Público
Público

El PSOE andaluz reivindica a Valenciano en la Eurocámara frente al “ninguneo” de Ferraz

Dirigentes de otras federaciones estudian impulsar la candidatura de la eurodiputada ante el Comité Federal a través del derecho de iniciativa política de la militancia del recién estrenado reglamento

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 3

Elena Valenciano y Susana Díaz, durante un acto en Málaga en la campaña de las elecciones europeas. EFE

El PSOE de Andalucía, la federación más potente de los socialistas, se ha inhibido en el áspero debate interno sobre los nuevos reglamentos del partido, que blindan al secretario general en detrimento de los barones territoriales. En cambio, algunos dirigentes de la ejecutiva regional han decidido visibilizar su malestar por el “ninguneo” con el que la dirección federal de Pedro Sánchez está tratando a la eurodiputada Elena Valenciano, descartada como candidata a presidir el Grupo de los Socialistas Europeos en las elecciones de 2019.

La federación que dirige Susana Díaz no ha ocultado su indignación por el “vacío” que Ferraz le ha hecho a Valenciano. Varias fuentes de la ejecutiva regional consideran “surrealista” que la que fuera número dos del PSOE y mano derecha de Alfredo Pérez Rubalcaba “tenga más apoyos de los socialistas europeos que de su propio partido en España”, y consideran que Pedro Sánchez quiere desplazar a Valenciano como “castigo” por su apoyo a Susana Díaz en las primarias a la secretaría general del partido.

El portavoz del grupo socialista en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, ha escrito en su cuenta de Twitter: “Orgulloso de que una parte amplísima del Grupo Socialista del Parlamento Europeo haya pensado en Elena Valenciano para que sea su Presidenta. Felicidades compañera por tu liderazgo”.

La secretaria general del PSOE de Sevilla y amiga personal de Díaz, Verónica Pérez, también ha brindado su apoyo a la eurodiputada en las redes sociales. “Mujer de mujeres, luchadora inagotable, feminista convencida y gran socialista. No me extraña que muchos pensaran en ella para presidir el grupo parlamentario europeo”, escribe Pérez, bajo una foto de ella junto a Valenciano en Bruselas.

Otros dirigentes socialistas y miembros del Gobierno andaluz comparten este criterio, aunque oficialmente la dirección del PSOE andaluz ha querido separar las “manifestaciones personales” de sus miembros de su “posición oficial”, “que nunca va a interferir en las competencias exclusivas de Ferraz”, como la designación de los candidatos a las elecciones europeas.

El malestar en el seno del PSOE andaluz por el trato de la dirección federal a Valenciano no es un hecho aislado. Según ha sabido Público, varios dirigentes socialistas de distintas federaciones (aunque la idea parte de Madrid, agrupación donde milita Valenciano) estudian acudir al nuevo reglamento aprobado el pasado fin de semana por el Comité Federal y utilizar el derecho de iniciativa política de la militancia para plantear la candidatura de la eurodiputada a presidir el Grupo Socialista en Bruselas, y que el asunto se discuta en los órganos de dirección del PSOE.

Para ello, sería necesario recoger el 20% de firmas del censo del partido, lo que tendría más que fácil con el apoyo de PSOE de Andalucía (que representa al 25% de la militancia), aunque Valenciano tiene también respaldo en otras federaciones. De hecho, ya se están sondeando apoyos y se da por seguro que se podría superar dicho porcentaje con relativa facilidad.

De momento, la movilización sigue internamente y las firmas que está recogiendo la exsenadora Manuela Murias con otras dirigentes asturianas en favor de la candidatura de Valenciano sumaban ya 1.100 rúbricas a primera hora de la mañana, a través de la plataforma digital change.org.

Carmen Calvo e Iratxe García

También desde distintas agrupaciones locales y provinciales (ya lo ha hecho Guadalajara) están ultimando cartas dirigidas al secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, para que reconsideren su negativa a postular a Valenciano en la Eurocámara.

La madrileña, de momento, ha optado por guardar silencio y sigue manteniendo que sólo aspiraría a este puesto si la Ejecutiva Federal la propone, lo que ya parece prácticamente descartado. En Ferraz empieza a pesar el nombre de otras dos mujeres como posible candidatas a encabezar las listas: la ex ministra Carmen Calvo y la también eurodiputada vasca Iratxe García, que desde 2014 preside la Delegación Socialista Española en el Parlamento Europeo.

Las filas en el PSOE están revueltas, sobre todo entre mujeres y colectivos feministas, desde que Ferraz confirmó que no avala la candidatura de Elena Valenciano para presidir el Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas (S&D) en el Parlamento Europeo. El puesto lo ocupa ahora el italiano Gianni Pittela, que previsiblemente tendrá que abandonarlo porque es el candidato socialista en las elecciones generales de su país del próximo 4 de marzo. Este escenario es el que hizo que las miradas apuntaran hacia Valenciano, “muy bien considerada en el seno del S&D”, donde empezó a sonar su nombre para sustituir a Pittela.

Elena Valenciano y Susana Díaz fueron rivales en el convulso 38 Congreso federal del PSOE, celebrado en Sevilla en 2012, y en el que la madrileña apoyó la candidatura de Rubalcaba a la secretaría general, mientras que la sevillana avaló a Carme Chacón, y perdió.

Valenciano fue vicesecretaria general del PSOE de Rubalcaba en el mandato anterior a Sánchez y cabeza de cartel en las elecciones a la Eurocámara en 2014. Su respaldo a Susana Díaz en las primarias ha motivado que Pedro Sánchez prescinda de ella para liderar el Grupo Socialista Europeo en los comicios del año que viene, según fuentes de la federación andaluza. Es la primera vez, desde la derrota de Díaz, que la presidenta de la Junta autoriza a su equipo a “hacer ruido” sobre un asunto orgánico que genera hondas discrepancias con Ferraz.