Publicado: 08.07.2015 21:04 |Actualizado: 08.07.2015 23:30

Quién es quién en el PP que viene

El presidente Rajoy inicia la renovación del partido a su ritmo, muy lento pero que se acelerará tras las elecciones generales. En un año, la formación conservadora habrá dado un vuelco de 180 grados, incluyendo a su líder si pierde el Gobierno.

Publicidad
Media: 2.22
Votos: 9
Comentarios:
Pablo Casado, portavoz del PP, hace las primeras valoraciones de su partido a las encuestas difundidas por los medios de comunicación. EFE/Ballesteros

Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación del 'nuevo PP' y estandarte de la renovación orgánica conservadora. EFE/Ballesteros

MADRID.- El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, comenzó la regeneración del PP tras las elecciones del 24 de mayo, aunque no la concluirá hasta 2016, cuando se celebre el Congreso Nacional del partido y se despeje la mayor de las incógnitas: su liderazgo. Si no consigue mantener el Gobierno tras las elecciones generales de final de año, en el Partido Popular creen que Rajoy se irá, "tarde más o tarde menos", en función de cómo sea de fuerte su convicción de que va a ganar y de cómo se haya planteado su relevo hasta ahora.

Si Rajoy gana en las generales y el PP logra gobernar, lo más lógico -aseguran las mismas fuentes- es que el presidente vaya dando pasos en su sucesión, aunque "dispondrá de más tiempo para priorizar la renovación territorial del partido", sobre todo, en Madrid, Euskadi, Valencia y Catalunya. Éstos son los puntos que más preocupan a los conservadores; por haber perdido el enorme poder del que disponían, en los casos madrileño y valenciano, y por la amenaza de quedarse con una representación marginal, en las situaciones vasca y catalana.



Preguntar por cómo el presidente del PP va a abordar la renovación interna o el cambio generacional no obtiene más respuesta que las líneas generales citadas, además, con el componente de precaución que generan tanto el propio Rajoy como los vertiginosos acontecimientos políticos de estos años, incluida la llegada de nuevas formaciones políticas.

En lo que sí coinciden en el PP es en destacar una serie de nombres cuando se pregunta por los protagonistas del cambio y que van más allá de los cuatro nuevos vicesecretarios generales y dirigentes ya de peso como Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid; Juanma Moreno, presidente del PP de Andalucía; Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia, o Alfonso Alonso, ministro de Sanidad.

- Pablo Casado, vicesecretario general de Comunicación. Es el símbolo de la renovación y el cambio generacional en el PP por excelencia. El hecho de que sea el rostro el partido, su portavoz omnipresente en entrevistas, tertulias, ruedas de prensa, actos..., convierte al diputado por Ávila y pupilo de José María Aznar y Esperanza Aguirre en el favorito para ocupar, por ejemplo, la Secretaría General del PP a partir de 2016. Su único riesgo es, precisamente, la sobrexposición a la que está sometido en un momento tan delicado para el PP y que podría quemarle antes de tiempo, aunque en su partido creen que "saldrá reforzado".

- Andrea Levy, vicesecretaria general de Estudios y Programas. Joven como Casado (ninguno llega a los 40), curtida asimismo en tertulias y en la correosa política catalana, un terreno ingrato para su partido, Levy entró en la Ejecutiva del PP catalán hace tres años y se le sitúa muy próxima a Jorge Moragas, director de Gabinete de Rajoy y director de Campaña del PP. La nueva dirigente podría ser la esperanza del PP catalán para hacer frente al avance de Ciutadans entre su electorado.

El alcalde de Vitoria, Javier Maroto./ EFE

El vicesecretario general de Sectorial del PP y exalcalde de Vitoria, Javier Maroto./ EFE

- Javier Maroto, vicesecretario general de Sectorial. El exalcalde de Vitoria es el más apasionado a la hora de defender la política de proximidad con el ciudadano, la bajada del político a la calle. Tiene en el ministro de Sanidad y su antecesor en el Ayuntamiento vasco, Alfonso Alonso, a su principal valedor. Tanto Alonso como Maroto pertenecen al PP que viene tras las generales, pero además, y tras el fracaso de Arantza Quiroga al frente del PP vasco, sin duda, capitanearán el cambio en Euskadi.

