Publicado: 25.02.2013 13:52 |Actualizado: 25.02.2013 13:52

El presidente del Gobierno se plantea no demandar a Bárcenas

Rajoy sólo entraría en la acción judicial colectiva que presentará el partido esta semana como presidente del PP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La secretaria general del PP ha ofrecido una rueda de prensa en la sede central del partido después de 20 días sin pronunciarse acerca del aluvión de informaciones que se están publicando sobre las actuaciones presuntamente ilegales del extesorero Luis Bárcenas y en las que implica a varios dirigentes conservadores de ésta y anteriores direcciones.

Antes de las preguntas de los periodistas, María Dolores de Cospedal ha anunciado que "esta semana" el PP presentará acciones judiciales como entidad jurídica contra el ex responsable de su contabilidad.

Por otro lado, los dirigentes del partido a los que se ha "aludido" en los papeles publicados presuntamente con la letras de Bárcenas emprenderán también diligencias de forma individual, aunque coordinadas en una estrategia conjunta. Es en esta segunda pata del plan de los conservadores es donde Mariano Rajoy se está planteando no emprender acciones contra su ex tesorero, pues "aunque él quiere estar con sus compañeros y es presidente del PP", el hecho de que sea también presidente del Gobierno supone un freno, según la número dos del PP.

A pesar de las numerosas preguntas de los periodistas sobre la indemnización de 400.000 euros y el pago de las cuotas de Seguridad Social a Luis Bárcenas desde abril de 2010 (cuando dejó su cargo de Senador), Cospedal no aclaró qué tipo de indemnización se pactó con el extesorero.

La secretaria general del PP simplemente habló de una "indemnización en diferido", esto es, el pago de los 400.000 euros durante las mensualidades de casi tres años más el pago de la cuotas a la Seguridad Social en una "simulación" de salario que avalaron los servicios jurídicos del partido, "parezca mal o no". "Esta persona no ha realizado trabajo alguno y dejó de ser tesorero del PP en abril de 2010", insistió Cospedal al intento de la prensa de definir una "relación laboral" que, según la también presidenta de Castilla-La Mancha, no existe, pero según indica el pago de la Seguridad Social hasta el pasado mes de enero, sí. La secretaria general rechazó que se hubiera generado "controversia" alguna sobre la indemnización de Bárcenas y, aclaró a los medios: "La controversia la tendrán ustedes".

Tampoco la número dos del partido quiso citar a Bárcenas en su intervención inicial ni en las preguntas posteriores, aunque en la última respuesta relativa asimismo a la indemnización al ex tesorero se le oyó una exclusiva alusión al "señor Bárcenas". Respecto al acta notarial que éste habría levantado sobre la relación de donantes y perceptores de los fondos del Partido Popular, Cospedal aseguró no poder "contestar a lo que no he hecho" y remitió al propio Bárcenas para que se le preguntase. "El PP está muy tranquilo", aseguró la dirigente del partido en presencia de sus tres vicesecretarios generales (Carlos Floriano, Esteban González Pons y Javier Arenas), e insistió por activa y por pasiva en que no hay intento de "chantaje" al PP y al presidente Rajoy, entre otras cosas, porque "no hay con qué chantejear".

En la rueda de prensa, Cospedal quiso hacer pública con especial énfasis la dificultad que está teniendo el PP para encontrar una empresa que le haga la auditoría externa y que "quiera entrar en un partido", algo que relacionó con el mismo papel que, desde el ámbito público, realiza el Tribunal de Cuentas.