Publicado: 07.10.2015 13:52 |Actualizado: 07.10.2015 16:23

La preocupación por la corrupción desciende 16 puntos a pesar de los últimos escándalos

El paro sigue siendo la mayor preocupación de los españoles, según el último barómetro del CIS. Se advierte también un incremento de la preocupación por la inmigración.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
Rodrigo Rato

Rodrigo Rato, investigado por los ingresos que ha obtenido en los últimos años y el origen de su fortuna.

MADRID.- A pesar de las recientes declaraciones en torno al Caso Rato, y las últimas revelaciones del Caso Púnica la inquietud que genera la corrupción ha descendido 16 puntos en los nueve primeros meses de este año, según se desprende del barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente al mes de septiembre. Por delante de la corrupción, la mayor inquietud en España continúa siendo el paro.

El estudio, hecho público este miércoles, se basa en un total de 2.491 entrevistas personales y domiciliarias realizadas en 256 municipios de 48 provincias entre los días 2 y 12 de septiembre y tiene un margen de error de más/menos 2%.



Según esta encuesta, hecha pública este miércoles, el paro es citado como un problema nacional en el 78,6% de los cuestionarios, seguido de la corrupción con un 39,5% de menciones. En tercer lugar figuran, otra vez, los problemas económicos, con un 25,3% y en el cuarto la clase política en general, con un 21,7%.

En paralelo, también crece 1,2 puntos la inquietud por el Gobierno y los partidos, que se coloca con un 4,2% y la que surge por los nacionalismos sube un punto hasta el 2,3%.

¿Cuánto preocupan la sanidad, la inmigración y la educación?

Aunque baja casi un punto respecto al verano, la sanidad sigue anclada en el quinto puesto de la lista de problemas, con un 10,7%, seguida de los problemas sociales (9,6%) y la educación que, como ocurre cada año con el inicio del curso escolar, suma más menciones y llega al 9,4%.

Además, en septiembre se registró un incremento de la preocupación con la inmigración, coincidiendo con el estallido de la crisis de los refugiados sirios que están llegando a Europa por tierra y mar. En concreto, el porcentaje de alusiones a este fenómeno como un problema pasó del 2,9% de julio a un 7,7% en septiembre.

La lista de problemas personales que mensualmente elabora del CIS también tiene en la cúspide al paro (44%), al que siguen los problemas económicos (23,8%), la corrupción y el fraude (13,6%), la sanidad (10,3%), la educación (9,1%) y los políticos (8,1%).

En plena precampaña de las catalanas y tres meses de las generales, la situación política era "buena" o "muy buena" para el 3,4% y "mala" o "muy mala" para el 71,4%, un porcentaje 4,3 puntos superior al de julio. Tres de cada diez encuestados sostenían que era peor que un año antes y sólo el 7,4 apreciaba mejoras. Además, hay prácticamente un empate entre los que cree que septiembre de 2016 la coyuntura económica habrá empeorado (17,1%) y los que auguran justo lo contrario (18,1%).

¿Cuál es la percepción de la economía?

Respecto a la actual coyuntura económica, sólo el 3,5% la califica de "buena" o "muy buena", dos décimas menos que en junio, mientras que para el 65,6% es "mala" o "muy mala". No obstante, la mejoría de la percepción de la situación económica es clara si se comparan los datos con los de finales de 2014, cuando la descalificaba el 82% de los entrevistados.

Para el 20,4% la economía está mejor que en septiembre de 2014, frente al 25% que cree que ha ido a peor. Y, con la vista puesta dentro de 12 meses, el 26,3% confía en que mejore y el 14,6% augura que empeorará. También en estas respuestas se aprecian cambios sustanciales, puesto que, en septiembre de 2013, los que creían que la economía empeoraría en el año siguiente rozaban el 31% y ahora han caído a la mitad.

Por otra parte, sólo el 14,5% de quienes actualmente tienen un empleo ven muy o bastante probable perderlo durante el próximo año, medio punto menos que en julio; aunque también caen un 1,2% (del 78,4% al 77,2%) quienes consideran poco o nada probable esa posibilidad.

Además, hasta el 35,7% de los que hoy están en paro consideran muy o bastante probable encontrar un puesto de trabajo en los próximos meses, si bien este dato se reduce un punto y medio con respecto al último barómetro, a la par que cae un punto el número de desempleados que ven poco o nada probable encontrar un empleo, pasando del 53,8% al 52,8%.

Hay que tener en cuenta, no obstante, que entre los encuestados en septiembre hay un 0,4% más de parados y un 1,3% menos de asalariados que en la encuesta anterior.