Mientras el sábado por la mañana el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, afirmaba con forzada contundencia que no le temblaría la mano si tuviera conocimiento de 'irregularidades' en las cuentas del PP, por la tarde, la secretaria general de los conservadores, María Dolores de Cospedal, aseguraba desde Lugo que su formación volvería 'a revisar la gestión' de la época como tesorero y gerente de Bárcenas para 'demostrar' que el partido tiene las 'manos limpias'.

La dirección nacional del PP tiene mucha prisa por pasar página y considera que este escándalo está realmente cerrado. Fuentes de los conservadores, en declaraciones a Europa Press, consideran que 'ya se han ofrecido todas las explicaciones sobre este asunto', y remarcan que las cuentas del PP están 'claras' y 'auditadas' por el Tribunal de Cuentas y que todos sus sueldos se declaran a Hacienda y son públicos. Génova no disimula su empeño en cerrar el asunto y quiere fervientemente que este tema deje de centrar el debate político, mientras esperan que las informaciones en torno a caso Bárcenas no protagonicen el Comité Ejecutivo Nacional que Rajoy ha convocado este lunes. Una cita que reunirá a todos los miembros de la dirección del PP y a los presidentes autonómicos y regionales del partido.

Sin embargo, esta misma semana varias figuras clave de la ejecutiva del PP han asegurado que había que realizar una profunda investigación o no sabían ni contestaban nada sobre el asunto. En contra de las afirmaciones de Mariano Rajoy, que el sábado reconocía desde Almería que la formación ya asumió responsabilidades políticas y que el caso estaba ahora en manos de los tribunales mientras ponía como garantía de 'honradez y dedicación' a tres secretarios generales del PP, como Ángel Acebes, Javier Arenas y la propia Cospedal, la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, defendía la idea de poner en marcha una investigación interna y 'llegar hasta el final, caiga quien caiga'. Un incómodo asunto que la actual presidenta del PP madrileño podría poner sobre la mesa este lunes. Pero la dirección del partido conservador ya ha descartado de antemano abrir una investigación interna porque consideran que 'ya se hizo en su día', como expresó su vicesecretario de Organización, Carlos Floriano.

Además, el viernes, pocas horas antes de que un millar de personas convocadas espontáneamente en las redes sociales se concentraran frente a las puertas de la sede del Partido Popular en Madrid reclamando un sonoro '¿dónde están nuestros sobres?', el que fuera secretario general de Alianza Popular, Jorge Verstrynge, aseguraba que los sobresueldos en dinero negro a dirigentes comenzaron a repartirse en 1988. El expolítico, que actualmente se dedica a la docencia, consideraba que ningún miembro de la cúpula del partido podía decir que desconocía esta práctica porque 'todo el mundo, o miraba para otro lado, o recibía'.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de esta semana, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, negó todas las acusaciones vertidas sobre la gestión financiera de su formación entre 2004 y 2008. Pero lo hizo echando balones fuera: 'No estaba al tanto de las actividades del tesorero, yo llevaba Política Autonómica y Local'. Como los tres monos sabios, aseguraba que ni vio ni escuchó nada y que no se habría callado. 'Ni se me ofreció, ni se me dio, ni cogí ningún sobre. Tampoco lo habría aceptado'.

Antes, la propia María Dolores de Cospedal miraba hacia otro lado con un sibilino 'no me consta de ninguna manera que eso se haya producido en mi etapa como secretaria general' y restaba importancia a un escándalo de corrupción en el que se acusa al exsenador de la formación, Luis Bárcenas, de tener hasta 22 millones de euros en Suiza y que durante la etapa en la que llevó las cuentas del partido pagó sobresueldos en negro a parte de la cúpula del PP. Y mientras nadie sabe nada en el PP sobre el asunto y todos los dirigentes de la cúpula se han desmarcado del extesorero, otras fuentes del partido consideran que es necesario dar una respuesta contundente y buscar una 'gran solución'. El lunes tienen la oportunidad.