Publicado: 04.12.2013 10:43 |Actualizado: 04.12.2013 10:43

El PSOE apuesta por comenzar su reconquista en el País Valencià

Los socialistas se vuelcan para arropar al líder valenciano Ximo Puig, en un acto en Madrid al que asisten la mayoría de la Ejecutiva, Susana Díaz, Zapatero y hasta el presidente de la CEOE, Joan Rosell.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Todo comenzó en el País Valencià, según ha asegurado hoy el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. Allí se gestó el grueso de la trama Gürtel, allí se inició la privatización de los servicios públicos y allí se culminó con el cierre de la televisión pública de la comunidad la semana pasada.

Pero según el líder de los socialistas no todo es negativo en la comunidad, porque según él "todo va a seguir comenzando" allí, y también la reconquista del poder por parte de su partido con el cambio de Gobierno en la Generalitat que espera que se produzca en los próximos meses. "El Partido Socialista gobernará para todos los valencianos", ha considerado Rubalcaba.

El PSOE se ha volcado por ello este martes a la hora de arropar al líder de los socialistas valencianos, Ximo Puig, durante un desayuno informativo en Madrid. En el acto ha estado la mayor parte de la Ejecutiva de Rubalcaba, la presidenta de la Junta de Andalucía, la emergente Susana Díaz, el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero o el líder del PSM, Tomás Gómez. Todos para apostar por el cambio en Valencia, algo que vaticinan las encuestas, si bien los sondeos apuntan a que los socialistas no podrán hacerlo en solitario y tendrán que llegar a acuerdos con el resto de la izquierda.

Los casos de corrupción y la gestión de la comunidad han hecho que el PSOE valenciano haya exigido a la Generalitat valenciana que preside Alberto Fabra que adelante las elecciones y las convoque en la misma fecha que las europeas, previstas para mayo. Eso ha hecho que Puig haya pedido a la dirección de su partido adelantar las primarias para dar con el candidato que aspirará alcanzar el Govern 18 años después. Él ya ha anunciado que se presentará y a juzgar por el fuerte respaldo que ha recibido hoy en Madrid, cuenta con el apoyo de la mayoría del partido. 

Sin mostrar su adhesión explícita a la candidatura de Puig, Rubalcaba sí ha querido destacar su trayectoria. El líder del PSOE ha ensalzado "biografía integradora" del socialista valenciano, que es periodista y político, y que ha sido alcalde de Morella durante 17 años, lo cual "es una escuela fantástica", porque representa "la política cercana a los ciudadanos".

Le ha calificado, además, como "un hombre de consenso" y ha asegurado que los socialistas valencianos "tuvieron un gran éxito" cuando le eligieron como líder, porque el País Valencià es una comunidad "que lo está pasando muy mal" y necesita "mucho consenso" y "políticos que sean capaces de sumar, de unir, de hacer proyectos comunes".

Puig, por su parte, no se ha atrevido a vaticinar un escenario de alianzas para poder gobernar la región, si bien ha apostado por hacer los "pactos de la Generalitat" como en su día se hicieron los de la Moncloa, ante la situación de emergencia que vive la comunidad. "Desatascar esta situación de atasco monumental exige un cambio", ha recalcado el líder de los socialistas valencianos. "Lo único que cuadra es trabajar por un futuro distinto", ha rematado.

Su discurso lo ha pronunciado delante de la plana mayor de su partido pero también de personalidades con mucho poder en el conjunto del Estado y en el propio País Valencià. Allí estaba, entre otros, el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Joan Rosell.