- Fernando Martínez Maíllo, vicesecretario de Organización. El expresidente de la Diputación de Zamora es el más veterano de los nuevos vicesecretarios del PP y el que más conoce personalmente a Rajoy, que estuvo en su boda. Procedente de Castilla y León, aunque su buena relación con el barón Juan Vicente Herrera se pone en cuestión constantemente a su pesar, Martínez Maíllo lucha contra la sombra de su "no imputación" o de "citado a declarar en calidad de imputado" (Casado)

- Pedro Antonio Sánchez, presidente de la Región de Murcia. El sucesor de Ramón Luis Valcárcel y del fugaz Alberto Garre, que gobierna gracias a Ciudadanos, tiene los ojos del PP puestos en él tras comprometerse a hacer una nueva política con y para los murcianos. Sánchez llega a la Presidencia autonómica sin alcanzar los 40 años y eso le convertirá en un referente del nuevo PP si consigue consolidar su liderazgo hasta 2019 y cerrar los sombríos capítulos que le vinculan con la corrupción en la memoria colectiva.

Pedro Antonio Sánchez

El presidente de la Región de Murcia, Pedro Antonio Sánchez (i), abraza al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, durante un mitin. EFE

- Íñigo de la Serna, alcalde de Santander. El también presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) es uno de los referentes territoriales del PP que, además, ha sobrevivido a la debacle del partido en las grandes ciudades. De la Serna, que gobierna la capital cántabra con mayoría simple tras las elecciones del 24 de mayo ha pasado a ser uno de los nombres imprescindibles del PP que viene.

- Pablo Zalba, eurodiputado [abajo en la imagen]. "Trabajador incansable", según sus compañeros, y rostro cada vez más televisivo para la opinión pública, el navarro Zalba emerge como uno de los grandes valores del PP, además, por su currículo y su labor económica en el Europarlamento. Zalba recibió el premio al eurodiputado del año de la revista especializada Parliament Magazine, que galardona a los miembros del Parlamento Europeo por la labor realizada en las diferentes comisiones parlamentarias, en su caso, la de Economía.

- Guillermo Mariscal, diputado por Las Palmas. El portavoz de Industria del grupo popular en el Congreso de los Diputados pertenece al grupo de los parlamentarios jóvenes del PP señalados para futuras responsabilidades en el partido. En su caso, además, y tras los malos resultados el 24-M del PP canario que preside el ministro de Industria, José Manuel Soria, éste le ha encargado la estrategia de recuperación de cara a las generales.

El dirigente nacional del PP Carlos Floriano (d) y el nuevo presidente de la gestora del PP de Navarra, el eurodiputado Pablo Zalba, este martes 29 de julio. EFE/Villar López

- Isabel Díaz Ayuso, portavoz adjunta del PP en la Asamblea de Madrid. Con gran presencia en redes y tertulias, Díaz Ayuso responde al perfil que más abundará en el nuevo PP a partir de 2016 y que se resume en el término "accesible". No en vano, la presidenta de la Comunidad de Madrid y previsible presidenta del PP regional, Cristina Cifuentes, le ha encomendado ser portavoz adjunta del grupo del partido en la Asamblea. De Ayuso se recuerda, sobre todo, el haber sido la primera en exigir a Rajoy explicaciones por el caso Bárcenas.

- Teodoro García Egea, diputado por Murcia. "Ingeniero, tecnólogo y político. Diputado del PP en el congreso. Judoka, Mountain Biker, Maratoniano y amante de las travesías por la nieve", según su perfil de Twitter, este parlamentario hiperactivo, de extenso currículo y experto en nuevas tecnologías es uno de los más conocidos de las generaciones que relevarán a las actuales en las principales responsabilidades del partido. Presente en los foros internos y en algunos medios de comunicación, sobre todo, regionales, García Egea, estará pronto dando la cara en los platós de las televisiones con más audiencia.